AFRICANOS EN AMÉRICA ANTES DE COLÓN

Categoría: Islam en América

Columbus-Uruguay-674x450-674x400

Abubakari II fue un gobernante del Imperio de Malí nieto de Sundiata, el sucesor de Mohammed Ibn Gao y el predecesor de Kankan Musa I. Parece que abdicó de su trono para explorar "los límites del océano", sin embargo su expedición nunca volvió.

Algunos creen que llegó a América. Al contrario que sus contemporáneos europeos los geógrafos musulmanes no creían que el Océano Atlántico fuese el límite del mundo. De acuerdo con la tradición oral reunió marineros y constructores de barcos de todo su imperio y les ordenó hacer diferentes diseños de naves, de forma que si uno resultaba erróneo se pudiese acertar con otro.

La historia ha llegado hasta nosotros porque su sucesor Musa la contó en Egipto durante su viaje a la Meca. Según él el monarca que le precedió construyó 200 naves y las llenó de hombres y de provisiones de oro, agua y comida para dos años y les dijo a sus capitanes que no regresaran hasta haber encontrado el final del océano o haber agotado sus provisiones. Parece ser que sólo retornó un barco, y su capitán contó como había visto al resto de naves introducirse en una corriente y desaparecer, pero que él prefirió retornar.

Entonces Abubakari decidió construir una flota de 2.000 barcos bajo su propio mando y nombró a Musa regente, indicándole que si no volvía en un periodo razonable de tiempo accediera al trono. En 1311 la flota descendió por el río Senegal y se adentró en el Atlántico. Nunca más se supo de él y Musa subió al trono en 1312.

Algunos historiadores de Malí creen que en 1312 llegó a Recife en Brasil, que en su nombre indígena, Pernambuco, atribuyen a una distorsión del mandinga "Boure Bambouk", que significa campos de oro. También arguyen que Colón afirmó haber visto comerciantes negros en América y que el oro que recolectó, mediante un análisis químico, parece tener su origen en África Occidental. Sin embargo todas estas teorías no gozan de una amplia aceptación en la comunidad científica.

El aventuro Thor Heyerdahl construyó una embarcación del mismo tipo, la Ra II y emprendió el mismo viaje llegando a las costas de América del sur con marineros africanos.