ISLAM Y AL-ANDALUS

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

En islamyal-andalus.es usamos cookies

Islamyal-andalus.es utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web. Estamos haciendo todo lo posible por facilitar el uso de dichas cookies, así como su gestión y control al utilizar nuestros servicios.

¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños archivos de texto que se almacenan en el dispositivo del usuario de Internet al visitar una página web. Es el operador del sitio web el que determina qué tipo de información contiene dicha cookie y cuál es su propósito, pudiendo además ser utilizada por el servidor web cada vez que visite dicha web. Se utilizan las cookies para ahorrar tiempo y hacer la experiencia de navegación web mucho más eficiente. No obstante, pueden ser usadas con varios propósitos diferentes que van desde recordar la información de inicio de sesión o lo que contiene su pedido de compra.

Existen una gran cantidad de guías en las que se explica lo que son las cookies, y para qué se utilizan. Pro nuestra parte, les explicaremos cómo afectan estas cookies a la página web de webexpertia, pero en el caso de que necesite más información al respecto, eche un vistazo a estas páginas:

¿Cómo utiliza webexpertia las cookies?

webexpertia tan solo utilizará las cookies que Usted nos deje utilizar. Podrá controlar sus cookies a través de su navegador. Podrá encontrar más información al respecto más adelante. Hemos utilizado algunas de las guías existentes para clasificar las cookies que usamos en varios grupos:

  1. Cookies de Rendimiento
  2. Cookies Funcionales
  3. Cookies de Marketing

A continuación encontrará más información sobre cada uno de estos tipos de cookies.

1. Cookies de Rendimiento

Se trata de cookies que recogen información sobre cómo utiliza el sitio web (por ejemplo, las páginas que visita o si se produce algún error) y que también ayudan a webexpertia a la localización y solución de problemas del sitio web. Toda la información recogida en las mismas es totalmente anónima y nos ayuda a entender cómo funciona nuestro sitio, realizando las mejoras oportunas para facilitar su navegación.

Dichas cookies permitirán:

  • Que Usted navegue por el sitio
  • Que webexpertia recompile información sobre cómo utiliza Usted la página web, para así entender la usabilidad del sitio, y ayudarnos a implementar las mejoras necesarias. Estas cookies no recogerán ninguna información sobre Usted que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de sus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.

2. Cookies Funcionales

Nuestro propósito con estas cookies no es otro que mejorar la experiencia de los usuarios de webexpertia. Podrá rechazar en cualquier momento el uso de dichas cookies. webexpertia utiliza estas cookies para recordar ciertos parámetros de configuración o para proporcionar ciertos servicios o mensajes que pueden llegar a mejorar su experiencia en nuestro sitio. Por ejemplo, recuerdan el país o el idioma que ha seleccionado al visitar las páginas, y no se utilizan con fines de marketing.

Dichas cookies permitirán:

  • Recordar sus datos de inicio de sesión como cliente al volver a la página

Estas cookies no recogerán ninguna información sobre Usted que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de sus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.

3. Cookies de Marketing

Dichas cookies son gestionadas por terceros, con lo que podrá utilizar las herramientas de éstos para restringir el uso de estas cookies. Algunas de las cookies se utilizan para enlazar a otras páginas web que proporcionan ciertos servicios a webexpertia, como puede ser el caso de Facebook, Twitter o Google. Algunas de estas cookies modificarán los anuncios de otras webs para adaptarlos a sus preferencias.

Estas cookies permitirán:

  • Enlazar con redes sociales
  • Pasar información sobre su visita a la página de webexpertia para adaptar anuncios en otras páginas.

Además de aceptar o rechazar el uso de ciertas cookies a través de la página web de webexpertia, también podrá gestionarlas haciendo uso de la configuración de su navegador.

Aquí tiene una fuente de información sobre cómo llevar a cabo dicho proceso: http://www.allaboutcookies.org/manage-cookies/

Tan solo leeremos o escribiremos cookies acerca de sus preferencias. Aquellas que hayan sido instaladas antes de modificar la configuración permanecerán en su ordenador y podrá borrarlas haciendo uso de las opciones de configuración de su navegador.

RELACIÓN DE APELLIDOS: VEINTISÉIS LINAJES MORISCOS

Por Kim Pérez Fernández-Fígares Licenciada en Historia, Ex-Ayudante de Historia Medieval de la Universidad de Granada.

