ISLAM Y AL-ANDALUS

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

En islamyal-andalus.es usamos cookies

Islamyal-andalus.es utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web. Estamos haciendo todo lo posible por facilitar el uso de dichas cookies, así como su gestión y control al utilizar nuestros servicios.

¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños archivos de texto que se almacenan en el dispositivo del usuario de Internet al visitar una página web. Es el operador del sitio web el que determina qué tipo de información contiene dicha cookie y cuál es su propósito, pudiendo además ser utilizada por el servidor web cada vez que visite dicha web. Se utilizan las cookies para ahorrar tiempo y hacer la experiencia de navegación web mucho más eficiente. No obstante, pueden ser usadas con varios propósitos diferentes que van desde recordar la información de inicio de sesión o lo que contiene su pedido de compra.

Existen una gran cantidad de guías en las que se explica lo que son las cookies, y para qué se utilizan. Pro nuestra parte, les explicaremos cómo afectan estas cookies a la página web de webexpertia, pero en el caso de que necesite más información al respecto, eche un vistazo a estas páginas:

¿Cómo utiliza webexpertia las cookies?

webexpertia tan solo utilizará las cookies que Usted nos deje utilizar. Podrá controlar sus cookies a través de su navegador. Podrá encontrar más información al respecto más adelante. Hemos utilizado algunas de las guías existentes para clasificar las cookies que usamos en varios grupos:

  1. Cookies de Rendimiento
  2. Cookies Funcionales
  3. Cookies de Marketing

A continuación encontrará más información sobre cada uno de estos tipos de cookies.

1. Cookies de Rendimiento

Se trata de cookies que recogen información sobre cómo utiliza el sitio web (por ejemplo, las páginas que visita o si se produce algún error) y que también ayudan a webexpertia a la localización y solución de problemas del sitio web. Toda la información recogida en las mismas es totalmente anónima y nos ayuda a entender cómo funciona nuestro sitio, realizando las mejoras oportunas para facilitar su navegación.

Dichas cookies permitirán:

  • Que Usted navegue por el sitio
  • Que webexpertia recompile información sobre cómo utiliza Usted la página web, para así entender la usabilidad del sitio, y ayudarnos a implementar las mejoras necesarias. Estas cookies no recogerán ninguna información sobre Usted que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de sus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.

2. Cookies Funcionales

Nuestro propósito con estas cookies no es otro que mejorar la experiencia de los usuarios de webexpertia. Podrá rechazar en cualquier momento el uso de dichas cookies. webexpertia utiliza estas cookies para recordar ciertos parámetros de configuración o para proporcionar ciertos servicios o mensajes que pueden llegar a mejorar su experiencia en nuestro sitio. Por ejemplo, recuerdan el país o el idioma que ha seleccionado al visitar las páginas, y no se utilizan con fines de marketing.

Dichas cookies permitirán:

  • Recordar sus datos de inicio de sesión como cliente al volver a la página

Estas cookies no recogerán ninguna información sobre Usted que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de sus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.

3. Cookies de Marketing

Dichas cookies son gestionadas por terceros, con lo que podrá utilizar las herramientas de éstos para restringir el uso de estas cookies. Algunas de las cookies se utilizan para enlazar a otras páginas web que proporcionan ciertos servicios a webexpertia, como puede ser el caso de Facebook, Twitter o Google. Algunas de estas cookies modificarán los anuncios de otras webs para adaptarlos a sus preferencias.

Estas cookies permitirán:

  • Enlazar con redes sociales
  • Pasar información sobre su visita a la página de webexpertia para adaptar anuncios en otras páginas.

Además de aceptar o rechazar el uso de ciertas cookies a través de la página web de webexpertia, también podrá gestionarlas haciendo uso de la configuración de su navegador.

Aquí tiene una fuente de información sobre cómo llevar a cabo dicho proceso: http://www.allaboutcookies.org/manage-cookies/

Tan solo leeremos o escribiremos cookies acerca de sus preferencias. Aquellas que hayan sido instaladas antes de modificar la configuración permanecerán en su ordenador y podrá borrarlas haciendo uso de las opciones de configuración de su navegador.

UNA VISIÓN ACTUALIZADA DEL ISLAM -2

islam-kaba-mecca-aerial

CAPITULO 2: ¿HAY IMPOSICIÓN EN EL ISLAM?

El presidente del Consejo de la Prensa Turca y Columnista Jefe del periódico “Hurriyet” el Sr. Oktay Eksi declaró en su Columna del Viernes 15 del último Diciembre que había obligación en el Din del Islam, basándose en la siguiente referencia.

 AHMAD HULUSI

Traducido por Yahia Felices - YIA.LM.

El presidente del Consejo de la Prensa Turca y Columnista Jefe del periódico “Hurriyet” el Sr. Oktay Eksi declaró en su Columna del Viernes 15 del último Diciembre que había obligación en el Din del Islam, basándose en la siguiente referencia.

        

Fuente: Periódico Yeni Gundem, número 43, páginas 16-17, escrito por Abderrahman Dilipak; tomado directamente de “¿Puede el Islam cubrir las necesidades de nuestra época?”

        

Aquí esta el texto:

        

“No podemos interpretar el Islam a través de la Democracia, el Liberalismo o el Racionalismo. El Islam no es democrático, ni racionalista. El Islam tiene sus propios valores y medidas. No hay obligación en la Religión, pero la hay en el Islam. Si alguien ha aceptado el Islam, será castigado cuando no lo obedezca. Por ejemplo, una mujer musulmana no puede salir con su cabeza descubierta; se la arrestará y castigará. Una persona que dice que es musulmana, no puede comer durante las horas de ayuno. A los niños se les permite realizar su religión de manera discontinua hasta la edad de dieciocho años (cuando han alcanzado la adolescencia). Pero si alguien sigue de manera discontinua su religión después del término legitimado, será ajusticiado…”

        

Pensamos que el error más importante que el Sr. Eksi, que critica el Din del Islam, u otros autores similares que también lo cometen, es que no son conscientes del Din del Islam en sus valores y reglas originales, y que etiquetan el Islam de acuerdo a las palabras que van recogiendo de oídas por uno u otro sitio de manera que se acomoden a su propio entendimiento.

