ISLAM Y AL-ANDALUS

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

En islamyal-andalus.es usamos cookies

Islamyal-andalus.es utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web. Estamos haciendo todo lo posible por facilitar el uso de dichas cookies, así como su gestión y control al utilizar nuestros servicios.

¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños archivos de texto que se almacenan en el dispositivo del usuario de Internet al visitar una página web. Es el operador del sitio web el que determina qué tipo de información contiene dicha cookie y cuál es su propósito, pudiendo además ser utilizada por el servidor web cada vez que visite dicha web. Se utilizan las cookies para ahorrar tiempo y hacer la experiencia de navegación web mucho más eficiente. No obstante, pueden ser usadas con varios propósitos diferentes que van desde recordar la información de inicio de sesión o lo que contiene su pedido de compra.

Existen una gran cantidad de guías en las que se explica lo que son las cookies, y para qué se utilizan. Pro nuestra parte, les explicaremos cómo afectan estas cookies a la página web de webexpertia, pero en el caso de que necesite más información al respecto, eche un vistazo a estas páginas:

¿Cómo utiliza webexpertia las cookies?

webexpertia tan solo utilizará las cookies que Usted nos deje utilizar. Podrá controlar sus cookies a través de su navegador. Podrá encontrar más información al respecto más adelante. Hemos utilizado algunas de las guías existentes para clasificar las cookies que usamos en varios grupos:

  1. Cookies de Rendimiento
  2. Cookies Funcionales
  3. Cookies de Marketing

A continuación encontrará más información sobre cada uno de estos tipos de cookies.

1. Cookies de Rendimiento

Se trata de cookies que recogen información sobre cómo utiliza el sitio web (por ejemplo, las páginas que visita o si se produce algún error) y que también ayudan a webexpertia a la localización y solución de problemas del sitio web. Toda la información recogida en las mismas es totalmente anónima y nos ayuda a entender cómo funciona nuestro sitio, realizando las mejoras oportunas para facilitar su navegación.

Dichas cookies permitirán:

  • Que Usted navegue por el sitio
  • Que webexpertia recompile información sobre cómo utiliza Usted la página web, para así entender la usabilidad del sitio, y ayudarnos a implementar las mejoras necesarias. Estas cookies no recogerán ninguna información sobre Usted que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de sus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.

2. Cookies Funcionales

Nuestro propósito con estas cookies no es otro que mejorar la experiencia de los usuarios de webexpertia. Podrá rechazar en cualquier momento el uso de dichas cookies. webexpertia utiliza estas cookies para recordar ciertos parámetros de configuración o para proporcionar ciertos servicios o mensajes que pueden llegar a mejorar su experiencia en nuestro sitio. Por ejemplo, recuerdan el país o el idioma que ha seleccionado al visitar las páginas, y no se utilizan con fines de marketing.

Dichas cookies permitirán:

  • Recordar sus datos de inicio de sesión como cliente al volver a la página

Estas cookies no recogerán ninguna información sobre Usted que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de sus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.

3. Cookies de Marketing

Dichas cookies son gestionadas por terceros, con lo que podrá utilizar las herramientas de éstos para restringir el uso de estas cookies. Algunas de las cookies se utilizan para enlazar a otras páginas web que proporcionan ciertos servicios a webexpertia, como puede ser el caso de Facebook, Twitter o Google. Algunas de estas cookies modificarán los anuncios de otras webs para adaptarlos a sus preferencias.

Estas cookies permitirán:

  • Enlazar con redes sociales
  • Pasar información sobre su visita a la página de webexpertia para adaptar anuncios en otras páginas.

Además de aceptar o rechazar el uso de ciertas cookies a través de la página web de webexpertia, también podrá gestionarlas haciendo uso de la configuración de su navegador.

Aquí tiene una fuente de información sobre cómo llevar a cabo dicho proceso: http://www.allaboutcookies.org/manage-cookies/

Tan solo leeremos o escribiremos cookies acerca de sus preferencias. Aquellas que hayan sido instaladas antes de modificar la configuración permanecerán en su ordenador y podrá borrarlas haciendo uso de las opciones de configuración de su navegador.

