ISLAM Y AL-ANDALUS

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

En islamyal-andalus.es usamos cookies

Islamyal-andalus.es utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web. Estamos haciendo todo lo posible por facilitar el uso de dichas cookies, así como su gestión y control al utilizar nuestros servicios.

¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños archivos de texto que se almacenan en el dispositivo del usuario de Internet al visitar una página web. Es el operador del sitio web el que determina qué tipo de información contiene dicha cookie y cuál es su propósito, pudiendo además ser utilizada por el servidor web cada vez que visite dicha web. Se utilizan las cookies para ahorrar tiempo y hacer la experiencia de navegación web mucho más eficiente. No obstante, pueden ser usadas con varios propósitos diferentes que van desde recordar la información de inicio de sesión o lo que contiene su pedido de compra.

Existen una gran cantidad de guías en las que se explica lo que son las cookies, y para qué se utilizan. Pro nuestra parte, les explicaremos cómo afectan estas cookies a la página web de webexpertia, pero en el caso de que necesite más información al respecto, eche un vistazo a estas páginas:

¿Cómo utiliza webexpertia las cookies?

webexpertia tan solo utilizará las cookies que Usted nos deje utilizar. Podrá controlar sus cookies a través de su navegador. Podrá encontrar más información al respecto más adelante. Hemos utilizado algunas de las guías existentes para clasificar las cookies que usamos en varios grupos:

  1. Cookies de Rendimiento
  2. Cookies Funcionales
  3. Cookies de Marketing

A continuación encontrará más información sobre cada uno de estos tipos de cookies.

1. Cookies de Rendimiento

Se trata de cookies que recogen información sobre cómo utiliza el sitio web (por ejemplo, las páginas que visita o si se produce algún error) y que también ayudan a webexpertia a la localización y solución de problemas del sitio web. Toda la información recogida en las mismas es totalmente anónima y nos ayuda a entender cómo funciona nuestro sitio, realizando las mejoras oportunas para facilitar su navegación.

Dichas cookies permitirán:

  • Que Usted navegue por el sitio
  • Que webexpertia recompile información sobre cómo utiliza Usted la página web, para así entender la usabilidad del sitio, y ayudarnos a implementar las mejoras necesarias. Estas cookies no recogerán ninguna información sobre Usted que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de sus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.

2. Cookies Funcionales

Nuestro propósito con estas cookies no es otro que mejorar la experiencia de los usuarios de webexpertia. Podrá rechazar en cualquier momento el uso de dichas cookies. webexpertia utiliza estas cookies para recordar ciertos parámetros de configuración o para proporcionar ciertos servicios o mensajes que pueden llegar a mejorar su experiencia en nuestro sitio. Por ejemplo, recuerdan el país o el idioma que ha seleccionado al visitar las páginas, y no se utilizan con fines de marketing.

Dichas cookies permitirán:

  • Recordar sus datos de inicio de sesión como cliente al volver a la página

Estas cookies no recogerán ninguna información sobre Usted que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de sus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.

3. Cookies de Marketing

Dichas cookies son gestionadas por terceros, con lo que podrá utilizar las herramientas de éstos para restringir el uso de estas cookies. Algunas de las cookies se utilizan para enlazar a otras páginas web que proporcionan ciertos servicios a webexpertia, como puede ser el caso de Facebook, Twitter o Google. Algunas de estas cookies modificarán los anuncios de otras webs para adaptarlos a sus preferencias.

Estas cookies permitirán:

  • Enlazar con redes sociales
  • Pasar información sobre su visita a la página de webexpertia para adaptar anuncios en otras páginas.

Además de aceptar o rechazar el uso de ciertas cookies a través de la página web de webexpertia, también podrá gestionarlas haciendo uso de la configuración de su navegador.