        

Basándonos en la regla (hukm) decisiva del Libro original del Islam, “NO HAY OBLIGACION EN LA PRACTICA DEL DIN”. La frase “laa iqraha” (no obligación) en el signo relacionado en el Corán se asocia con la frase “Fiyddin” (en el Din) y enfatiza que esto se relaciona con la práctica del Din. Distorsionar este hecho y decir que alguien no está obligado a aceptar el Din pero que después de su aceptación se puede ejercer la fuerza sobre él para obligarlo, es el resultado de la incapacidad para comprender el “Sistema en el Din”.

        

De acuerdo con el Corán, nadie puede ser obligado en el Din, no se puede forzar a nadie a realizar las prácticas religiosas.

¿Por qué no?

        

Basándonos en el “Din-i Islam”, el primer requisito para los humanos es su sinceridad, su “ijlas”, su honestidad interior, de manera que cualquier acto que realicen debería partir de su deseo interior; y que ellos nunca deben actuar para demostrar nada ni por hipocresía. La primera cosa que el Islam desaprueba es la hipocresía (el estado de “munaafiq”) esto es, actuar sin honestidad para conseguir un propósito, mientras que las creencias íntimas se contradicen con los actos exteriores. Por ejemplo, realizar el “salat” o ayunar o cubrirse la cabeza porque se ven obligados a ello, sin una recepción interna del hecho, nunca convierte a nadie en un “mumin”, al contrario, convierte a esta persona en un “munafiq” (hipócrita).

        

Si alguien tiene al menos algo de “iman” a pesar de no ser capaz de realizar algunas prácticas, al menos no es un descreído.

Pero si obligamos a alguien a realizar acciones no deseadas, y él realiza esas acciones bajo nuestra presión, entonces estaremos empujando a esa persona a la hipocresía y seremos los responsables de su comportamiento equivocado.

 En este sentido convertiríamos a un creyente de un cierto nivel en un hipócrita (munafiq) al despojar a esa persona de su creencia, un acto del que difícilmente podríamos soportar la responsabilidad.

Por consiguiente, NO HAY OBLIGACION EN LAS PRACTICAS RELIGIOSAS, de acuerdo a la autoridad del Corán. Aquel que entiende el SISTEMA del “Din-i ISLAM” nunca presionará a los demás.

Aquellos que critican o comentan el “Din-i Islam” deberían percibir el siguiente punto antes de expresar nada.

 

De acuerdo a los fundamentos principales del “Din-i Islam”, no de acuerdo a las reglas inventadas más tarde por la presunción de otros, ninguna de las recomendaciones del Corán son coercitivas y se dejan a la libre elección de cada uno. Cada persona las practica de la manera que desee y obtendrá los beneficios en consecuencia a ello. Este mundo es un lugar para practicar y la vida del más allá es un lugar para encontrar los resultados de lo que hemos realizado durante toda nuestra vida.

 

Veamos como el excelente interprete Hamdi Yazir de Elmali explicó en su famosa “Interpretación del Corán” escrita en turco y titulada “Hak Dini Kur’an Dili”, que no hay obligación (iqrah) en el Din del Islam y que obligar o forzar a las personas respecto a esto no es compatible con el Din.

 

“El Din no se basa en acciones hechas por la fuerza, sino más bien en actos realizados por la propia intención. De manera que, obligar (iqrah) a realizar acciones por la fuerza, está terminantemente prohibido.

Puede que haya obligación en el universo, pero en el Din, en la autoridad del Din, en la comprensión del mismo, no existe ni debería existir. La dignidad del Din no permite obligar, más bien está en contra de esto.

En consecuencia, no hay presente ninguna obligación donde el Din del Islam se mantiene con veracidad, ni debería haber. Así, el Din en ningún momento pide que se imponga nada. La imposición es ilegal e irrespetuosa.

No puede haber  el “thawab” (ganancia positiva) prometida por el Din en un acto practicado como resultado de la imposición forzosa; y ningún acto es considerado como “Ibadat” si carece de la total aceptación “ridha” y de la sincera intención.

Los actos están ligados a sus intenciones. Todos los requisitos del Din deberían ser seguidos con una intención sincera y consentida y con total aceptación.

Imponer la fe por la fuerza es una imposibilidad; el “Salat” realizado por imposición no es “salat”, ni el ayuno, ni el Hajj, ni ninguna de las otras prácticas que podamos realizar.

Además no se le permite a nadie violar los derechos de otros y forzarlos a realizar nada. Para resumir, bajo la autoridad del Islam, todo el mundo debe realizar su deber intencionadamente y sin imposición alguna” (Vol. 1, Págs. 860-861)

Esto es por lo que nadie tiene la autoridad o el deber de obligar a nadie a realizar una práctica religiosa de manera forzosa. La acción contraria a esto está completamente relacionada con la intención de la persona de usar el Din como una herramienta al servicio de sus deseos personales, el deseo de gobernar y sojuzgar, y tal punto de vista es incompatible con el “Din del Islam”.

Para mejor entender este hecho, demos un vistazo a la raíz del asunto…

El “Din del Islam” anuncia la vida más allá de la muerte…

 

¿Qué pasa si la hay? ¿Y si no? El mañana lo dirá y lo confirmará, inshAllah.

 right