ISLAM Y AL-ANDALUS

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

En islamyal-andalus.es usamos cookies

Islamyal-andalus.es utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web. Estamos haciendo todo lo posible por facilitar el uso de dichas cookies, así como su gestión y control al utilizar nuestros servicios.

¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños archivos de texto que se almacenan en el dispositivo del usuario de Internet al visitar una página web. Es el operador del sitio web el que determina qué tipo de información contiene dicha cookie y cuál es su propósito, pudiendo además ser utilizada por el servidor web cada vez que visite dicha web. Se utilizan las cookies para ahorrar tiempo y hacer la experiencia de navegación web mucho más eficiente. No obstante, pueden ser usadas con varios propósitos diferentes que van desde recordar la información de inicio de sesión o lo que contiene su pedido de compra.

Existen una gran cantidad de guías en las que se explica lo que son las cookies, y para qué se utilizan. Pro nuestra parte, les explicaremos cómo afectan estas cookies a la página web de webexpertia, pero en el caso de que necesite más información al respecto, eche un vistazo a estas páginas:

¿Cómo utiliza webexpertia las cookies?

webexpertia tan solo utilizará las cookies que Usted nos deje utilizar. Podrá controlar sus cookies a través de su navegador. Podrá encontrar más información al respecto más adelante. Hemos utilizado algunas de las guías existentes para clasificar las cookies que usamos en varios grupos:

  1. Cookies de Rendimiento
  2. Cookies Funcionales
  3. Cookies de Marketing

A continuación encontrará más información sobre cada uno de estos tipos de cookies.

1. Cookies de Rendimiento

Se trata de cookies que recogen información sobre cómo utiliza el sitio web (por ejemplo, las páginas que visita o si se produce algún error) y que también ayudan a webexpertia a la localización y solución de problemas del sitio web. Toda la información recogida en las mismas es totalmente anónima y nos ayuda a entender cómo funciona nuestro sitio, realizando las mejoras oportunas para facilitar su navegación.

Dichas cookies permitirán:

  • Que Usted navegue por el sitio
  • Que webexpertia recompile información sobre cómo utiliza Usted la página web, para así entender la usabilidad del sitio, y ayudarnos a implementar las mejoras necesarias. Estas cookies no recogerán ninguna información sobre Usted que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de sus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.

2. Cookies Funcionales

Nuestro propósito con estas cookies no es otro que mejorar la experiencia de los usuarios de webexpertia. Podrá rechazar en cualquier momento el uso de dichas cookies. webexpertia utiliza estas cookies para recordar ciertos parámetros de configuración o para proporcionar ciertos servicios o mensajes que pueden llegar a mejorar su experiencia en nuestro sitio. Por ejemplo, recuerdan el país o el idioma que ha seleccionado al visitar las páginas, y no se utilizan con fines de marketing.

Dichas cookies permitirán:

  • Recordar sus datos de inicio de sesión como cliente al volver a la página

Estas cookies no recogerán ninguna información sobre Usted que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de sus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.

3. Cookies de Marketing

Dichas cookies son gestionadas por terceros, con lo que podrá utilizar las herramientas de éstos para restringir el uso de estas cookies. Algunas de las cookies se utilizan para enlazar a otras páginas web que proporcionan ciertos servicios a webexpertia, como puede ser el caso de Facebook, Twitter o Google. Algunas de estas cookies modificarán los anuncios de otras webs para adaptarlos a sus preferencias.

Estas cookies permitirán:

  • Enlazar con redes sociales
  • Pasar información sobre su visita a la página de webexpertia para adaptar anuncios en otras páginas.

Además de aceptar o rechazar el uso de ciertas cookies a través de la página web de webexpertia, también podrá gestionarlas haciendo uso de la configuración de su navegador.

Aquí tiene una fuente de información sobre cómo llevar a cabo dicho proceso: http://www.allaboutcookies.org/manage-cookies/

Tan solo leeremos o escribiremos cookies acerca de sus preferencias. Aquellas que hayan sido instaladas antes de modificar la configuración permanecerán en su ordenador y podrá borrarlas haciendo uso de las opciones de configuración de su navegador.

