ISLAM EN KAZAKHSTAN

Categoría: Boletín Yama

La vasta ex-república soviética de Kazakhstan, extendiéndose territorialmente cinco veces más territorio que Francia, conteniendo bajo su territorio cantidades de bienes materiales, calladamente esta tomando de nuevo su herencia Islámica. El cambio ha sido mas suave que en otras repúblicas del Asia Central que se liberaron cuando cayó la URSS en 1991 porque las raíces Islámicas de Kazakhstan no son profundas, sus ciudadanos están muy europeizados, y sus líderes temen provocar a su vecino del norte - Rusia.

La vasta ex-república soviética de Kazakhstan, extendiéndose territorialmente cinco veces más territorio que Francia, conteniendo bajo su territorio cantidades de bienes materiales, calladamente esta tomando de nuevo su herencia Islámica.
El cambio ha sido mas suave que en otras repúblicas del Asia Central que se liberaron cuando cayó la URSS en 1991 porque las raíces Islámicas de Kazakhstan no son profundas, sus ciudadanos están muy europeizados, y sus líderes temen provocar a su vecino del norte - Rusia.
Pero no cabe duda. "Los Kazakhs, como todas las gentes musulmanas aquí, les fueron quitados sus valores Islámicos por muchas décadas," dijo Baghdad Amreev, quien es líder de Relaciones Exteriores, Departamento del Medio Oriente, La Oriente Cercana y Asuntos Africanos. "Esto a afectado su mentalidad. Pero no creo estar equivocado que se sienten musulmanes todavía en espíritu."
Los de habla turca y originalmente nómada, los Kazakhs, quienes son apenas el 43% de la población de Kazakhstan, se convirtieron al Islam recientemente al principio de el siglo 19.
Hoy, Kazakhastan del norte es 80 % de la etnia eslava de la cual han surgido personalidades tan diferentes como el escritor nacionalista Ruso Alejandro Solzhenitsyn y el "niño malo" de la política Vladimir Zhirinvosky - quien fue creado en la capital Almata - que entonces todavía era territorio ruso. Otra cosa que comparten con los rusos es el gigante cosmódromo ex-soviético en Balkonur, que ahora alquila Moscú.
"El ‘fundamentalismo’ es menos probable aquí que en otros lugares," siendo éste el temor más grande que tiene occidente respecto del resurgimiento Islámico. "El país es sumamente secular y ha sido así ya por mucho tiempo. Los Kazaks tienen una noción vaga de lo que es el Din del Islam, esto por que son musulmanes por tradición pero no saben lo que significa en la practica."Nurzhan Tursynbay, de veinte años de edad, con estudios en Egipto es el secretario general de la administración espiritual de los musulmanes en Kazakhastan.
"No puedes hacer todo a la vez," declaró. "Los musulmanes ahora consisten en 65 % de la población y este numero puede incrementarse, inshaAllah, y podríamos volvernos un estado islámico. Nuestros abuelos no sabían el árabe y leer el Corán podría haber resultado en encarcelamiento bajo los soviéticos. Ahora las cosas han cambiado."
Mientras tanto, una gradual islamización sigue en el país. Desde 1985, cuando Mikhail Gorbachev lanzó sus reformas de la Perestroika, hasta 1990, el numero de mezquitas en Kazakh se incrementó del 25 al 60, y el paso de construcción de éstas se ha acelerado. En 1990, las autoridades musulmanas, antes bajo la jurisdicción de los Muftis en Uzbekistan de la Asia Central y Kazakhstan, crearon su propia organización independiente de autoridad Islámica bajo sus propios Muftis (autoridades máximas de la ley Islámica).
Los desarrollos al sur de la frontera han sido más dramáticas. En Tajikistan, miembros del grupo de resurgimiento islámico se trasladaron al país vecino de Afganistán después de perder la guerra civil Tajik, y han hecho incursiones a este desde entonces.
Sergo Mikoyan, un investigador del Instituto Académico Ruso de las Ciencias de Estudio de la Paz, advirtió que la frontera Tajikistan-Afganistán se había convertido en "La frontera de todo el Asia Central, y desatenderla significa permitir que las sociedades seculares de Kazakhstan, Syrgzstan y Uzbekistan fueran convertidas por los musulmanes." El hizo el llamado de fortificar la frontera Ruso-Kazakh para prevenir "Las semillas de las revoluciones islámicas", esto para que no se esparzan hacia el norte a las dos repúblicas autónomas de Rusia: Tatarstan y Bashkortostan.