ISLAM Y AL-ANDALUS

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

En islamyal-andalus.es usamos cookies

Islamyal-andalus.es utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web. Estamos haciendo todo lo posible por facilitar el uso de dichas cookies, así como su gestión y control al utilizar nuestros servicios.

¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños archivos de texto que se almacenan en el dispositivo del usuario de Internet al visitar una página web. Es el operador del sitio web el que determina qué tipo de información contiene dicha cookie y cuál es su propósito, pudiendo además ser utilizada por el servidor web cada vez que visite dicha web. Se utilizan las cookies para ahorrar tiempo y hacer la experiencia de navegación web mucho más eficiente. No obstante, pueden ser usadas con varios propósitos diferentes que van desde recordar la información de inicio de sesión o lo que contiene su pedido de compra.

Existen una gran cantidad de guías en las que se explica lo que son las cookies, y para qué se utilizan. Pro nuestra parte, les explicaremos cómo afectan estas cookies a la página web de webexpertia, pero en el caso de que necesite más información al respecto, eche un vistazo a estas páginas:

¿Cómo utiliza webexpertia las cookies?

webexpertia tan solo utilizará las cookies que Usted nos deje utilizar. Podrá controlar sus cookies a través de su navegador. Podrá encontrar más información al respecto más adelante. Hemos utilizado algunas de las guías existentes para clasificar las cookies que usamos en varios grupos:

  1. Cookies de Rendimiento
  2. Cookies Funcionales
  3. Cookies de Marketing

A continuación encontrará más información sobre cada uno de estos tipos de cookies.

1. Cookies de Rendimiento

Se trata de cookies que recogen información sobre cómo utiliza el sitio web (por ejemplo, las páginas que visita o si se produce algún error) y que también ayudan a webexpertia a la localización y solución de problemas del sitio web. Toda la información recogida en las mismas es totalmente anónima y nos ayuda a entender cómo funciona nuestro sitio, realizando las mejoras oportunas para facilitar su navegación.

Dichas cookies permitirán:

  • Que Usted navegue por el sitio
  • Que webexpertia recompile información sobre cómo utiliza Usted la página web, para así entender la usabilidad del sitio, y ayudarnos a implementar las mejoras necesarias. Estas cookies no recogerán ninguna información sobre Usted que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de sus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.

2. Cookies Funcionales

Nuestro propósito con estas cookies no es otro que mejorar la experiencia de los usuarios de webexpertia. Podrá rechazar en cualquier momento el uso de dichas cookies. webexpertia utiliza estas cookies para recordar ciertos parámetros de configuración o para proporcionar ciertos servicios o mensajes que pueden llegar a mejorar su experiencia en nuestro sitio. Por ejemplo, recuerdan el país o el idioma que ha seleccionado al visitar las páginas, y no se utilizan con fines de marketing.

Dichas cookies permitirán:

  • Recordar sus datos de inicio de sesión como cliente al volver a la página

Estas cookies no recogerán ninguna información sobre Usted que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de sus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.

3. Cookies de Marketing

Dichas cookies son gestionadas por terceros, con lo que podrá utilizar las herramientas de éstos para restringir el uso de estas cookies. Algunas de las cookies se utilizan para enlazar a otras páginas web que proporcionan ciertos servicios a webexpertia, como puede ser el caso de Facebook, Twitter o Google. Algunas de estas cookies modificarán los anuncios de otras webs para adaptarlos a sus preferencias.

Estas cookies permitirán:

  • Enlazar con redes sociales
  • Pasar información sobre su visita a la página de webexpertia para adaptar anuncios en otras páginas.

Además de aceptar o rechazar el uso de ciertas cookies a través de la página web de webexpertia, también podrá gestionarlas haciendo uso de la configuración de su navegador.

Aquí tiene una fuente de información sobre cómo llevar a cabo dicho proceso: http://www.allaboutcookies.org/manage-cookies/

Tan solo leeremos o escribiremos cookies acerca de sus preferencias. Aquellas que hayan sido instaladas antes de modificar la configuración permanecerán en su ordenador y podrá borrarlas haciendo uso de las opciones de configuración de su navegador.

Abu Umâmah (r.a.a.) relató: "Dije: Óh, Mensajero de Allah, dime una acción por la que yo puedo entrar en el Paraíso. Él dijo: Ayunar, no hay nada como eso."

Abd Karim Farkhani

En este hadiz, el Profeta (s.a.s.) singularizó el ayuno cuando se le preguntó por un hecho que lleva a su hacedor al mejor de los premios, el Paraíso. Este hecho solo es suficiente para que nosotros entendamos la grandeza de ayunar.

Pero el mero conocimiento de la importancia, no es bastante para un musulmán para lograr el placer de Allah (s.w.t.) y por consiguiente, in shaa’Allah, su gran recompensa.

