ISLAM Y AL-ANDALUS

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

En islamyal-andalus.es usamos cookies

Islamyal-andalus.es utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web. Estamos haciendo todo lo posible por facilitar el uso de dichas cookies, así como su gestión y control al utilizar nuestros servicios.

¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños archivos de texto que se almacenan en el dispositivo del usuario de Internet al visitar una página web. Es el operador del sitio web el que determina qué tipo de información contiene dicha cookie y cuál es su propósito, pudiendo además ser utilizada por el servidor web cada vez que visite dicha web. Se utilizan las cookies para ahorrar tiempo y hacer la experiencia de navegación web mucho más eficiente. No obstante, pueden ser usadas con varios propósitos diferentes que van desde recordar la información de inicio de sesión o lo que contiene su pedido de compra.

Existen una gran cantidad de guías en las que se explica lo que son las cookies, y para qué se utilizan. Pro nuestra parte, les explicaremos cómo afectan estas cookies a la página web de webexpertia, pero en el caso de que necesite más información al respecto, eche un vistazo a estas páginas:

¿Cómo utiliza webexpertia las cookies?

webexpertia tan solo utilizará las cookies que Usted nos deje utilizar. Podrá controlar sus cookies a través de su navegador. Podrá encontrar más información al respecto más adelante. Hemos utilizado algunas de las guías existentes para clasificar las cookies que usamos en varios grupos:

  1. Cookies de Rendimiento
  2. Cookies Funcionales
  3. Cookies de Marketing

A continuación encontrará más información sobre cada uno de estos tipos de cookies.

1. Cookies de Rendimiento

Se trata de cookies que recogen información sobre cómo utiliza el sitio web (por ejemplo, las páginas que visita o si se produce algún error) y que también ayudan a webexpertia a la localización y solución de problemas del sitio web. Toda la información recogida en las mismas es totalmente anónima y nos ayuda a entender cómo funciona nuestro sitio, realizando las mejoras oportunas para facilitar su navegación.

Dichas cookies permitirán:

  • Que Usted navegue por el sitio
  • Que webexpertia recompile información sobre cómo utiliza Usted la página web, para así entender la usabilidad del sitio, y ayudarnos a implementar las mejoras necesarias. Estas cookies no recogerán ninguna información sobre Usted que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de sus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.

2. Cookies Funcionales

Nuestro propósito con estas cookies no es otro que mejorar la experiencia de los usuarios de webexpertia. Podrá rechazar en cualquier momento el uso de dichas cookies. webexpertia utiliza estas cookies para recordar ciertos parámetros de configuración o para proporcionar ciertos servicios o mensajes que pueden llegar a mejorar su experiencia en nuestro sitio. Por ejemplo, recuerdan el país o el idioma que ha seleccionado al visitar las páginas, y no se utilizan con fines de marketing.

Dichas cookies permitirán:

  • Recordar sus datos de inicio de sesión como cliente al volver a la página

Estas cookies no recogerán ninguna información sobre Usted que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de sus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.

3. Cookies de Marketing

Dichas cookies son gestionadas por terceros, con lo que podrá utilizar las herramientas de éstos para restringir el uso de estas cookies. Algunas de las cookies se utilizan para enlazar a otras páginas web que proporcionan ciertos servicios a webexpertia, como puede ser el caso de Facebook, Twitter o Google. Algunas de estas cookies modificarán los anuncios de otras webs para adaptarlos a sus preferencias.

Estas cookies permitirán:

  • Enlazar con redes sociales
  • Pasar información sobre su visita a la página de webexpertia para adaptar anuncios en otras páginas.

Además de aceptar o rechazar el uso de ciertas cookies a través de la página web de webexpertia, también podrá gestionarlas haciendo uso de la configuración de su navegador.

Aquí tiene una fuente de información sobre cómo llevar a cabo dicho proceso: http://www.allaboutcookies.org/manage-cookies/

Tan solo leeremos o escribiremos cookies acerca de sus preferencias. Aquellas que hayan sido instaladas antes de modificar la configuración permanecerán en su ordenador y podrá borrarlas haciendo uso de las opciones de configuración de su navegador.