Aquí tiene una fuente de información sobre cómo llevar a cabo dicho proceso: http://www.allaboutcookies.org/manage-cookies/

Tan solo leeremos o escribiremos cookies acerca de sus preferencias. Aquellas que hayan sido instaladas antes de modificar la configuración permanecerán en su ordenador y podrá borrarlas haciendo uso de las opciones de configuración de su navegador.

HISTORIA DE UN SABIO MUSULMAN Y SU HIJA

sabioEn el nombre de Allah, Clemente y Misericordioso

He aquí la historia real de lo que aconteció a un sabio musulmán pobre y su hija.

Había una vez un gran sabio musulmán, este sabio conocía muy bien la doctrina islámica. 


Este sabio no tenía posesiones ni bienes, era pobre, pero poseía mucha sabiduría, al cual todos acudían en su consulta de la ciencia. 
Este sabio tenía una hija, a la cual había educado conforme a la doctrina islámica, con los valores de humildad, honestidad, paciencia, piedad, iman, etc….. 

En esa época reinaba un Gobernante musulmán llamado Ibn Marwan, este gobernante le llegaron noticias que había un gran sabio que tenía una hija, una hija con todos las características sublimes de educación y de sabiduría. 

Este gobernante un día se encamino donde la casa de este humilde sabio con la intención de desposar a su hija. Una vez entrevistado con el sabio , le comentó su interés sobre su hija por las innumerables características todas ellas propias de una gran musulmana noble devota y piadosa. 

Este sabio al ver que el interés era de un Gobernante (suponía que vivía entre las mas altas comodidades y confort), pero este sabio al analizar al Gobernante le comentó que no podría ofrecerle su hija en matrimonio, pero sin darle ninguna razón. (la razón la tenía en su interior) 

Este Gobernante insistió durante varias veces, una veces personalmente y otras a través de enviados y corresponsales en su nombre, a lo que el Sabio siempre se negaba al casamiento de su hija con este gobernante. 

Pasó un tiempo y este sabio le vino un musulmán pobre y humilde para la petición de su hija, a lo que este sabio accedió aceptando que su hija se casase con este musulmán pobre y sin posesiones. Porque vio en él, las características que debía poseer la persona que quisiera desposar a su hija 

Una vez desposada la hija del Sabio con este humilde musulmán, llegaron noticias al Gobernante Ibn Marwan, que en esa época administraba esa provincia, y rápidamente acudió a la casa del Sabio.

Cuando llego donde el sabio, este gobernante le preguntó que él vino innumerables ocasiones con la intención de desposar a su hija, y luego se entera que la desposó un musulmán pobre y sin posesiones de ningún tipo. 


Entonces le preguntó Ibn Marwan: porqué elegiste a ese señor y no a mi para desposar a tu hija? 

Y le contestó:

-Yo soy padre de mi hija y soy responsable de ella, y he de elegir lo mejor para ella. Tengo el suficiente conocimiento que me ha dado el Islam para saber que es lo mejor para mi hija y lo que le conviene; y que siendo uno pobre es cuando más se puede acordar uno de Allah y tener tiempo para adorarlo tal y como Allah manda.


Yo decidí que el mejor hombre para mi hija era encontrar a un musulmán piadoso, sencillo y noble, tenga o no tenga posesiones.


Sabía que si se casaba contigo (gobernante) iba a estar muy ocupada con  Dunia (el mundo y sus entretenimientos) y sus placeres y sus deleites, y siempre iba a estar rodeada de doncellas y criadas, y eso no ayudaría a mi hija en su misión en este mundo. 


Además añadió que lo que deseo a mi hija es que tenga tiempo para hacer y practicar los mandamientos y adorar a Allah; y sé que si está en tu palacio no va a tener tiempo para ello. 

Entonces decidí desposarla con un musulmán humilde y pobre porque así tendrá tiempo para adorar y recordar a Allah Subhana wa Taala. 

 -¡Oh Allah! haznos de los que tengamos Hikma (sabiduría) en todas nuestra decisiones tanto religiosas como mundanales. Amin