 

ABELA, ABELAS, ABELOS, ALBELAS: Morisco. Según Jorge de Montemayor, desciende de Martín Martínez, el Abuelo (¿es de esta palabra, por una etimología popular, de donde vendría el nombre?), descendiente de Aboacar Ramírez, un hijo del Rey Don Ramiro y de Doña Ortiga, hermana de Aboacar Abuclán y bisnieta de Aboalí, que venció a Don Rodrigo. Sus armas son, en campo de gules, cinco estrellas de oro puestas en sotuer (Fernando González-Doría y Luis Miguel López Ramos) Esta ascendencia, hasta el siglo VIII, parece fabulosa, pero por hacer alusión a musulmanes, lo que siempre podría ser considerado una mancha, quizá trate de encubrir una ascendencia morisca más cercana.

 

ADELMÓN: Morisco. Descendiente de Fernando Adelmón (¿Abd-el-Mum?), hijo de Ibn Muhammad o Aben Mahomad de Baeza, que tomó el nombre del Rey San Fernando, con quien estuvo en la conquista de Sevilla. Sus armas son singularmente musulmanas, verdadera reliquia de algún estandarte andalusí: en campo de azur, un menguante blanco, con cinco estrellas de oro de ocho puntas (Jacques-A. Schnieper Campos y Félix Rosado Martín)

 

ÁFRICA: Morisco (marroquí) Muley Xeque, hijo de Muley Mohamed, rey de Fez y Marraquex, huyó de su tierra, por diferencias con su primo Muley Moluc, al parecer en un sonado hecho de armas que fue preciso para rescatarlo, halló acogida en España, y fue bautizado en las Descalzas Reales, tomando el nombre de Don Felipe de África. Fue hecho comendador de Santiago y Grande de España de primera clase, combatiendo por el Rey en Milán y en Flandes y muriendo allí (José Manuel Blecua). Lope deVega le dedicó el soneto que dice así: A Don Felipe de África, Príncipe de Fez y de Marruecos. Alta sangre real, claro Felipe,/ a cuyo heroico y generoso pecho/ el límite africano vino estrecho, /aunque en grandeza a Europa se anticipe; // porque el cielo ordenó que participe/de otro imperio mayor vuestro derecho/ y que se ocupen en tan alto hecho/ los cisnes de las fuentes de Aganipe;// tanto os estima a vos, príncipe, solo,/que un día aventuró para ganaros, /con cuatro reyes, veinte mil personas,//trocando el bajo por el alto polo,/a Fez en fe, y a vuestros Montes Claros/ por claros cielos y por mil coronas.

 

ALCÁZAR: Morisco, cuando corresponde a la nobleza. El gran número de familias con este nombre que hay en Granada, hace pensar en un origen toponímico paralelo (¿de Alcázar de San Juan?) Fernando González-Doría da como más verosímil la descendencia del Emir marroquí Al Mansur, o Almanzor, fundador de Alcázar Seguir, o Castillo de Ceguer (Schnieper y Rosado) entre Ceuta y Tánger, conquistada por el Rey de Portugal, don Alfonso, en 1468, uno de cuyos hijos, Jacobo Almanzor (¿Yaqub al Mansur?), siguió a Don Alfonso y se estableció en ¿Terra do Sol?, donde fundó una nueva Alcázar; dice que los de Úbeda tienen por armas una caldera de oro en campo de sable, con bordura de gules con doce castillos de plata.

 

ALLOBAR: Morisco, de Zaragoza (Elena Pezzi)

 

AMBASIL: Morisco, de Zaragoza (Elena Pezzi)

 

ARANDA: Toponímico de esta ciudad de Burgos, pero puede ser morisco, cuando es de Granada. A los sederos Arandas (existe una calle Arandas) les confiscó una casa la Inquisición en la calle Boquerón del Darro, en 1727, un siglo después de la Gran Expulsión. Debieron de quedarse aquí, y la existencia de la calle hace pensar en la continuidad del apellido, como gente de posición. Hay una casa con el escudo de una familia Aranda, que consiste en un león rampante, con la siguiente leyenda en la bordura: “Deus fecit potentiam in brachio suo” (María Angustias Moreno Olmedo) Actualmente, ciento doce familias con este apellido en Granada.

