ISLAM Y AL-ANDALUS

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

En islamyal-andalus.es usamos cookies

Islamyal-andalus.es utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web. Estamos haciendo todo lo posible por facilitar el uso de dichas cookies, así como su gestión y control al utilizar nuestros servicios.

¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños archivos de texto que se almacenan en el dispositivo del usuario de Internet al visitar una página web. Es el operador del sitio web el que determina qué tipo de información contiene dicha cookie y cuál es su propósito, pudiendo además ser utilizada por el servidor web cada vez que visite dicha web. Se utilizan las cookies para ahorrar tiempo y hacer la experiencia de navegación web mucho más eficiente. No obstante, pueden ser usadas con varios propósitos diferentes que van desde recordar la información de inicio de sesión o lo que contiene su pedido de compra.

Existen una gran cantidad de guías en las que se explica lo que son las cookies, y para qué se utilizan. Pro nuestra parte, les explicaremos cómo afectan estas cookies a la página web de webexpertia, pero en el caso de que necesite más información al respecto, eche un vistazo a estas páginas:

¿Cómo utiliza webexpertia las cookies?

webexpertia tan solo utilizará las cookies que Usted nos deje utilizar. Podrá controlar sus cookies a través de su navegador. Podrá encontrar más información al respecto más adelante. Hemos utilizado algunas de las guías existentes para clasificar las cookies que usamos en varios grupos:

  1. Cookies de Rendimiento
  2. Cookies Funcionales
  3. Cookies de Marketing

A continuación encontrará más información sobre cada uno de estos tipos de cookies.

1. Cookies de Rendimiento

Se trata de cookies que recogen información sobre cómo utiliza el sitio web (por ejemplo, las páginas que visita o si se produce algún error) y que también ayudan a webexpertia a la localización y solución de problemas del sitio web. Toda la información recogida en las mismas es totalmente anónima y nos ayuda a entender cómo funciona nuestro sitio, realizando las mejoras oportunas para facilitar su navegación.

Dichas cookies permitirán:

  • Que Usted navegue por el sitio
  • Que webexpertia recompile información sobre cómo utiliza Usted la página web, para así entender la usabilidad del sitio, y ayudarnos a implementar las mejoras necesarias. Estas cookies no recogerán ninguna información sobre Usted que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de sus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.

2. Cookies Funcionales

Nuestro propósito con estas cookies no es otro que mejorar la experiencia de los usuarios de webexpertia. Podrá rechazar en cualquier momento el uso de dichas cookies. webexpertia utiliza estas cookies para recordar ciertos parámetros de configuración o para proporcionar ciertos servicios o mensajes que pueden llegar a mejorar su experiencia en nuestro sitio. Por ejemplo, recuerdan el país o el idioma que ha seleccionado al visitar las páginas, y no se utilizan con fines de marketing.

Dichas cookies permitirán:

  • Recordar sus datos de inicio de sesión como cliente al volver a la página

Estas cookies no recogerán ninguna información sobre Usted que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de sus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.

3. Cookies de Marketing

Dichas cookies son gestionadas por terceros, con lo que podrá utilizar las herramientas de éstos para restringir el uso de estas cookies. Algunas de las cookies se utilizan para enlazar a otras páginas web que proporcionan ciertos servicios a webexpertia, como puede ser el caso de Facebook, Twitter o Google. Algunas de estas cookies modificarán los anuncios de otras webs para adaptarlos a sus preferencias.

Estas cookies permitirán:

  • Enlazar con redes sociales
  • Pasar información sobre su visita a la página de webexpertia para adaptar anuncios en otras páginas.

Además de aceptar o rechazar el uso de ciertas cookies a través de la página web de webexpertia, también podrá gestionarlas haciendo uso de la configuración de su navegador.

Aquí tiene una fuente de información sobre cómo llevar a cabo dicho proceso: http://www.allaboutcookies.org/manage-cookies/

Tan solo leeremos o escribiremos cookies acerca de sus preferencias. Aquellas que hayan sido instaladas antes de modificar la configuración permanecerán en su ordenador y podrá borrarlas haciendo uso de las opciones de configuración de su navegador.

ABU MUHAMMAD 'ABDALLAH AL-BAGHI ASH-SHAKKAZ

Dejó la ciudadela de Priego para venir a vivir a Granada, donde ha permanecido hasta ahora (599/1203).