Allah es Más Grande, Allahu Ákbar, y Él está por encima de todo, trascendiéndolo todo, inimaginable,  indelimitable, inconcebible, más allá de todo, infinitamente más allá de todo, Autosuficiente en su Verdad, Rico en su Esencia, Subsistente por Sí Mismo en la exuberancia de su Realidad.


 

 

Primera Parte

al-hámdu lillâh...

Allahu Ákbar, Allahu Ákbar, Allahu Ákbar,... Allahu Ákbar wa lillâhi l-hamd. Allah es Más Grande, y el presentimiento de la Inmensidad es lo único que nos acerca a su magnitud. Allah es Más Grande, y su Grandeza no tiene proporciones. Allah es descorazonador, produce vértigo y trastorna nuestro entendimiento, quiebra todo intento y supera toda reflexión: nada se le asemeja, nada se le opone, y sólo lo intuimos ejercitándonos en comprender que Él siempre es Más Grande que todo lo que podamos pensar, medir, imaginar, intuir o soñar.

Allah es Más Grande, Allahu Ákbar, y Él está por encima de todo, trascendiéndolo todo, inimaginable,  indelimitable, inconcebible, más allá de todo, infinitamente más allá de todo, Autosuficiente en su Verdad, Rico en su Esencia, Subsistente por Sí Mismo en la exuberancia de su Realidad. Y sólo Él es nuestro Señor, sólo Él es nuestro Dueño, y sólo en Sus Manos está nuestro Destino y cada uno de nuestros instantes. Sólo de Él dependemos, sólo a Él estamos sujetos.

Esa Inmensidad desconcertante y creadora es el fundamento de nuestra existencia, el trasfondo de nuestro ser, la hondura de cada uno de nuestros latidos. Esa Grandeza para la que no hay definiciones ni palabras ni imágenes, es la raíz de nuestros momentos, la clave de cada uno de nuestros alientos, y es donde resonamos en la eternidad de su Esencia.

Allahu Ákbar, Allah es Más Grande, y con esta claridad debemos los musulmanes afrontar el mundo y derrotar los ídolos. Allahu Ákbar es la senda de nuestros esfuerzos y la clave de nuestra victoria. Allahu Ákbar es el secreto en el que reside la fuerza y el poder de los musulmanes. Es nuestro talismán y el ungüento y el bálsamo. Allahu Ákbar es provocación, desafío y grito de guerra, y es remanso de paz para el corazón inquieto.

Allahu Ákbar, Allahu Ákbar, Allahu Ákbar,... Allahu Ákbar wa lillâhi l-hamd. Lâ ilâha illâ llâh: no hay más Verdad que Allah, no hay más Fuerza que la de Allah, no hay más Eficacia que la de Allah, que es inconcebible, inimaginable, insustituible, y su realidad lo desborda todo y su Voluntad se impone a todo. Suyos son los Nombres Más Bellos: Él es el Creador, el Poderoso, el Rey, el Refugio, el Destino hacia el que todo se dirige; Él oye y ve, y está por encima de todas las cosas, y su Poder está en todas las cosas y su Saber abarca todas las cosas y las penetra; Él es el Arrogante, el Gigantesco, el Soberano, y es el Misericordioso, el Amante, el Bello, el Disculpador, el que acoge a las criaturas; y Él es el Uno, el Único, el Singular, el que no ha engendrado ni ha sido engendrado, el Señor de los cielos y de la tierra; Él es la Verdad a la que la existencia entera está sometida.

Allah es Más Grande que las palabras que hablan de Él, está por encima de todas las pistas que los seres humanos seguimos para hacernos una idea acerca de Él. Allah es Más Grande que la realidad entera, y nada lo contiene, y ni el espacio ni el tiempo lo condicionan, sino que Él es el Creador del tiempo y el espacio.

Él es el Doblegador y nada lo doblega, ante Él todo se rinde, a Él todo está sometido, Él es la Verdad Absoluta, el Señor de los cielos y de la tierra: “Ése es vuestro Ilâh, y no hay más Ilâh que Él...”.