Allah (s.w.t.) dijo: "El mes de Ramadán  fue en el que el Corán fue revelado, una guía para la humanidad y pruebas claras para la guía del criterio entre lo correcto y lo incorrecto. Así que cualquiera de vosotros que vea el Creciente durante el mes de Ramadán, debe ayunar ese mes." (al-Baqara 2:185)

 

Por YAHIA FELICES

El Mensajero de Allah, dijo:

"El Islam se apoya en cinco pilares: Testificar que nadie tiene el derecho a ser adorado excepto Allah y que Mohammad es el Mensajero de Allah, realizar el Salat, dar el Zakat, realizar Hayy,  y ayunar en Ramadán".

Él (s.a.s.) dijo:

"Para tí ha llegado Ramadán, un mes bendito en que Allah ha hecho obligatorio ayunar. Durante él se abren las verjas del Paraíso y las verjas del Infierno están cerradas, y los diablos rebeldes son encadenados. En él hay una noche (Lailatul-Qadr) qué es mejor que mil meses. Aquel que se priva  realmente se ha privado de sus cosas agradables."

De las muchas lecciones importantes que se pueden aprender del ayuno, destacamos:

1. Ganar Taqwa

El ayuno se ha legislado  para que nosotros podamos ganar el taqwa, como Allah (s.w.t.) dijo: "¡O tu qué crees! El ayuno es un deber para tí, como deber fue para aquéllos anteriores a ti de tal forma que puedas lograr el taqwaa." (al-Baqarah 2:183)

Talq ibn Habib (d. 100H) (r.a.a.) dijo:

"Cuando la fitnah (la prueba y  la tribulación) aparece entonces extínguelo con el taqwa." Cuando se le preguntó para que era el taqwa, él contestó: "Taqwa es para actuar en la obediencia a Allah, seguir la luz (es decir el iman,) de Allah, confiar en la Misericordia de Allah. El taqwa es abandonar los actos de desobediencia a Allah, por respeto a Allah.

Ésta es una de las definiciones más buenas de taqwa. Para cada acción debe haber un punto de partida y una meta. Y una acción no será considerada como un acto de obediencia, o proximidad a Allah, a menos que emane del puro Imán (abandonarse a Allah). Por consiguiente es el puro Imán, y no hábitos, deseos, ni la búsqueda de alabanzas o fama, lo que debe  iniciar la acción. Y el objetivo de la acción debe ser ganar la recompensa de Allah y buscar Su placer". Ayunar  es un medio de lograr el taqwa, ya que ayuda a prevenir de muchas faltas a las que uno es propenso. Debido a esto, el Profeta (s.a.s.) dijo: "Ayunar es un escudo con el que el sirviente se protege del Fuego." Así que nosotros deberíamos preguntarnos, después de cada día de ayuno: ¿Este ayuno nos ha hecho más respetuosos y obedientes de Allah? ¿Nos ha ayudado a  distanciarnos de las faltas y desobediencia?

2. Buscar la Proximidad a Allah:

El  Profeta (s.a.s.) dijo:

"Allah dijo: Cualquiera que muestre enemistad a un amigo Mío, entraré en  guerra con él. Mi siervo no trae cerca de mí nada más apreciado por mí que las obligaciones que yo he puesto sobre él. Mi siervo se acerca más a mí con las acciones que ha realizado por su voluntad para que yo lo amara más."

El Profeta (s.a.s.) dijo:

"A cualquiera que llegue el mes de Ramadán y no tenga sus faltas perdonadas, y así entre en el fuego, entonces Allah puede alejarlo."

Así que acercarse a Allah (s.w.t.) en este mes bendito, puede lograrse cumpliendo  los deberes obligatorios; y también recitando el Corán y reflexionando sobre su significado, aumentando bondad y otorgando caridad, haciendo el du´a (Invocación) a Allah, asistiendo al Salat tarawih, buscando Lailatul-Qadr (la Noche del Poder y del Destino), una noche más buena que mil meses, asistiendo a las reuniones donde se transmita conocimiento, y esforzándose en esas acciones que harán  que el corazón se acerque más a su Señor y ganar así Su perdón. Nuestro nivel de esfuerzo en este mes bendito debe ser mayor que nuestro esfuerzo por rendir culto a Allah en cualquier otro mes, debido a la excelencia y premios que Allah ha puesto en él. Otros de los grandes medios para acercarse a Allah en este mes es haciendo I`tikaaf (el aislamiento en la mezquita para entregarse a Allah) para cualquiera que tenga la posibilidad.