De hecho, el Profeta (s.a.s.) ha dicho: "Quizás una persona que ayune no recibirá nada de su ayuno excepto hambre y sed." Este hadiz debe llamar nuestra atención sobre el ayuno y debe aumentar nuestro deseo de realizar esta Ibada con la mejor intención  y de acuerdo con la Sunna del Profeta (s.a.s.).

El primer paso para un musulmán es comprender  el hecho de que el ayuno del mes de Ramadán es obligatorio y que Allah (s.w.t.) así lo ha prescrito en Su Libro:

"Ayunar es obligatorio para ti, como lo fue para aquéllos antes que tu, para que así puedes lograr el taqwa." (2:183)

Así Allah (s.w.t.) nos enseña que el Ayuno es una obligación y un medio para lograr el taqwa  qué aumenta los valores del musulmán ante Allah (s.w.t.):

"Los más honrados por Allah entre vosotros son los mejores en el taqwa." (49:13)

Además, nosotros debemos comprender las palabras del Profeta (s.a.s.) en las que nos dice que Allah (s.w.t.) dijo: "Los hechos más queridos con los que mi siervo se acerca a mí son los hechos obligatorios.

Las virtudes del Ayuno como son mencionadas en el Corán y la  Sunna

- El premio por ayunar es inmenso, como se menciona en el Hadiz siguiente:   "A cada acción del hijo de Adán le corresponde una recompensa, cada hecho bueno se recompensa como setecientos. Allah dijo: “salvo ayunar, ya que es para  mí y yo lo recompensaré, él abandona sus deseos y su comida por mí.” Para la persona que ayuna hay dos momentos de alegría; uno cuando rompe su ayuno y un tiempo de alegría cuando se encuentra con su Señor, y el olor que viene de la boca de la persona que ayuna es mejor para Allah que el olor del almizcle." (Al-Bujari).

También, Sahl Ibn Sa`d relató que el Profeta (s.a.s.) dijo: “Hay  una verja del Paraíso llamada Ar-Rayyaan. En el día de Resurrección aquéllos que hubiesen ayunado entrarán a través de ella; nadie entrará salvo ellos, y cuando hayan entrado, se cerrará para que nadie entre, y todo aquel que entre beberá y el que haya bebido nunca sentirá sed.”

- En el Día de Juicio, "El Acto de ayunar dirá: Óh Mi Señor yo lo aparté de la comida y de los deseos así que acepta mi intercesión por él." (Ahmed, Al-Hakim y Abu Nu'aim, Hasan)

- Ayunar es un medio para que las faltas sean expiadas. El Profeta (s.a.s.) dijo: "Él que ayuna en Ramadán, por su Imán y esperando el premio de Allah, tendrá sus faltas pasadas expiadas." (Al-Bujari)

- La súplica de la persona que ayuna obtiene respuesta: “Hay en el mes de Ramadán en todos los días y noches gentes a quienes Allah les garantiza la salvación del Fuego, y hay para cada musulmán una súplica que puede hacer y que se concederá." (Al-Bazzaar, Ahmed y Sahih]

- Ayunar es una expiación para las faltas cometidas, como se menciona en el Corán en las ayas: 2:196, 4:92, 5:89, 5:95 y 58:3-4.

- La persona que ayuna estará entre los verdaderos seguidores de los profetas y los mártires: Amr ibn Murrah al-Juhani (r.a.a.) dijo: "Un hombre vino al Profeta (s.a.s.) y dijo: '¡Oh, Mensajero de Allah!, ¿qué pasa si yo doy testimonio de que nadie tiene derecho a que se le rinda servidumbre si no Allah y que tu eres el Mensajero de Allah, y observo los cinco salats diarios, yo pago el zakat, ayuno y cumplo ibada en Ramadán, entonces entre quien estaré? Él dijo: 'Entre los verdaderos seguidores de los profetas y los mártires." (Ibn Hibban)

- Ayunar es un escudo contra los bajos deseos, como el Profeta (s.a.s.) dijo a los jóvenes: “Jóvenes, cualquiera entre vosotros que pueda casarse que lo haga, ya que refrena los ojos y protege las partes privadas, y él que no pueda, que ayune porque es un escudo para él." (Al-Bujari)

Una vez que hemos comprendido la grandeza de ayunar y a que logros conduce, debemos poner todos nuestros esfuerzos en realizar el ayuno de la mejor manera posible. Y ya que ayunar es ibada, debe hacerse solamente para la causa de Allah (s.w.t.), y ninguna otra intención se acepta, que no sea agradar a Allah (s.w.t.) y  someterse a EL con toda la sinceridad. Sin una intención correcta, ningún hecho tiene  valor en el Más Allá. Nosotros los musulmanes constantemente debemos verificar nuestras intenciones y considerar por qué realizamos el ayuno. ¿Lo hacemos  meramente porque es la práctica de nuestros padres y amigos, lo hacemos porque es parte de nuestra tradición, o quizás porque no queremos tener problemas con nuestro ambiente familiar? Un musulmán que comprende que sólo se debe a Allah (s.w.t.), y que Él (S.w.t.) es el único que concede, no será de aquéllos a los que el Profeta (s.a.s.) ha aludido en el Hadiz: "En el Día de Juicio, será anunciado, “Todo el que haya realizado cualquier acto para otro que no sea Allah puede buscar su premio de la persona para quien realizó dicho acto" [Sahih Al-Jami].