 

ARENÓS: Morisco, como descendiente, según Fernando González-Doría, del rey o reyezuelo Zeit Abu Zeit (Said Abu Said), señor del castillo de Arenós, y de su esposa Doña Dominga López.

 

BELVIS: Cuando es de Almería y de tradición señorial, morisco. Don Francisco Belvis, regidor de Almería. Don Pedro Belvis tuvo su hacienda confiscada, pero a su hija, Brianda Benegas, se le devolvieron los bienes. Estaba casada con Sancho de Villarroel, cristiano viejo (Nicolás Cabrillana) El uso del apellido Benegas muestra enlaces endogámicos con los Venegas de Almería.

 

BENAJARA: Morisco, de Guadix. Don Diego López Benajara, en Granada, en el siglo XVI? De clase señorial, enlazó luego con los Niño de Guevara. Una familia Niño, en 1997, en Granada.

 

BENASAR, BENNÁSAR: Morisco, como descendiente de Benabeth (¿o Ibn Abas?), señor de Alfabia, Inca y Pollensa, convertido en tiempos de Jaime I (Fernando González-Doría y Schnieper y Rosado) En Mallorca; en Felanitx, siglo XX. Bartolomé Bennasar, historiador, siglo XX. Armas: Un león rampante de gules en campo de oro (Fernando González-Doría)

 

BENEGAS, BANEGAS, VENEGAS: Mozárabe en las dataciones antiguas (de Ibn Egas); en 1050, Gudinu Ibeniegas, (Padre Gonzalo Díez Melcón); una rama procede de Pedro Venegas, hijo del Señor de Luque, cautivado por los musulmanes granadinos con ocho años, en el siglo XV y convertido al Islam, por lo que fue llamado el Tornadizo; casado con Cetti Meriem, hermana del rey de Granada, una hija suya, Cetti Meriem Venegas, casada con Sidi Yahya, se convirtió con él al cristianismo, dando origen a la familia Granada Venegas. Por este motivo, puede ser que la grafía Benegas o Banegas corresponda a un origen mozárabe, mientras que Venegas venga de este origen morisco, de ramas segundonas del linaje principal. También en Almería, en el siglo XVI, hubo una ilustre familia morisca llamada Vanegas o Benegas. Don Francisco Vanegas, regidor de Almería, recibió un mensaje, proponiéndole como Rey cuando la Rebelión de las Alpujarras, pero él lo entregó sin abrir a los otros regidores, reunidos en Cabildo (Nicolás Cabrillana); es de suponer que estos Vanegas, como otros ilustres moriscos de Granada y Almería, fueron exceptuados de la expulsión. Es notable que, en la actualidad, en Granada no existe ninguna familia de nombre Benegas, y en cambio cinco que lo escriben Venegas en la ciudad, una en Alcútar.

 

BENJUMEA, BENJUMEDA, ¿BENUMEYA?: Morisco, de Ibn Ummayya (Omeya). Fernando de Válor, Aben Humeya, descendiente de los Omeyas, caballero morisco y luego rey insurgente de Al Andalus durante la guerra de las Alpujarras. Rodolfo Gil Torres, escritor, descendiente por este apellido de una noble familia morisca granadina, de las pocas que conservaron noción de su origen, tomó el nombre de Rodolfo Gil Benumeya. En el siglo XX, un Benjumea fue ministro del Aire en un Gobierno del Generalísimo Franco, siendo la última vez por ahora que una persona del linaje de los Omeyas haya participado en la gobernación de España. Javier Benjumea Puigcerver, fundador de Abengoa, Hijo Predilecto de Sevilla y I Marqués de la Puebla de Cazalla, título otorgado en 1994.

 

BREA: Morisco, de Zaragoza (Elena Pezzi) Fernando González-Doría lo da como toponímico de ese lugar, en Calatayud, lo que no es contradictorio con la anterior información, diciendo que una rama pasó a Andalucía, que puede ser la que está representada, en 1997, por una familia en Granada . Sus armas son tres bandas de gules y tres de sable, alternando, en campo de plata (Fernando González-Doría)

 

CEUTA: Morisco, de Zaragoza (Elena Pezzi)

 

CUÉLLAR: Apellido toponímico de Segovia. Cuando es de Granada, puede ser de origen morisco, ya que en 1624, después de las expulsiones, había una familia Cuéllar, morisca, de arrendadores de la renta de la seda, en la ciudad.

