ISLAM Y AL-ANDALUS

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

En islamyal-andalus.es usamos cookies

Islamyal-andalus.es utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web. Estamos haciendo todo lo posible por facilitar el uso de dichas cookies, así como su gestión y control al utilizar nuestros servicios.

¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños archivos de texto que se almacenan en el dispositivo del usuario de Internet al visitar una página web. Es el operador del sitio web el que determina qué tipo de información contiene dicha cookie y cuál es su propósito, pudiendo además ser utilizada por el servidor web cada vez que visite dicha web. Se utilizan las cookies para ahorrar tiempo y hacer la experiencia de navegación web mucho más eficiente. No obstante, pueden ser usadas con varios propósitos diferentes que van desde recordar la información de inicio de sesión o lo que contiene su pedido de compra.

Existen una gran cantidad de guías en las que se explica lo que son las cookies, y para qué se utilizan. Pro nuestra parte, les explicaremos cómo afectan estas cookies a la página web de webexpertia, pero en el caso de que necesite más información al respecto, eche un vistazo a estas páginas:

¿Cómo utiliza webexpertia las cookies?

webexpertia tan solo utilizará las cookies que Usted nos deje utilizar. Podrá controlar sus cookies a través de su navegador. Podrá encontrar más información al respecto más adelante. Hemos utilizado algunas de las guías existentes para clasificar las cookies que usamos en varios grupos:

  1. Cookies de Rendimiento
  2. Cookies Funcionales
  3. Cookies de Marketing

A continuación encontrará más información sobre cada uno de estos tipos de cookies.

1. Cookies de Rendimiento

Se trata de cookies que recogen información sobre cómo utiliza el sitio web (por ejemplo, las páginas que visita o si se produce algún error) y que también ayudan a webexpertia a la localización y solución de problemas del sitio web. Toda la información recogida en las mismas es totalmente anónima y nos ayuda a entender cómo funciona nuestro sitio, realizando las mejoras oportunas para facilitar su navegación.

Dichas cookies permitirán:

  • Que Usted navegue por el sitio
  • Que webexpertia recompile información sobre cómo utiliza Usted la página web, para así entender la usabilidad del sitio, y ayudarnos a implementar las mejoras necesarias. Estas cookies no recogerán ninguna información sobre Usted que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de sus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.

2. Cookies Funcionales

Nuestro propósito con estas cookies no es otro que mejorar la experiencia de los usuarios de webexpertia. Podrá rechazar en cualquier momento el uso de dichas cookies. webexpertia utiliza estas cookies para recordar ciertos parámetros de configuración o para proporcionar ciertos servicios o mensajes que pueden llegar a mejorar su experiencia en nuestro sitio. Por ejemplo, recuerdan el país o el idioma que ha seleccionado al visitar las páginas, y no se utilizan con fines de marketing.

Dichas cookies permitirán:

  • Recordar sus datos de inicio de sesión como cliente al volver a la página

Estas cookies no recogerán ninguna información sobre Usted que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de sus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.

3. Cookies de Marketing

Dichas cookies son gestionadas por terceros, con lo que podrá utilizar las herramientas de éstos para restringir el uso de estas cookies. Algunas de las cookies se utilizan para enlazar a otras páginas web que proporcionan ciertos servicios a webexpertia, como puede ser el caso de Facebook, Twitter o Google. Algunas de estas cookies modificarán los anuncios de otras webs para adaptarlos a sus preferencias.

Estas cookies permitirán:

  • Enlazar con redes sociales
  • Pasar información sobre su visita a la página de webexpertia para adaptar anuncios en otras páginas.

Además de aceptar o rechazar el uso de ciertas cookies a través de la página web de webexpertia, también podrá gestionarlas haciendo uso de la configuración de su navegador.

Aquí tiene una fuente de información sobre cómo llevar a cabo dicho proceso: http://www.allaboutcookies.org/manage-cookies/

Tan solo leeremos o escribiremos cookies acerca de sus preferencias. Aquellas que hayan sido instaladas antes de modificar la configuración permanecerán en su ordenador y podrá borrarlas haciendo uso de las opciones de configuración de su navegador.

RODOLFO GIL BENUMEYA TORRES (1901-1975)

Periodista, ensayista e historiador

 


YIA.LM

Biografía.