Imán ibn al-Qayyim (d. 751H) (r.a.a.) dijo:

"Allah también prescribió I`tikaaf para ellos, siendo el objetivo que el corazón se vuelque totalmente hacia Allah y se concentre en Él solo, y rompa las preocupaciones hacia el resto de la creación. De tal forma, el corazón sólo está lleno de Allah (s.w.t.), así que amándolo, recordándolo, y volviéndose a Él ocupa el lugar de todas las preocupaciones y ansiedades del corazón. Como recompensa todo esto nos prepara para estar en paz con Allah (s.w.t.) el día en que llegue la soledad de la tumba, cuando no habrá nadie más para dar consuelo, ni solaz, excepto Él. Así que ésta es la meta mayor del I`tikaaf.

3. Adquirir Paciencia

El Imam Ahmed (d.241H) (r.a.a.) dijo:

"Allah ha mencionado el sabr (paciencia) en más de noventa ocasiones en Su Libro."

El Profeta (s.a.s.) dijo:

"El mes de la Paciencia, y los tres días de todos los meses, es momento de ayuno"

Ibn ` Abdul-Barr (d.464H) (r.a.a.) dijo:

“Lo que se entiende por el mes de la Paciencia es el mes de Ramadán, así que al ayuno se le llama paciencia porque refrena el alma de los deseos de beber, comer y del deseo sexual".

Ayunar es así un medio de aprender autocontrol y paciencia. Con paciencia podemos fortalecer nuestra resolución de entregarnos sólo a Allah, con sinceridad, y también protegernos de los altibajos de la vida. Así, por ejemplo  con paciencia nosotros podemos realizar nuestro Salat tranquila y correctamente, sin ser apresurados. Con paciencia podemos refrenar nuestras almas ante la codicia y tacañería y así dar parte de nuestra riqueza sobrante en Zakat. Con paciencia podemos dominar nuestro temperamento, y así soportar las pruebas y penalidades del Hayy. Igualmente, con paciencia podemos emprender nuestros RIAD (esfuerzo). Allah (s.w.t.) dijo: ¡Oh, Profeta! ", ínsta a los Creyentes que luchen. Si hay cien que son pacientes, superarán a doscientos; y si hay mil, superarán a dos mil, con el permiso de Allah. Y Allah está con los pacientes. (al-Anfaal 8:65-66).

Así, sin el conocimiento ni la paciencia, nada permanece, excepto los celos y las emociones desenfrenadas, gritos y eslóganes sin sustancia, discursos que no fortalecen, sino que debilitan, y acciones que no construyen, sino que destruyen. Por consiguiente, durante este mes debemos esforzarnos por desarrollar una resolución firme para realizar actos de nobleza, y para adornarnos con paciencia, teniendo la certeza, según nuestro  Mensajero (s.a.s.) de que: "Y sabed que la victoria viene con paciencia, el alivio con la aflicción, y el respiro con la penalidad."

4. Cultivar los Buenos Modales:

El Profeta (s.a.s.) dijo:

"Cualquiera que no abandone la falsedad en el discurso y la acción, entonces Allah el Todopoderoso no necesita que él deje de comer y de beber."

También dijo:

"Ayunar no es abstenerse meramente de comer y beber. Más bien, es abstenerse del discurso ignorante e indecente. Así que si cualquiera abusa o se comporta de manera ignorante contigo, entonces di: Estoy ayunando, estoy ayunando."

Estas narraciones apuntan hacia la importancia de la sinceridad y los buenos modales. Así, este mes bendito no sólo nos enseña a abstenernos de la comida y bebida, sino también abstenerse de tales declaraciones y acciones que puedan ser causa de daño a las personas y violar sus derechos, porque el Mensajero (s.a.s.)dijo al describir al verdadero Mu´min: "Un musulmán es uno de quien otros musulmanes están seguros de su lengua y su mano." Así está en nosotros como individuos, examinar las limitaciones en nuestro carácter, y buscar métodos para modelarlo mejor, teniendo como modelo el carácter que tenía el último de los Profetas, Mohammad (s.a.s.) referido a la excelencia que el mencionó cuando dijo: "Soy garante de una morada en las faldas del Paraíso para cualquiera que deje la discusión, aun cuando esté en su derecho; y una casa en el centro del Paraíso para todo aquel que abandone la falsedad, incluso al hablar en broma; y una casa en lo más alto del Paraíso para el que haga bueno su carácter. Así al huir de la opresión, la inmodestia, el odio desbordado la maledicencia, la calumniando, y otros tipos de falsedad,  podemos salvarnos de ver anulados los beneficios de nuestro ayuno. Como dijo el Profeta: "Puede ser que una persona no reciba nada de su ayuno, excepto hambre y sed".

