ISLAM Y AL-ANDALUS

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

En islamyal-andalus.es usamos cookies

Islamyal-andalus.es utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web. Estamos haciendo todo lo posible por facilitar el uso de dichas cookies, así como su gestión y control al utilizar nuestros servicios.

¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños archivos de texto que se almacenan en el dispositivo del usuario de Internet al visitar una página web. Es el operador del sitio web el que determina qué tipo de información contiene dicha cookie y cuál es su propósito, pudiendo además ser utilizada por el servidor web cada vez que visite dicha web. Se utilizan las cookies para ahorrar tiempo y hacer la experiencia de navegación web mucho más eficiente. No obstante, pueden ser usadas con varios propósitos diferentes que van desde recordar la información de inicio de sesión o lo que contiene su pedido de compra.

Existen una gran cantidad de guías en las que se explica lo que son las cookies, y para qué se utilizan. Pro nuestra parte, les explicaremos cómo afectan estas cookies a la página web de webexpertia, pero en el caso de que necesite más información al respecto, eche un vistazo a estas páginas:

¿Cómo utiliza webexpertia las cookies?

webexpertia tan solo utilizará las cookies que Usted nos deje utilizar. Podrá controlar sus cookies a través de su navegador. Podrá encontrar más información al respecto más adelante. Hemos utilizado algunas de las guías existentes para clasificar las cookies que usamos en varios grupos:

  1. Cookies de Rendimiento
  2. Cookies Funcionales
  3. Cookies de Marketing

A continuación encontrará más información sobre cada uno de estos tipos de cookies.

1. Cookies de Rendimiento

Se trata de cookies que recogen información sobre cómo utiliza el sitio web (por ejemplo, las páginas que visita o si se produce algún error) y que también ayudan a webexpertia a la localización y solución de problemas del sitio web. Toda la información recogida en las mismas es totalmente anónima y nos ayuda a entender cómo funciona nuestro sitio, realizando las mejoras oportunas para facilitar su navegación.

Dichas cookies permitirán:

  • Que Usted navegue por el sitio
  • Que webexpertia recompile información sobre cómo utiliza Usted la página web, para así entender la usabilidad del sitio, y ayudarnos a implementar las mejoras necesarias. Estas cookies no recogerán ninguna información sobre Usted que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de sus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.

2. Cookies Funcionales

Nuestro propósito con estas cookies no es otro que mejorar la experiencia de los usuarios de webexpertia. Podrá rechazar en cualquier momento el uso de dichas cookies. webexpertia utiliza estas cookies para recordar ciertos parámetros de configuración o para proporcionar ciertos servicios o mensajes que pueden llegar a mejorar su experiencia en nuestro sitio. Por ejemplo, recuerdan el país o el idioma que ha seleccionado al visitar las páginas, y no se utilizan con fines de marketing.

Dichas cookies permitirán:

  • Recordar sus datos de inicio de sesión como cliente al volver a la página

Estas cookies no recogerán ninguna información sobre Usted que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de sus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.

3. Cookies de Marketing

Dichas cookies son gestionadas por terceros, con lo que podrá utilizar las herramientas de éstos para restringir el uso de estas cookies. Algunas de las cookies se utilizan para enlazar a otras páginas web que proporcionan ciertos servicios a webexpertia, como puede ser el caso de Facebook, Twitter o Google. Algunas de estas cookies modificarán los anuncios de otras webs para adaptarlos a sus preferencias.

Estas cookies permitirán:

  • Enlazar con redes sociales
  • Pasar información sobre su visita a la página de webexpertia para adaptar anuncios en otras páginas.

Además de aceptar o rechazar el uso de ciertas cookies a través de la página web de webexpertia, también podrá gestionarlas haciendo uso de la configuración de su navegador.

Aquí tiene una fuente de información sobre cómo llevar a cabo dicho proceso: http://www.allaboutcookies.org/manage-cookies/

Tan solo leeremos o escribiremos cookies acerca de sus preferencias. Aquellas que hayan sido instaladas antes de modificar la configuración permanecerán en su ordenador y podrá borrarlas haciendo uso de las opciones de configuración de su navegador.

MUSÂ ABU 'IMRAN AS-SADRANI

Este shaykh procedía de TIemcen y, aunque nadie lo supiera, pertenecía a los Abdâl e hizo muchas cosas sorprendentes.