Rodolfo Gil Benumeya Torres nació en Andújar (Jaén) el 5 de Junio  de 1901 , aunque, como él mismo dice en sus notas(1) , tenía (que haber nacido en [el] Carmen [de] S. Nicolás del Albaicín; ahí fui engendrado y mi madre se fue a Andújar a los 8 meses). Era hijo del escritor y senador  Rodolfo Gil Fernández-Cólon(2) y  de María (Benumeya) Torres Céspedes  miembro de una familia granadina de origen morisco, descendiente de Abd Allah Ibn Umayya o Luis de Córdoba y Valor, hermano del caudillo morisco Abén Humeya.

La familia Rodolfo Gil Benumeya son de las pocas que conservaron la noción de su origen, después de la conquista castellana de los últimos territorios andalusíes, tomó el nombre de Rodolfo Gil Benumeya.»(3) Como dice en esas notas, a su abuelo materno  «[…] "Torres" le pusieron ese nombre […] por Palacio porque [...] (ayudó a JUAN Mej[...]) Rebelde siempre. Era Omeya». «Mi padre elogia a mi abuelo Benumeya. Él me lo dijo».

Sus padres se separan y su etapa infantil y juvenil la vivió básicamente con su abuela paterna, en Madrid. «Mamá Carmen», «con ella viví de los 3 a los 19 años», «lo «fue todo».

Estudió en el Colegio de Areneros, en Madrid, en el de los agustinos del Monasterio de El Escorial y se licenció en filosofía y letras  rama de Historia en la Universidad de Madrid (actual Complutense),  y fue alumno de árabe a la par que Emilio García Gómez y otros, de los arabistas Miguel Asín Palacios y Julián Ribera, mas adelante en el tiempo se dedicara a la investigación sobre temas de historia del Islam en la Península Ibérica. Amplió sus estudios en Argel, París y y en el Lycée Carnot de Túnez, —« los 3 idiomas aprendí a la vez. Traje paisajes»—, país en donde pasó largas temporadas con una tía paterna y sus hijos, que allí residían. «La llegada a Túnez, el contacto con lo árabe, que era secreto familiar, pero se hizo público [...]. La medina»

La inclinación científica y cultural de su padre por lo sefardí y lo morisco de su madre hicieron que su vocación por lo semítico español se fuera definiendo. Su abuela Carmen murió y la casa de su padre, que con su abuela había sido refugio y estímulo, comprensión y todo lo demás, tuvo que abandonarla.

Hacia 1922 Primo de Rivera lo mandó a Ceuta: el general era amigo de la familia de su madre; y durante 1923 y 1924 hizo su servicio militar en el Cuartel de la Montaña, en Madrid.

En 1925 fue enviado a Marruecos por Miguel Primo de Rivera, para dirigir un órgano de prensa española. Desde entonces estuvo vinculado a las instituciones del Protectorado Español de Marruecos. Fue profesor de arte del periodo andalusí y de historia de Marruecos en el Centro de Estudios Marroquíes de Tetuán, y después en el que sería el primer centro marroquí de enseñanza media, el Instituto Libre de Tetuán, dirigido por el líder nacionalista Abdeljalaq Torres. Conoció y colaboró con Manuel Ortega Pichardo, Ignacio Bauer y Landauer, Enrique Ráfols, todos ellos dedicados en una forma u otra al Magreb… Intervino como actor ocasional en la compañía dramática de su tío Manrique Gil. Fue también vicesecretario general de la Casa Universal de los Sefardíes, que presidía Ángel Pulido (1926-1932) y miembro de la redacción de las publicaciones Revista de Tropas Coloniales y Revista de Raza, entre otras. Participó muy activamente en la Compañía Ibero-Americana de Publicaciones (CIAP),  fue allí donde conoció a la que sería su mujer Emilia Grimau García hija de uno de los asociados de la editorial, se casaron 1930  y tuvieron un hijo. Emilia Grimau García era hermana de Julián Grimau, político de izquierdas.