El Castillo andalusi de Fuengirola

El castillo de Sohail -o Suhayl- se encuentra situado en plena desembocadura del río Fuengirola El castillo de Sohail[1] -o Suhayl- se encuentra situado en plena desembocadura del río Fuengirola[2]-, sobre una pequeña colina aislada que se eleva 38 metros sobre el nivel del mar.
Esta circunstancia lo convierte en un mirador privilegiado de una amplia franja costera andaluza dominada por la Sierra de Mijas y en la que se inscribe el municipio fuengiroleño (en Málaga). Las magníficas condiciones geográficas de este lugar permitieron, desde época antigua e incluso prehistórica, el continuo poblamiento de sus laderas. No obstante, nosotros nos vamos a detener en el período de máximo esplendor de Fuengirola, como fue Al-Ándalus, de hecho fue cuna de prestigiosos pensadores y artistas como es el caso del filósofo andaluz Abderramán ben Abdallah, para seguir hasta la actualidad el devenir histórico de este castillo andalusí.
Es así que arqueológicamente tenemos documentado, ya en época emiral, un primer enclave del que existe poca documentación, no obstante, sabemos que con posterioridad se edificó una torre almenara[3] mandada erigir por el andaluz Abderramán I, hacia el 956, con el fin de proteger a la población andalusí de las continuas incursiones normandas.
Ya en el siglo XII, los almorávides[4] levantan un recinto defensivo denominado "ribat"[5] con la clara intención de fortalecer la unidad de Al-Ándalus frente al invasor castellano. Dicho recinto era de planta irregular, adaptándose a los desniveles orográficos del terreno, y constituyéndose con ocho lienzos de muralla, reforzados por igual número de torres de caras rectas. En una de ellas, la torre principal, se abriría el acceso al espacio interior utilizando el sistema de eje acodado.
 


Su ubicación la hizo punto estratégico en la red de vigilancia del litoral andaluz, vinculándose con otras torres almenaras de la costa malagueña. Gracias a que controlaba la desembocadura del río Fuengirola y era, además, la vía de comunicación terrestre entre Málaga y Marbella[6]. Esta circunstancia la convertía en refugio ocasional de viajeros entre los que cabría citar al viajero Ibn Battuta[7] .
Pero tras el esplendor andalusí, el 7 de agosto de 1485 el castillo es ocupado por el ejército cristiano[8] en plena ofensiva contra el Reino Nazarí de Granada, suponiendo un largo período de decadencia que casi hace desaparecer el municipio[9] dónde se haya enclavado este baluarte andaluz.
En siglos posteriores se dará inicio a un proceso de readaptación de su arquitectura que lo irá acercando a su fisonomía ac­tual. Es así que en el siglo XVI la torre principal deja de ser el acceso al recinto, procediéndose a la apertura de una nueva entrada en el lienzo norte, asimismo destaca la eliminación de una de sus torres de levante[10] para la construcción de una plataforma para el  emplazamiento de cañones.
Como también en el siglo XVIII, concretamente en el año 1730, e1 Conde de Montemar, Comandante General de la Costa Andaluza realiza nuevas reformas con el fin de alojar en e1 interior del recinto un escuadrón de caballería, con la consiguiente creación de nuevos edificios de carácter cuartelario, para caballerizas, e, incluso, para almacenes[11]. Sufriendo lustros después, hacia 1785, otras remodelaciones logísticas como la potenciación de la zona de la batería  artillera y el reforzamiento de las zonas altas del frente este de la muralla.
 

Otras vicisitudes vividas por este enclave fuengiroleño fue de 1810 a 1812, estando ocupado por el invasor francés[12] , dejándose sentir los efectos de la huída general de Andalucía del ejército napoleónico, ya que los ejércitos imperiales franceses recibieron la orden de destruirlo, resultando efectiva la voladura del ángulo suroeste de la muralla.
Más adelante, en el siglo XIX habrá cambios políticos (1841) como la emancipación de Mijas, constituyéndose Fuengirola como municipio independiente[13], ello traerá implícito obras de restauración como el levantamiento de un nuevo muro con aspilleras[14] que propiciará una reducción del espacio interior frente a la primitiva planta andalusí. Se reconvierte, entonces, en un puesto de carabineros, cuya vida será breve, en cuanto, que se procede a su subasta pública, siendo adqui­rida por Bárbara de Obregón y Puente[15], introduciendo a esta joya andalusí a un período de abandono que no será interrumpido hasta mediados del siglo XX.
Sería ya en 1989, una vez reincorporado al patrimonio municipal, cuando se pone en marcha un proyecto global de consolidación y rehabilitación de esta fortificación andaluza; siendo la ´Escuela-Taller Castillo Sohail´ desde 1995 la encargada de la ejecución de las obras para convertirla en un foco cultural de la Costa del Sol andaluza, donde todos los años, en época estival, se dan conciertos de música actual. No obstante todo aquel que visite esta  edificación malagueña observará que sus potencialidades son enormes para llevar a cabo eventos culturales y sociales. Lo dicho: una auténtica joya andalusí en la Costa del Sol.
 