Ibn Arabí . Los Sufies de Al-Andalus

 

 

Un día fui a verle con mi compañero 'Abdallah Badr al-Habashi. Cuando iba a visitar a un shaykh o a un hermano, solía dejarle todo el dinero que llevaba. Aquel día sólo llevaba un dirham y se lo dio.

Era un hombre lleno de celo (jidd), entregado al esfuerzo (ijtihad), casi siempre triste o con lágrimas. Odiaba la desobediencia como si fuera infidelidad y odiaba las faltas leves como si se tratara de errores y equivocaciones graves. Había efectuado la estación de la Preservación (maqam al- muhafazhah) y era casi impecable (ma' cum). Como dice Ibn 'Uqqa' de su propio shaykh: "Siempre estaba con mi shaykh Harun y nunca le vi cometer un danb (error , equivocación) grave. Sin embargo, como dormía a veces la noche entera, tuve dudas sobre la constancia de su esfuer­zo. Entonces una voz me dijo: "¿Suponen los que realizan malos actos que Nosotros les trataremos con igualdad, tanto en la vida como en la muerte, con respecto a los que creen y hacen buenas obras? ¡Qué equivocados es­ tan¡ Entonces fui a buscar a mi shaykh para preguntarle si había cometido alguna vez un danb (error equivocación) grave. Me respondió: 'Ni una falta leve intencionadamente"'.

Se pasaba las noches haciendo el salat y ayunaba durante el día. Ningún aspirante podía estar en su compañía, pues le pedía los esfuerzos que él mismo se imponía, lo cual les hacía huir. Vivía totalmente solo, no poseía nada y era muy duro consigo mismo. Cuando le hicieron observar que los Compañeros del Profeta habían mostrado más clemencia hacia sí mismos, respondió: "Aunque no hu­bieran tenido en su activo más que la Compañía (cuhbah)1 ¿Cuándo podríamos alcanzar su rango?".

No conocía a nadie que pudiera comparársele, a no ser Abu Muslim al-Khawlaní(tio de Ibn Árabi). Su celo y sus esfuerzos eran tales que preparaba varillas para azotarse las piernas cuando estaban cansadas de mantenerse realizando la salat. Enton­ces decía, dirigiéndose a sus piernas: "Merecéis más los golpes que mi montura", y seguía golpeándolas hasta que todas las varillas estaban rotas. También decía: "Si los Compañeros de Muhammad que ¡Allah le conceda Su gracia y Su paz piensan que pueden conseguirlo ellos solos, por Allah!, les presionaremos en muchedumbre hasta el punto de apretujarlos sobre El, hasta que se den cuenta que han dejado detrás de sí a Hombres (rijál) dignos de ese nombre". Era de buena acogida, agradable de visitar y muy amable. Le gustaban mucho las alusiones (ishárát) y decía: "Observad bien estas cuatro categorías de hombres espirituales2: los "que han sido fieles al pacto que hablan hecho con Alá"(Corán XXXIII,23), los "que ni los negocios ni las ventas desvían del dihkr de Allah"(Coán,XXIV, 37), los "que estarán sobre los A'raf'(Corán, VII, 47)3 y los "que vendrán hacia ti a pie"192".

1-Es decir, el hecho de haber sido Compañero del Profeta y, dice Bukhari, "Todo musulmán que se haya encontrado en compañia del Profeta o que lo haya visto tiene derecho al título de Compañero". Este privilegio está explicado en el siguiente hadith: "Los mejores de mi comunidad son los de mi generación, después los de la generación siguiente, y luego los de la generación siguiente". (Bukhari, Bab fada il achah an-nabi, 2).

2-Cada uno de los versículos siguientes contiene la palabra rijal, "hombres", que, en el Tacawwuf, designa a los hombres de realización espiritual.

3-El Corán, VII, 46. Se trata aquí de una condición post mortem. Mientras los comentaristas exotéricos interpretan este misterioso término de A' ral como la designación de un lugar intermedio entre el Paraíso y el Infierno, Qashani ve en él un "lugar" que domina al mismo tiempo el Paraíso y el Infierno y donde Se encuentran los rijal: "Los cognoscentes (al-'urala') que son las gentes de Allah Y Su élite". Estos "no entran" en el Paraíso porque están desprovistos de los vestidos de los atributos psíquicos" (ta´wilat al-qur' an, 1968, t. 1, pág. 434­5). Esta interpretación parece adecuarse bien con la "alusión del shaykh Abu Muharnmad al-Baghi.