«En 1932, el Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes (Gaceta de 22/11/1932) publicó una Orden nombrando a D. Rodolfo Gil Torres Benumeya encargado de curso para la asignatura de Geografía e Historia del Instituto de Ceuta»(4). Entre 933 y 1934 formó parte de la redacción de la revista Maghreb, publicada en París por un grupo de jóvenes intelectuales nacionalistas de Túnez, Argelia y Marruecos, y fue en esos mismos años vicesecretario de la institución oficial Hogar Árabe o Asociación Hispano-Islámica. Residió con su mujer e hijo en Tetuán y en Tánger y, en 1936, tras la sublevación de una parte del Ejército contra el Gobierno de la II República, se fue con su familia a El Cairo enviado por el entonces Alto Comisario español en Marruecos General Beigbeder en misión cultural. Entre 1938 y 1940, fue profesor de estudios españoles en la Residencia de Estudiantes Marroquíes de la capital egipcia y colaborador de la Universidad de Al-Azhar. El Cairo era entonces punto de reunión de exiliados de varios países árabes, y Rodolfo Gil Benumeya tuvo ocasión de conocer a importantes personajes del mundo árabe. Fue amigo, como su padre del Emir Chekíb Arslan, de Ḥağğ 'Abd al-Salām Bennuna y sus hijos, de Aḥmad Balafreğ, de los Al-Jaṭīb, de los Al-Fāsī y sobre todo de 'Abd al-Jalaq Torres o Abdelkrim al-Jattabi , líder de la sublevación rifeña en Marruecos. Permaneció hasta los comienzos de la II Guerra Mundial en Egipto para viajar azarosamente a Argel y quedar en él un año, donde fue nombrado lector de español y árabe, en torno a 1941 o 1942, regreso a España estableciéndose definitivamente en Madrid, donde desarrolló su actividad profesional como miembro de la sección de Política Internacional del Instituto de Estudios políticos, colaborador de la Oficina de Información Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores y colaborador también de las revistas Arbor y África del CSIC, así como de los informativos de Radio Nacional de España. Escribió muy asiduamente en el diario Madrid y en diarios de provincias.

Conservó un estrecho vínculo con Marruecos y con Egipto, países en los que desempeñó misiones en varias ocasiones. Desde 1962 trabajó en el Despacho de Prensa de la embajada de Egipto (llamado entonces oficialmente República Árabe Unida) en Madrid y en 1966 recibió la condecoración de la Orden de la República de aquel país. En 1970 recibió la condecoración española de comendador de la Orden de África.

Pero a partir del fusilamiento de  Julián Grimau en 1963 por el régimen franquista con gran escándalo mundial,  la prensa internacional volcó su atención sobre el caso Grimau y hubo manifestaciones multitudinarias en varias capitales europeas y latinoamericanas. . Fue  tal el impacto que le causo la muerte de su cuñado a Rodolfo Gil Benumeya que se retrotrajo a un círculo más pequeño de actividades, en donde defendió siempre sus ideas de diálogo intercultural y de restituir a Andalucía y a España lo andalusí, alejándose de los contactos y los ofrecimientos oficiales.

En una carta al líder nacionalista marroquí Ahmed Balafrej del 7 de Juniode1933, decía:

Es cierto que no soy marroquí, pero soy musulmán. [...] Soy ante todo andaluz, [...] y trabajo por España porque mi país forma en la actualidad parte de ella, con la esperanza de hacer que renazca la España árabe

Murió repentinamente en 1975. Raḥimahu Allah.

 

Obras principales del autor

  • Cartilla del español en Marruecos (1925)
  • Mediodía: Introducción a la historia andaluza (1929)
  • Marruecos Andaluz(1942)
  • Tánger por el Jalifa. Reportaje gráfico de Nicolás Muller (1944)
  • Estampas marroquíes: Cien fotografías de Nicolás Muller (1945)
  • Relaciones y nexos de la Iglesia católica con el mundo árabe (1947)
  • Las tendencias modernas del Islam en un libro del profesor H.A.R. Gibb (1950)
  • Política y partidos políticos en Egipto (1950)
  • Historia de la política árabe (1951)
  • Hispanidad y arabidad (1952)
  • Panorama del mundo árabe (1952)
  • Andalucismo africano (1953)
  • España Tingitana (1955)
  • España y el mundo árabe (1955)
  • España dentro de lo árabe (1964)
  • Osio, obispo de Córdoba (1964)
  • Claroscuro andaluz(1966)
  • Ni oriente, ni occidente: el universo visto desde el Albayzín [s.a.] (reeditado en 1996)

 

(1) Este texto es en parte resumen de «Un prólogo sobre la vida y actitud de Rodolfo Gil Benumeya», en la edición facsímil de Ni Oriente ni Occidente. El universo visto desde el Albayzín, Granada, Universidad, 1996, y en parte procede de notas biográficas inéditas del propio Gil Benumeya Torres.