 

GALI: Morisco, de Zaragoza. El carpintero Farax el Gali, Maestro Mayor de la Alfajería de Zaragoza. Sus descendientes, convertidos, conservaron el nombre (Elena Pezzi)

 

GRANADA: Morisco, de los hijos del Rey Muley Hacén y Zoraya ( o Estrella Matutina; antes llamada Isabel de Solís; por quien repudió a Aixa), llamados Alí y Acre (o Nasar y Cad), que luego tomaron los nombres de Don Juan (Diego según otros) y Don Fernando, medio hermanos por tanto del Rey Boabdil, primero señores de las tahas de Órgiva y Jubilein, o Jubiles, hasta que, con motivo del primer alzamiento de la Alpujarra, en 1493, los Reyes Católicos les concedieron el castillo de Monleón y el gobierno del Reino de Galicia. Con el nombre y título de Doña Isabel, Reina de Granada, su madre vivió después en Sevilla. Sus descendientes traen por armas dos granadas en campo de azur, cargadas con una banda con el letrero “Lagaleblila”, que no es sino la transcripción del lema “Wa la Galib ila ‘Llah”, o “No hay vencedor sino Dios”, de los Reyes de Granada. Washington Irving dice que los Duques de Granada, residentes en Valladolid en su tiempo, eran descendientes de Don Juan (Nazar) y conservaban ese lema. No sé si es el mismo título que el de Duque de Granada de Ega, del que sucedió en 1960 Dª María del Carmen Azlor de Aragón y Guillamas (Fernando González-Doría) En 1999, existe el apellido Granada en Murcia.

 

