EL ÚLTIMO DISCURSO DEL PROFETA MUHAMMAD (S.A.S.)

Categoría: Zawiya

caligrafia 45

“Oh pueblo, prestadme atención, ya que no sé si después este año, estaré entre vosotros de nuevo. Por lo tanto escuchad lo que os digo con mucha atención y llevad estas palabras a los que no pudieron estar presentes aquí hoy.


Vosotros, que consideráis este mes, este día, y esta ciudad como Sagrados, entonces considerad la vida y las propiedades de cada Musulmán como una bien sagrado. Devolvedle los bienes confiados a sus dueños legítimos. No dañéis a nadie para que nadie pueda dañaros. Recordad que en realidad encontrareis a vuestro SEÑOR, y que ÉL de verdad tendrá en cuenta vuestros hechos. ALLAH ha prohibido que practiquéis la usura, por lo tanto se renunciará a toda obligación de interés de aquí en adelante. Tened cuidado de Shaytan, por la seguridad de vuestro Din. Él ha perdido toda la esperanza de que él alguna vez sea capaz de conduciros a grandes cosas, así que tened cuidado de no seguirle en las cosas pequeñas.


Es cierto que tenéis ciertos derechos con respeto a vuestras mujeres, pero ellas también tienen derechos sobre vosotros. Si ellas cumplen con su derecho entonces les pertenece el derecho de ser alimentadas y vestidas sin egoísmo. Realmente tratad bien a vuestras mujeres y sed amables con ellas ya que son vuestras compañeras y apoyo. Y es vuestro derecho el que no traben amistad con alguien al que no aprobáis, así como que nunca cometan adulterio.
Escuchadme, amad a ALLAH, haced vuestro cinco Saltas, ayunad durante el mes de Ramadán, y compartid vuestra riqueza con el Zakat. Realizad Hayy si podéis permitíroslo. Sabéis que cada Musulmán es el hermano de otro Musulmán. Sois todos iguales. Nadie es superior a otro excepto por su Ibada y sus buenas acciones. Recordad, llegará el día en que os presentareis ante ALLAH y responderéis de vuestros hechos. Tened cuidado, no os apartéis del camino de la honradez después de que yo me haya ido.


Ningún profeta o apóstol vendrá después de mí y ningún nuevo Din nacerá. Por tanto, razonad bien, y entended las palabras que os estoy transmitiendo.


Os lego dos cosas, el Corán y mi ejemplo en la Sunnah y si seguís estas guías nunca perderéis vuestro camino. Todos los que me escuchan pasarán mis palabras a otros y aquellos, a otros a su vez; y puede que los últimos sean capaces de entender mis palabras mejor que los que me escuchan directamente. Allah, se mi testigo de que he llevado Tu mensaje a Tu gente."