(2)Rodolfo Gil Fernández-Colón (1872-1938)

 

 

Nació en Puente Genil (Córdoba) el 3 de diciembre de 1872. Cursó la carrera de Filosofía y Letras y, siendo muy joven, empezó a ejercer el periodismo colaborando regularmente en La Unión y en La Voz, publicando al mismo tiempo dos libros. Se casó con una bella granadina, María (Benumeya) Torres, que fue el eje de muchos de sus sentimientos y el eje de muchos de los caminos de su vida. Casado con ella y padre de un hijo, Rodolfo también, se trasladó a Madrid en donde colaboró en El Globo, Diario Universal y Abc, convirtiéndose en periodista a escala nacional. Su matrimonio se truncó, pasando a ser uno y otros un trío de soledades.
Su padre era cosechero y abogado, hombre extremadamente liberal, contrario a los abusos habituales de las autoridades de la época, sobre todo en el campo y la sociedad andaluces. Eran un tiempo y unas circunstancias en que incluso los últimos bandoleros famosos llenos de ira y de libertad, como Pasos Largos, encontraban asilo comprensivo en los grandes cortijos como el de este hombre liberal y respetado. Tuvo varios hijos, una de las cuales fue una soprano de fama internacional, y otro un importante actor dramático con compañía propia. 
Su hijo Rodolfo, a la par que el periodismo, ejerció su carrera como catedrático de la entonces Escuela Central de Idiomas, de la que fue director, y escribió un libro de investigación, Romancero Judeo-Español, que era el resultado de su preocupación por la recuperación de las minorías hispanas de la diáspora, sefardíes y moriscos. Mantuvo relaciones muy cordiales con figuras del sefardismo, como el Dr. Pulido, del renacimiento árabe y marroquí, como el Emir Cheij Arslan y el Ḥağğ 'Abd al-Salām Bennuna, y del hispanismo como Mr. Hungtington o la Hispanic Society. Fue nombrado Académico de la Real Academia de Ciencias, Nobles Artes y Bellas Letras de Córdoba. 
En su calidad de hombre activo física e intelectualmente, de convicciones muy liberales, entró en política, siendo senador y dos veces gobernador civil, dando de lado la poesía y desarraigándose de Córdoba y de Granada. Su vida afectiva contaba con una nueva compañera, África, con la que tuvo un segundo hijo, Luis.
En 1938, en plena guerra civil, fue evacuado de Madrid con otros muchos intelectuales y políticos por el Gobierno de la II República a la nueva capital, Valencia, en donde falleció. Entre sus obras y escritos aparte de los artículos de Prensa figuran El país de los sueños. Páginas de Granada; Córdoba contemporánea; Importancia militar de Córdoba; Séneca, La Mezquita Aljama, Oro de ley, La juventud literaria y el ya mencionado Romancero judeo-español. A petición de sus amigos cordobeses, una calle en la Ciudad Jardín de Córdoba lleva su nombre, y otra en Puente Genil. Rodolfo Gil Fernández Colón fue un hombre bueno, inteligente y buscador de horizontes; un buen ciudadano de este mundo y un buen andaluz.*

 

 

* Este texto está resumido de «Prólogo a la edición facsímil» de El país de los sueños. Páginas de Granada,Granada, Ediciones Albaida, 1992.

 

(3) Alcurnias andalusíes, Internet.

 

(4) Dato proporcionado por el Archivo Municipal de Ceuta.

 

Referencias:

- Rodolfo Gil Benumeya Grimau, Sobre la diáspora y la ocultación moriscas dentro de su patria. Hechos y recuerdos por vía verbal

- Muhammad Ibn Azzuz Hakim, en Víctor Morales Lezcano, Diálogos ribereños. Conversaciones con miembros de la élite marroquí, Madrid: UNED, 2002

- La mirada del Otro: la visión del africanismo español. El Gil Benumeya de los años veinte. Por Mª Dolores López Ena

- http://www.sapiens.ya.com/gilbenumeya/index.html

- http://es.wikipedia.org/wiki/Rodolfo_Gil_Benumeya