Aspectos y Reglas relacionadas con el ayuno.

- Para el ayuno obligatorio en el mes de Ramadán, es necesaria la intención de ayunar antes de Fajr.

- El ayuno se realiza entre el tiempo del Verdadero Fajr y el momento en que se ve que el sol se ha puesto.

- El intervalo entre el fin de suhur (la comida anterior al alba) y el comienzo del salat obligatorio es intervalo suficiente para recitar cincuenta Ayas, como fue indicado por el Profeta (s.a.s.).

- Hacer la comida del suhur otorga muchas bendiciones y el Profeta (s.a.s.) pidió que lo hiciéramos, nos recomendó no dejarla y nos dijo que tomáramos el suhur para hacer una distinción entre nuestro ayuno y el ayuno de las Gentes del Libro.

- La falsedad, el discurso ignorante e indecente ha de ser evitado ya que harán vano nuestro ayuno.

- Una persona puede empezar el ayuno estando en Janabah (el estado mayor de impureza que requiere el baño debido a una relación sexual), según explica Sahih Al-Bujari.

- El uso de Siwaak (palillo de dientes) se permite. Igualmente se permite lavar la boca y la nariz pero intentando no tragar agua.

- El Profeta (s.a.s.) prohibió el beso a los jóvenes mientras están ayunando, mientras que se permite a un hombre viejo, ya que es capaz de controlarse.

- Verter agua sobre la cabeza y tomar un baño no anulan el ayuno.

- Es Sunna del Profeta (s.a.s.) y práctica de sus compañeros romper el ayuno en cuanto el Sol se ponga aun cuando un poco de luminosidad permanezca en el horizonte. Se anima a que los musulmanes se apresuren en la ruptura del ayuno. El Profeta (s.a.s.) dijo: "El Din no dejará de ser más alto si las personas se apresuran para romper el ayuno, ya que los judíos y los Cristianos lo retardan." (Abu Dawud, Ibn Hibban)

- El Profeta (s.a.s.) solía romper su ayuno antes del salat y lo rompía con dátiles frescos, y si no los tenía, con algunos tragos de agua.

- La du´a de la persona que ayuna al romper  su ayuno no se rechaza. El mejor du`â  nos viene dado por el Profeta (s.a.s.). Él decía al romper el ayuno: “Dhahaba-DH-DHama'u wabtallatil- urûqu, wa thabatal ajru inshaa Allah." (La sed se ha ido, las venas se humedecen y el premio es seguro, si Allah quiere.)

- El Profeta dijo: "Él que da comida a una persona para romper su ayuno,  recibirá el mismo premio que él, y en nada se verá reducida la recompensa del que ayuna." Un musulmán que ayuna no debe rechazar la invitación de otro musulmán para romper el ayuno.

- Comer deliberadamente y beber, provocarse el vómito, la menstruación, la sangre del parto, la inyección que contiene nutrientes y la relación sexual anulan el ayuno.

- En cuanto a Lailatul-Qadr, la Noche del Destino, que es mejor que mil meses (ver Sura Qadr (97)), el Profeta (s.a.s.) nos ha dicho: "Buscadla en los últimos diez días, y si uno de vosotros está entonces demasiado débil o incapacitado no dejéis que pierda las últimas siete."

- El Profeta (s.a.s.) solía esforzarse grandemente durante Lailatul-Qadr. Él se pasaba las noches en Ibada, distanciándose de las mujeres y pidiendo a su familia que lo imitarán. Así que cada musulmán debe estar deseoso de hallar Lailatul Qadr con su Imán íntegro para recibir la gran recompensa. Todas sus faltas se verán expiadas.

- El du’â que el Mensajero de Allah (s.a.s.) enseñó a A'isha, (r.a.a.), para decir mientras se busca la Noche del Destino es:

"¡Oh Allah tu eres magnánimo en tu perdón, y amas el perdón, así que perdóname."

- Es Sunna hacer Tarawih en congregación y la que mejor conocía la práctica del Profeta (s.a.s.) por la noche, A'isha, (r.a.a.), dijo: “El Mensajero de Allah no pasaba de once rakas ni en Ramadán, ni fuera de él."

- Todos los que puedan deben aprovecharse del mes de Ramadán y deben realizar I`tikaaf.

- El Zakat al Fitr se prescribe por Allah (s.w.t.) como una purificación para aquéllos que abusaron de la charla ligera e indecente, y para alimentar a los musulmanes pobres en Id al Fitr.

- Por último pero no menos importante, debemos esforzarnos constantemente por nuestra servidumbre y obediencia a Allah (s.w.t.), en Ramadán y después de él.