GRANADA VENEGAS: Morisco, descendiente de Sidi Yahya al Nayar y de su esposa, Cetti Meriem Venegas, luego bautizados en Santa Fe como Don Pedro de Granada y Doña María; como Sidi Yahya, había sido alcaide de Almería, y “era hombre de mucha estima y valor”; defendió Baza durante seis meses y veinte días, y la entregó por fin bajo honrosas capitulaciones, lo que trajo consigo la entrega de toda la comarca y la de Almería; era hijo de Aben Selim Aben Ibrahim Abu Zacari, infante de Almería y nieto de Brahim Aben Almao Abu Zacari, llamado al Nayar, Rey de Granada, descendiente de Alhamar el Magnífico; primo por tanto del pretendiente al Trono, El Zagal, que se entregó también a los Reyes Católicos, incitado por él, rindiendo consigo Guadix y el Zenete. Le correspondió el Alguacilazgo Mayor de Granada, en 1500, la Caballería de Santiago, la mitad de las salinas de la Malahá (de las que, con el tiempo, fui copropietaria, con toda mi familia paterna), la taha de Marchena y el señorío, luego marquesado, de Campotéjar. Falleció el 6 de febrero de 1506, en Andarax y está enterrado en la Capilla de San Pedro, en el Sagrario. Su hijo, que tomó el nombre de Don Alonso, fue también un valiente guerrero, que ganó el 21 de agosto de 1491, en la Vega, siete banderas en un combate; se casó en primeras nupcias con Doña Juana de Mendoza, dama de la Reina Católica e hija de Don Francisco Hurtado de Mendoza, su mayordomo y en segundas, con Doña María de Quesada. Sus nietos fueron Don Pedro II de Granada Venegas, hijo de Doña Juana, Caballero de Santiago, Alcaide del Generalife, por renuncia de su suegro y Alguacil Mayor de Granada y Don García , Doña Leonor y otros, hijos de Doña María; su bisnieto, Don Alonso II de Granada Venegas Rengifo, Señor de Campotéjar y Jayena y también Alcaide del Generalife, que contrajo primeras nupcias con Doña María Manrique de Mendoza, teniendo cuatro hijos, y segundas con Doña María Ochoa de Castro, con quien tuvo tres. El testimonio de Mármol prueba que para los pocos moriscos remanentes en Granada era el depositario de los honores de la Casa Real. Su tataranieto fue Don Pedro III de Granada Venegas y Manrique de Mendoza, que fue Caballero de Alcántara y Mayordomo de la Reina, además de reunir los títulos y honores familiares, y defendió el castillo de Salobreña de los ataques de los ingleses; fue hecho I Marqués de Campotéjar, en 1643, por el Rey Felipe IV. Muertos de niños sus hijos Don Alonso y Don Diego, le sucedió su hermano Don Fernando y luego su otro hermano Don Juan de Granada y Manrique, que también murieron sin descendencia. Extinguida por tanto la línea de varón hacia 1672, el Marquesado pasó a Don Pedro IV Lomelín Granada Venegas, su primo hermano, como IV Marqués y luego Don Pedro V, Don David y Don Juan, de la misma casa de los Lomelín. Un bisnieto del primer Don Pedro Lomelín, Don Pedro VI Francisco Grimaldo, cambió de nuevo el apellido, como X Marqués, al heredar después de la VIII Marquesa, Doña Elena y la IX, Doña Margarita (Enrique Soria Mesa); debió de haber numerosos descendientes de otras ramas; la familia había enlazado con los Suárez de Toledo, posiblemente después del nacimiento de quien sería el Padre Francisco Suárez, que también usaron en su casa de la calle Pavaneras el escudo de los Granadas; con los Afán de Ribera (ver María Angustias Moreno Olmedo) y los Almansa (Fernando Almansa, vizconde de Almansa, Jefe de la Casa Civil del Rey Don Juan Carlos), éstos por medio de los Careaga de Almería. Doña Juana de la Cueva y Granada, del linaje de los marqueses de Campotéjar, se casó con Don Juan Suárez de Toledo, primer Vizconde de Rías (título concedido en 1688), de quienes descendieron después una rama de los Afán de Ribera y los marqueses de Corvera. Puede ser que haya un enlace con los Suárez de Figueroa. Mi familia, procedente de los Suárez de Figueroa de Madrid, conserva una arqueta mudéjar de hierro con unas armas que pueden ser las de Granada (banda con vestigios de una imitación tosca del lema árabe “Wa la Galib ila ‘Llah”); el duque de Tovar desciende de la familia de los Nazaríes por otro enlace y desciende también de los Suárez de Figueroa por lo que es pariente lejano nuestro; posee una tienda de campaña perteneciente a Boabdil. También hay constancia de Doña Brianda Banegas (con be), de Almería, dama morisca casada con un cristiano viejo, Sancho de Villarroel, la cual era hija de don Pedro Belvis y pariente seguramente de Don Alonso Abiz Benegas (también con be), regidor de la ciudad, y de otra Doña Brianda Vanegas, (con uve) también dama morisca, que vivió en 1591 (Antonio Domínguez Ortiz y Nicolás Cabrillana), quienes serían posibles testigos de la diseminación del linaje. Sus armas fueron primero una granada de oro en campo de azur, pero después de un desafío en la Vega, en que Don Pedro y Don Alonso mataron a cinco moros, pusieron cinco granadas en sotuer en campo de azur, con el letrero “Lagaleblila”, que es el lema de la Dinastía; con el tiempo, se añadió una bandera roja, en punta, que fue la que ganó Don Alonso I en la batalla de Adra, y un escusón, en abismo, con banda de sable en campo de plata, armas de los Nazaríes, o bien una bordura de plata, con cinco escudetes de plata, cargados de banda de sable (Fernando González-Doría); a la vez, el lema árabe fue sustituido por el latino “Servire Deo regnare est”.

 

HAZERA: Morisco, de Almería y también de Granada. Francisco López Hazera, alguacil de Mondújar, fue exceptuado de la expulsión que siguió a la rebelión de las Alpujarras (Nicolás Cabrillana)

 

JAÉN: Puede ser toponímico, pero en familias nobles es de origen mudéjar, como descendiente de un rey moro, según Fernando González-Doría y Schnieper y Rosado, seguramente del siglo XIII. La tradición en una familia de las armas de Jaén, probaría esta descendencia: cuarteladas de gules y oro llenos; bordura componada de ocho piezas, cuatro de oro con un castillo de azur y cuatro de azur con un león de oro, alternadas (Fernando González-Doría y Schnieper y Rosado)

 

MADRID: Toponímico, puede ser morisco cuando es de Granada. Un arrendador de la seda, de este apellido, investigado y exonerado por el Consejo de Estado en 1624, diez años después de la Gran Expulsión. Cincuenta y ocho familias con este apellido actualmente en Granada.