……sabemos que con posterioridad se edificó una torre almenara[16] mandada erigir por el andaluz Abderramán I, hacia el 956, con el fin de proteger a la población andalusí de las continuas incursiones normandas.
 ….en el siglo XII, los almorávides[17] levantan un recinto defensivo denominado “ribat”[18] con la clara intención de fortalecer la unidad de al-Ándalus frente al invasor castellano.

Notas:
[1] Sohail´ es el nombre que los navegantes andalusíes dieron a la actual Fuengirola porqu con gran nitidez la constelación austral, y aquel era el nombre que recibía dicha constelación, adu latín `Suel´ y del tartesio `Shl´.
 
[2] La palabra `Fuengirola´ procede de la compañía de bolicheros (pescadores de peces menudos de jábegas –embarcaciones andalusíes de pequeño calado) instalados allí hacia el 1400 en sus salinas, sus artes de pesca –las guironas o girolas –terminaron por dar el nombre actual a esta ciudad andaluza, cabe decir que ello fue posible a que la población autóctona (a excepción de los bolicheros) emigró principalmente, casi en su totalidad hacia Mijas, y en menor medida hacia Granada, por culpa de las condiciones de conquista que impusieron los castellanos, a la vez, que las incursione de los piratas berberiscos del litoral hicieron el resto.
[3] `Almenara´, en aljamiado (lengua romance andaluza) significa `vigía´.
[4] Civilización del norte de África, que aunque inicialmente entraron en Andalucía a fines del siglo XI para ayudar al pueblo andalusí, enamorados de la cultura y civilización medieval andaluzas decidieron quedarse mediante el uso de la fuerza hasta que fueron expulsados a mediados del siglo XII.
[5] Fortificación que reúne elementos tanto religiosos como propiamente defensivos, algo parecido a as construcciones levantadas por las ordenes militares que los cristianos llevaran a "Tierra Santa".
[6] Se trataba de la vía de comunicación hético-andaluza denominada `Vía Aurelia´
[7] Ibn Battuta (1304-c. 1369), fue un viajero y escritor beréber nacido en Tánger, cuya obra "Rihlah" ("Viajes ") consti­tuye una valiosa fuente de información sobre la historia y la geografía del mundo musulmán durante la edad media.
 
[8] Los personajes que encabezaban las huestes cristianas fueron el catalán Conde de Trivento (Galcerá de Requesens ) y por el andaluz Marqués de Cádiz (Juan Ponce de León).
[9] ´En 1511, es decir 26 años después de la conquista, documentalmente aparecía Sohail como despoblada. Tan sólo se la destaca como punto defensivo por su castillo.
 
[10] Fue en 1553 para acondicionar un lienzo de muralla para batería cañonera.
[11] Entre sus reformas el castellano Condemar elimina otra nueva torre andalusí
[12] En el actual municipio de Fuengirola las tropas napoleónicas estuvieron concretamente desde el 8 de febrero de 1810 al 16 de abril de 1812
 
[13] Ya en 1822 se había dirigido a la Diuputación Provincial de Málaga un escrito en el cual se pedia la segregación con respecto a Mijas, aunque hasta 1841 no se hizo efectiva dicha segregación municipal.
[14] Aberturas largas y estrechas en uno de sus muros para disparar por ella.
 
[15] Esta aristócrata de origen castellana ostentaba el título de Condesa de San Isidro, no valorando la herencia andalusí, dejó este enclave como un bien raíz cualquiera, al objeto de especular con el mismo. Ello fue debído a la ley Ley General de 1 de mayo de 1855 (cuyo principal impulsor fue el ministro de Hacienda, Pascual Madoz, razón por 1ª cuaol es también conocida como “Ley Madoz”) y fue por duración y volumen de ventas la más importante del estado. Puesto que se completaron la enajenación de los bienes de regulares y seculares y, sobre todo, se declararon la venta de los patrimonios de todas las manos muertas (bienes municipales, instrucción pública y beneficencia).
[16] Almenara´, en aljamiado (lengua romance andaluza) significa `vigía´.
[17] Civilización del norte de África, que aunque inicialmente entraron en Andalucía afines del siglo XI para ayudar al pueblo andalusí, enamorados de la cultura y civilización medieval andaluzas decidieron quedarse mediante el uso de la fuerza hasta que fueron expulsados a mediados del siglo XII.
[18] Fortificación que reúne elementos tanto religiosos como propiamente dejénsivos, algo parecido a las construcciones levantadas por las ordenes militares que los cristianos llevaran a "Tierra Santa ".