OLÉ ALLAH: NEW YORK ES DE LOS MORISCOS

Categoría: Boletín Yama

20thAnniversaryHarlem 01 

En una fresca tarde de viernes, en el Barrio, el corazón puertorriqueño del Este de Harlem, Ramón Omar Abdurahim Ocasio, Imam de la Alianza Islámica, estaba dando un Jutba, en español, ingles y árabe, sobre hermandad y sobre la responsabilidad de la congregación de portorriqueños, dominicanos, panameños, españoles y afro-americanos.

En una fresca tarde de viernes, en el Barrio, el corazón puertorriqueño del Este de Harlem, Ramón Omar Abdurahim Ocasio, Imam de la Alianza Islámica, estaba dando un Jutba, en español, ingles y árabe, sobre hermandad y sobre la responsabilidad de la congregación de portorriqueños, dominicanos, panameños, españoles y afro-americanos.
 
Desde luego, era sorprendente encontrar una Mezquita musulmana de la Alianza Islámica, funcionando en una comunidad tan católica. La Alianza Islámica, es muy representativa del fenómeno de crecimiento de Islam entre los latinoamericanos, en el Norte y en el Sur de USA.
 
 Fundada en 1975, por un grupo de portorriqueños convertidos a Islam, La Alianza Islámica, fue la primera asociación de musulmanes latinos en USA.
 
Antes de la sede actual, situada en la calle 106 de Lexington, La Alianza coordinaba sus programas sociales y sus iniciativas desde diferentes locales, en el Este de Harlem. La Alianza se fundo por un inmigrante, que llego a USA en 1960, y que se vio mezclado en las protestas contra la guerra de Vietnam, a favor de los derechos civiles, y de los movimientos nacionalistas de los portorriqueños.
 
Amin, el conservador de la mezquita, se descubre y nos enseña su cicatriz en la cabeza, “Me lo hicieron las porras de la policía”masculla. 
 Las asambleas sociales y políticas de la Alianza, recuerdan el activismo de los africanos y de los grupos de musulmanes americanos.

En el Barrio, los musulmanes latino-americanos se han puesto al frente de la lucha contra el gángster y sus actividades de venta de drogas y prostitución. La Alianza combate el gangsterismo y la posesión de drogas, entrenando a jóvenes en artes marciales, para mantener las leyes de la comunidad, poner paz entre las bandas rivales y realizar tutorías en las cárceles de Latin King, el sitio donde se asientan las bandas de portorriqueños.
 
El director de la Alianza, Hach Yajia Figueroa, habla sobre Islam y la salud espiritual en las prisiones, explicando la diferencia entre Islam y Farrakhanismo; da charlas para sensibilizar a los oficiales de policía y ha sido invitado a las Naciones Unidas.
 
  
La Alianza, también organiza eventos y programas culturales, celebra bodas, que presentan un curioso sincretismo entre Latino e Islam, realizan las oraciones comunitarias en árabe, y los sermones en español e ingles, y cambian el cerdo de los platos típicos de Puerto Rico por cordero. Hacen sesiones de poesía española, y bailan la conga.
 
Un creciente números de latinos se han convertido a Islam durante las dos décadas pasadas en USA, existen mezquitas de musulmanes latinos en los Ángeles, en New York, Newark y Chicago, y se estima que pueden alcanzar unos 40.000 o más miembros.
 
La aparición de los musulmanes latinos, puede deberse a la ubicación en los guetos de las ciudades, y la consecuente relación con los musulmanes afro-americanos.
 
En el aspecto ideológico, los musulmanes latinos han sido profundamente influenciados por los afro-americanos; ahora, adoptan ideas similares a ellos sobre la emancipación y el autoreconocimiento, en su postura islámica.
 
 
A semejanza de los musulmanes afro-americanos, los latinos exaltan su pasado glorioso con raíces en África. En sus discursos, hay una remembranza romántica de la civilización establecida por los musulmanes del norte de África, conocidos como moros, que dominaron España desde el siglo ocho al quince.
 
Como la mayoría de los latinos en USA, Iman Ocasio, reconoce la influencia de los musulmanes afro-americanos, pero también señala importantes diferencias entre ambos: “ Si” , dice, sonriendo aceptando que los musulmanes negros han tenido su importancia en los conversos latinos, “ pero nosotros no tenemos que cambiarnos nuestros apellidos , a diferencia de los hermanos afro-americanos, cuando no convertimos a Islam, porque muchos apellidos hispanos, como Medina, son en realidad musulmanes” explica, con orgullo. 

Los miembros de la Alianza Islámica, comparten la opinión sobre la historia de los latino-americanos y España que esta siendo cada vez más aireada por la nueva generación. Los jóvenes intelectuales ponen en duda el origen “occidental” de su cultura, y rechazan la idea de que provenga sólo de Europa, situando sus ancestros culturales en el Norte de África.Los musulmanes latinos, como Iman Ocasio, piensan que “mucha de la gente que vino de Latino América y del Caribe español procedían de Andalucía. Eran moriscos, moros, convertidos a la fuerza al cristianismo. Los lideres políticos y militares, los curas y los blancos procedentes del norte del país, eran de los que se llamaban de “sangre azul”, los del sur, descendientes de árabes y africanos, fueron obligados a abandonar su religión y su cultura, incluso fueron traídos al Nuevo Mundo, donde fueron tratados como esclavos, igual que los esclavos africanos, pero los moriscos nunca perdieron su cultura”.