 


Estas son las circunstancias de nuestro encuentro. Una tarde, en Sevilla, después de haber hecho en mi casa el salat del maghirb, tuve ganas de ver al shaykh Abu Madyan. En aquel entonces, él vivía en Bougie, a cuarenta y cinco días de viaje. Hice mi practica ritual y, cuando estaba en la salutación final (taslim), Abu ':Irnrân entró y me saludó. Me senté cerca de él y le pregunté: "¿De dónde vienes?". "De casa del shaykh Abu Madhay en Bougie", me respondió. "¿Y cuándo lo has encontrado?". "He hecho el salat del maghrib con él hace un instante. Cuando terminamos, se volvió hacia mí y me dijo: 'Muharnmad Ibn 'Arabî está pensando en tal y tal cosa. Sal ahora y dile de mi parte tal y tal cosa'''. Abu 'Imrân mencionó el deseo que yo había tenido de encon-trarme con Abu Madyan, luego me informó de que éste le había dicho: "Anúnciale que por lo que se refiere a nuestro encuentro en espíritu, naturalmente, se producirá. En cuanto a nuestro encuentro corporal en este mundo, Allah no lo permitirá. No obstante, que se tranquilice, pues nuestra cita será en casa de Allah, en la seguridad de Su Misericordia". También me informó de otros temas, luego se marchó a reunirse con Abu Madyan.


Abu 'Imran había sido antes un hombre rico, pero renunció a su fortuna. Ochenta días después, Allah le puso entre los Abdâl. De esta forma recorrió el mundo yendo adonde quería (1).


Un día lo denunciaron al Sultán y éste ordenó que lo detuvieran. Así que fue encadenado y llevado cerca de Fez. Al llegar, lo llevaron a una casa y lo encerraron en una habitación con cerrojo. Un guardia vigilaba la puerta. A la mañana siguiente, al entrar en la habitación, vieron las cadenas en el suelo, pero no encontraron a nadie.


Se había dirigido a Fez y se había puesto a buscar la casa de Abu Madyan Shu'ayb. Llamó a su puerta. El propio shaykh le abrió y preguntó: "¿Quién eres?". Abu
'Imran respondió: "Soy Musa". Abu Madyan le dijo entonces: "Soy Shy'ayb. Entra y "no temas nada, estás liberado de las injusticias" (2).


Mi shaykh Abu Ya'qûb al-Kûmî me contó que Abu 'Imrân llegó un día a la montaña de Qâl que rodea la tierra y que hizo el salat de la mañana (ad-duhâ) al pie de esta y el salat de la tarde (al-'acr) en la cima (3). Cuando le preguntaron sobre la altura de la montaña, respondió: "Trescientos días de viaje". También informó que Allah había rodeado la montaña con una enorme serpiente cuya cabeza se juntaba con la cola. El que lo acompañaba dijo entonces: "Saluda a esa serpiente y ella te devolverá el saludo", El shaykh la saludó y la serpiente respondió: "Y que la paz sea contigo también (wa'alay-kum assalâm). ¿Cómo está el shaykh Abu Madyan?". Como Abu 'Irnran se extrañaba de ver que la serpiente conocía a Abu Madyan, ésta añadió: "Eres tú el que me asombras! ¿Hay en toda la superficie de la tierra una criatura que ignore la condición de Abu Madyan? Todos nosotros le conocemos desde que Allah reveló y proclamó Su amor por él. Entre todas las cosas animadas o inanimadas, no hay ninguna que no le conozca ni le ame" .


En cieno país, Abu 'Irnran vio hormigas tan grandes como cabras; Eran criaturas sorprendentes! También conoció a una anciana del Khurasân que se mantenía
sobre el mar con las olas rompiendo sobre sus piernas; ella glorificaba a Allah y proclamaba su Santidad. Habría muchas cosas asombrosas que decir al respecto. Que Allah tenga misericordia de él!


(1)-Como otros walis (intimos de Allah), los Abdâl pueden recorrer grandes distancias en unos instantes, además tienen la facultad de disponer de siete cuerpos en lugares diferentes. En una época reciente, un qâdi de Túnez había hecho azotar y encarcelar a uno de los Abdâl que, como 'Abdallâh al-Qattan, se había hecho notar por sus críticas virulentas. Preso  a continuación de un remordimiento mezclado con temor, el qâdi le soltó y  le invitó a cenar a su casa. Queriendo mostrarle con quién tenía que vérselas,  el hombre se presentó como convenía. Un momento después, llamaron a la  puerta y una segunda persona, idéntica a la primera, entró en la habitación  ante la estupefacción del qâdi quien tuvo aquella tarde siete invitados...


(2)-El Corán. XXVIII, 25. Abû Madyan, al recibir así a Musa (Abu 'Imran), hace alusión al pasaje coránico en el que un anciano desconocido, que vive en Madyan (v. 23), acoje con estas mismas palabras al profeta Mûsâ (Moisés) que huía de los egipcios. La razón de estas palabras se relaciona evidentemente con la alusión coránica, puesto que Abu Madyan estaba informado tanto de la identidad de su huésped como de su situación.


(3).-La montaña de Qafes una montaña cosmica circular y axial al mismo tiempo; de ello se informa cuando se dice que tiene forma de cúpula que corona y rodea la tierra. Tiene su equivalente en el monte Mero de la tradición hindú.