Allah es el infinito al que el musulmán se lanza, Allah es la eternidad inefable,a la que el musulmán se abandona, es el vértigo al que se asoma. Allah es su Único Señor, el Océano para su espíritu insaciable, es el desafío inquietante que presiente en lo más hondo de sí.

Allah es Inmenso para el musulmán inmenso. Allah es Grande para el musulmán grande. Y es Más Grande cada vez ante él; y entonces él, el musulmán, no deja de crecer, haciéndose gigante... Allahu Ákbar, Allah es Más grande y crece constantemente ante el musulmán, y el musulmán se amplia, ensancha su corazón, agiganta sus horizontes.

Estos son los retos y ante estos abismos nos ha conducido Ramadán para desembocar en la Fiesta de hoy, el ‘Îd.

Rasûlullâh (s.a.s.) nos enseñó que las fiestas de los musulmanes son ocasiones especiales para el Takbîr, para la repetición de la frase Allâhu Ákbar, Allah es Más grande. Las fiestas de los musulmanes son días de la Grandeza de Allah.

Es en las inmensidades de su Señor donde los mûminîn encuentran la alegría, porque el musulmán se siente a sus anchas en la amplitud, no en la estrechez. El auténtico musulmán es el que tiene un corazón grande, no el que lo empobrece. El verdadero musulmán es el que despeja ante sí el mundo, no el que se esconde detrás de muros y fronteras. Musulmán es el que confía en Allah y pierde miedos y recelos, y abandona sospechas y rencores, y deja atrás resentimientos y dudas. Musulmán es el que sabe que Allah es Más Grande, y entonces ya no puede ser confundido ni esclavizado por nada ni por nadie, y entonces todo es luz ante él; la vida y la muerte son luz ante él, y todo está iluminado.

Eso es lo que celebramos hoy, la Grandeza de Allah que tiene como equivalente en cada musulmán la grandeza de su corazón, y descubrirlo es lo que le da sentido a que hoy sea un día de fiesta, de alegría, de expansión de ánimo. Y por ello, este día debe ir precedido de un acto de generosidad, y el ayuno del musulmán no ha quedado completado a menos que entregue el Çakât al-Fitr, dando de lo que tiene al necesitado.

Segunda Parte

al-hámdu lillâh...

Allahu Ákbar, Allahu Ákbar, Allahu Ákbar,... Allahu Ákbar wa lillâhi l-hamd. El ‘Îd es ocasión para el Takbîr, para repetir constantemente que Allah es Más Grande. Cada Salât empieza con un Takbîr, y sabemos que eso nos introduce en un territorio inviolable. El Takbîr, el simple hecho de decir Allâhu Ákbar, nos asoma a lo insondable, nos pone ante la Inmensidad, nos aventura por los espacios de Quien es Libre, y ahí somos desencadenados, ahí se nos libera de nuestras pequeñeces, nuestras miserias y vilezas, ahí tenemos la oportunidad de respirar aire puro. En Allahu Ákbar hay un perfume capaz de embriagar al que tiene olfato.

Y hoy es el día de Allahu Ákbar, el día en que los musulmanes repiten lo esencial del Islam, que Allah es Más Grande que todo, y todo lo demás queda relativizado ante esa Verdad Absoluta, todo pierde sus dimensiones ante Allah Inmenso, todo se hace pequeño e insignificante ante Allah Inimaginable, y todo lo que agobiaba al musulmán se diluye ante el espectáculo formidable que le proporciona la frase Allahu Ákbar. Por eso es hoy un día de fiesta.

Tras la estrechez y la fatiga del ayuno viene la dilatación que produce su ruptura. Tras la privación viene la Fiesta. La verdadera expansión en la Grandeza Infinita de Allah sólo la lograremos tras un duro combate en el que sufrimos privaciones y calamidades. Si estamos dispuestos a asumir el reto, al final alcanzaremos la meta, el ‘Îd ante Allah en al-Âjira.

Ramadán nos ha enseñado la importancia del Sabr, la paciencia. Hemos practicado la paciencia y la perseverancia, y por ello disfrutamos hoy de un día especial, de un día de alegría, de un día de expansión en la Grandeza de Aquél hacia el que hemos estado orientados a lo largo de un mes.

du‘â ...