Según Ocasio, hay muchos elementos islámicos y moriscos en la cultura latina. Por ejemplo la expresión española “ojala” deriva del árabe “ihshalah” que significa “si Dios quiere”, y la expresión “Ole”, viene de la palabra “Allah”. Ninguna palabra de tres letras puede encerrar tanta historia como la plabra “Ole”. En España se dice “Ole” en las corridas de toros, pero ellos están alabando a Dios. Ocasio, también ve la influencia morisca en la arquitectura latino-americana, “fíjate en la fuentes y en los arcos, son una prueba de que muchos artesanos eran musulmanes en secreto”, afirma. “Hay muchas Iglesias y catedrales en latino-América que están orientadas a Meca”.

El debate sobre la influencia morisca en la cultura española, empezó a comienzos del siglo XX. Entonces, muchos estudiantes rechazaban el pasado musulmán español y se negaban por completo a aceptar las raíces musulmanas y africanas de su cultura. Solo un pequeño grupo de ellos se enorgullecían de esta herencia. El poeta Manuel Machado, se declaraba con orgullo un miembro de la raza mora, la raza de la tierra del sol, y el celebre escritor español Federico García Lorca, confeso sus “sentimientos por todos aquellos que han sido perseguidos, el negro, el morisco”. Pero era más normal entre los intelectuales españoles, negar la influencia morisca y mirar al pasado con hostilidad. 

Actualmente, los jóvenes se cuestionan y critican los orígenes de la literatura y las tradiciones filosóficas españolas, que antes eran consideradas como la quintaesencia inviolable de “Occidente”. Muchos investigadores, han identificado influencias islámicas y africanas en la literatura española, en su música y en su pensamiento, e incluso, han rastreado esa influencia en el Nuevo Mundo, sobre todo en el caribe español. La universitaria e investigadora Lucia López-Baralt, una profesora de la Universidad de Puerto Rico, la historiadora cubana Maria Rosa Menocal, parecen sostener las posturas de los musulmanes latino-americanos como Iman Ocasio. Según la cual, los españoles del caribe tienen un enorme deuda cultural con los moros. 

Muchos van más allá. Afirman que la primera lengua que se hablo en el Nuevo Mundo, aparte del indio, fue el árabe, Colon embarco hacia América con marineros moriscos y el traductor judío Luis de Torres, que hablaba árabe. Cuando llegaron a la Española, la actual Republica Dominicana, Torres se entrevisto con un jefe indio en la lengua del Corán: “Salam Alikum”. Esta historia la cuenta Ocasio a los miembros de la Alianza Islámica, que se han convertido a Islam para que reconozcan su perdida herencia Musulmana de África. 
 
La enseña de la Alianza, es sostenida por dos conversos históricos ante la puerta del local, para celebrar su opinión revisionista sobre la historia latino americana, contra la enseña roja, blanca y azul, se levanta una espada morisca, flanqueada por un indio Taino, y un negro africano. Los conquistadores españoles, que violaron y perpetraron el pillaje, son dejados de lado.
 
El orgullo cultural, alienación, y los problemas sociales y económicos que sufre el Barrio, han influenciado en el rechazo de los musulmanes latinos al cristianismo, que muchos de ellos consideran como un estamento culpable y descuidado.
  
Pero, el rechazo del Catolicismo, ha hecho perder a amigos y a familiares a muchos musulmanes latinos.
 
Méndez, declara qué muchos árabes y musulmanes de Pakistán, miran críticamente los esfuerzos de los latinos por adoptar Islam. Inmigrantes musulmanes que acuden al Yumma, en la Alianza, critican a los árabes y su interpretación de Islam. Un musulmán pakistaní, incluso llego a decir que los de Puerto Rico, eran demasiado promiscuos para ser “buenos” musulmanes. Y de hecho, la alianza esta últimamente buscando otro emplazamiento distinto al actual. 
A pesar de las hostilidades de algunos musulmanes de Asia y del Medio Oriente, el director de la Alianza, Hach Yajia Figueroa, no tiene dudas, y espera establecer un centro de dawa en el sur del Bronx. “En Harlem, cada mes tenemos tres shajadas” dijo, 
En cualquier caso, la Alianza sigue adelante, y probablemente seguirá creciendo y reclamando sus raíces de los españoles caribeños y africanos.
 
“Reclamamos nuestra historia después de 500 años de ocultación” proclama Imam Ocasio, en un festejo reciente de la Alianza. “Los católicos no tuvieron éxito al tratar de borrar los moros de nuestra identidad. Somos descendientes culturales de los moriscos. 

Más información sobre la Alianza Islámica y los musulmanes latinos en la página web de Dawa de los latino-americanos, L.A.D.O.