5. Tomar conciencia de la Unidad de los musulmanes.

El Profeta (s.a.s.) dijo:

"Ayunan cuando todos ayunan, rompen su ayuno cuando lo rompen los demás, y sacrifican el día que en que sacrifican los demás."

El Imam at-Tirmidhi (d. 275H) (r.a.a.) dijo:

"Algunas de las Personas de Conocimiento explicaron este hadiz diciendo: Su significado es ayunar y romper el ayuno junto con su Yama’a y la mayoría de las personas."

Así, en este mes bendito nosotros podemos darnos cuenta de un sentimiento de unidad y de ser una sola Umma debido a nuestro ayuno y al romper nuestro ayuno colectivamente. También sentimos un conocimiento superior sobre el estado general de los musulmanes y de las penalidades que soportan, porque: "Durante el ayuno, uno percibe y experimenta lo que sus hermanos y hermanas necesitados y hambrientos sienten, como ocurre hoy a muchos de los musulmanes en África." De hecho, la unidad de los musulmanes y la ayuda entre si es uno de los grandes principios en que se basa el Islam, como Allah (s.w.t.) dijo: "Y aferraos al pacto de Allah todos juntos y sin dividiros." (Aal ` Imraan 3:103). Allah (s.w.t.) también dijo: "Los Creyentes, los hombres y mujeres, y amigos y protectores  entre si." (al-Tawbah 9:44)

Shaysh-Islam Ibn Taymiyyah (d.728H) (r.a.a.) dijo: "El bienestar de las personas no será completo ni en este mundo, ni en el venidero sin el ijtima ` (la colectividad), sin ta`awun (la cooperación mutua), y sin tanassur (la ayuda mutua); la cooperación mutua  para afianzar los beneficios, y la ayuda mutua para guardarnos del daño. Es por esta razón que se dice que el hombre es social y civil por naturaleza."

Así vemos como el Islam pone gran énfasis en reunir los corazones y alentar el ijtima (la colectividad). Esto no sólo se refleja en el mes de Ramadán, sino también en todos las otras prácticas del Islam. Por ejemplo, el mismo Profeta nos dice que lo ideal es realizar los cinco Salats diarios en  congregación, y que se obtienen veintisiete veces los beneficios de hacerlo individualmente. Igualmente, este espíritu colectivo se demuestra en el acto del Hayy (la Peregrinación). Incluso en el aprendizaje del conocimiento y del estudio, se han puesto bendiciones en hacerlo de forma colectiva, igualmente, incluso en nuestras acciones cotidianas como el comer, el Islam nos enseña colectividad. Así, cuando algunos de los Compañeros del Profeta (s.a.s.) le dijeron: Oh, Mensajero de Allah, nosotros comemos pero no quedamos satisfechos, él contestó: "¿Quizá coméis individualmente?” Ellos contestaron: ¡Sí! Así que él dijo: "Comed colectivamente y mencionad el nombre de Allah. Habrá bendiciones entonces para vosotros."

De hecho, incluso en la etiqueta al sentarse el espíritu de colectividad se demuestra. Así, un día el Profeta (s.a.s.) se encontró con que los Compañeros se estaban sentando en círculos separados, por lo que él les dijo: "¿Por qué os veo sentados separados?"

Así, Ramadán es un tiempo para aumentar nuestro sentido de unidad y hermandad, y nuestro compromiso con Allah y Su Din. Y no hay ninguna duda que este sentido de unidad hace necesario eso: "Nosotros trabajamos juntos como  requiere el Islam, como hermanos sinceros, sin intolerancia ni sectarismo, para comprender que lo que es de beneficio para la Umma Islámica es  beneficioso para toda la Tierra."

Debemos examinarnos durante el Ramadán y debemos preguntarnos: ¿Cuál es mi papel, y cada uno de nosotros tiene un papel, en la ayuda para que esta maravillosa Umma  recobre su honor, y se le devuelve su unidad y su fuerza, y la victoria que se le ha prometido? Igualmente, debemos reflexionar sobre nuestro carácter y acciones y  preguntarnos: ¿Están ellos ayudando al proceso de unidad y hermandad, o son un daño y un estorbo para él?

Así que nosotros le pedimos a Allah que nos conceda la habilidad de cambiar a mejor, durante este mes bendito, para no ser de aquéllos que se ven privados de Su Rahma y bondád . De hecho Él es el que Oye y Él es el Único que responde.