 

MARÍN: Cuando es de Almería y de tradición señorial, morisco. Don Diego Marín, canónigo y maestrescuela de la Catedral, en tiempos de la rebelión de las Alpujarras, hermano de Juan Gil, de Luis Marín y de Catalina, viuda de Diego López Hazera; todos ellos exceptuados de la expulsión (Nicolás Cabrillana) Creo que el actual Duque de Tovar es descendiente de los Marines de Almería..

 

MULEY: (De Mawlay, mi señor) Morisco, de Granada. Don Francisco Núñez Muley, anciano y respetado representante de los moriscos, en 1567. Por su condición señorial, probablemente la familia permaneció en Baza, en la provincia de Granada después de l571, comprobándose su enlace reciente con otras familias señoriales, como los García de Paredes. Según información personal, ha olvidado su posible origen morisco. Una familia en Almería (información personal) Martínez Muley, historiador, de Almería, en 1999. Julio Muley, periodista de Televisión Española. Un humilde trabajador, muy conocido popularmente, apodado “el Muley”, quizás por el apellido de algún antepasado, muerto en Guadix sin familia en 1999. Distinto de Mulayo, mozárabe, del mismo étimo: Esidro Mulayo, en 1260, en León (Padre Gonzalo Díez Melcón), refugio de la mozarabía.

 

PALACIOS DE MORO: Morisco, de uno de los carpinteros mayores de Don Fernando el Católico, converso como los Gali, y armado caballero por el rey; su blasón es de los pocos que atestiguan enfáticamente un origen converso, puesto que trae un corazón de gules cargado de un nivel de plata del que salen cuatro cintas de plata con la palabra “Credo” en letras de sable, superado por una cruz de plata; campo de oro; y en la bordura de plata va la leyenda “Ave María” en sable (Fernando González-Doría)

 

XAMA: Morisco, de Zaragoza (Elena Pezzi)

 

ZEGRÍ, CEGRÍ, CECRÍ: Árabe, de la famosa familia de la nobleza granadina, oriunda de Córdoba, rival de los Abencerrajes, luego morisco. Se trata, más que de un apellido, de un sobrenombre que significa “Fronterizo”. Ginés Pérez de Hita les dio fama de valientes, pero traicioneros, mientras los Abencerrajes eran la flor de la caballerosidad granadina, lo que podría corresponder al hecho de que los Abencerrajes se fueron, mientras que los Zegríes se quedaron. El Zegrí Azaator, también llamado Mahamet Zegrí, “arrogante y soberbio, por ser de linaje de los Reyes de Granada”, sobrino del “que tovo a Málaga” (Miguel Ángel Ladero Quesada) y defendió heroicamente el castillo de Gibralfaro, fue hecho preso por fray Francisco Jiménez de Cisneros, Arzobispo de Toledo, y convertido en prisión por su capellán Pedro de León, “con ánimo de león”, por lo que, por “revelación de Dios”, pidió el bautismo y fue bautizado por el mismo Arzobispo con el nombre de Gonzalo Fernández, en honor de Gonzalo Fernández de Córdoba (el Gran Capitán) Luego, usando también del nombre de Zegrí, como Gonzalo Fernández Zegrí, fue Caballero Veinticuatro en el primer Cabildo de Granada, constituído en 1501 (María Angustias Moreno Olmedo) En Tetuán, Cecrí, entre las familias andalusíes; en Granada, existen tres familias que llevan la forma Cegrí en 1997, y una con la grafía Zegrí en el cercano pueblo de La Zubia. Fernando González-Doría confirma el origen andaluz, de Granada, y da como armas, en campo de sinople, un brazo armado de plata con una espada de plata en la mano; en punta, una cabeza de rey; bordura componada de diez piezas, cinco de plata y cinco de gules; la del jefe, que es de plata, con un león rampante y coronado, de sable y las otras dos del jefe, sobre gules, un castillo de plata. En marzo de 1999, nació una niña, de segundo apellido Cegrí en Granada. En mayo de 1999, otra, también con este segundo apellido.