ISLAM Y AL-ANDALUS

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

En islamyal-andalus.es usamos cookies

Islamyal-andalus.es utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web. Estamos haciendo todo lo posible por facilitar el uso de dichas cookies, así como su gestión y control al utilizar nuestros servicios.

¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños archivos de texto que se almacenan en el dispositivo del usuario de Internet al visitar una página web. Es el operador del sitio web el que determina qué tipo de información contiene dicha cookie y cuál es su propósito, pudiendo además ser utilizada por el servidor web cada vez que visite dicha web. Se utilizan las cookies para ahorrar tiempo y hacer la experiencia de navegación web mucho más eficiente. No obstante, pueden ser usadas con varios propósitos diferentes que van desde recordar la información de inicio de sesión o lo que contiene su pedido de compra.

Existen una gran cantidad de guías en las que se explica lo que son las cookies, y para qué se utilizan. Pro nuestra parte, les explicaremos cómo afectan estas cookies a la página web de webexpertia, pero en el caso de que necesite más información al respecto, eche un vistazo a estas páginas:

¿Cómo utiliza webexpertia las cookies?

webexpertia tan solo utilizará las cookies que Usted nos deje utilizar. Podrá controlar sus cookies a través de su navegador. Podrá encontrar más información al respecto más adelante. Hemos utilizado algunas de las guías existentes para clasificar las cookies que usamos en varios grupos:

  1. Cookies de Rendimiento
  2. Cookies Funcionales
  3. Cookies de Marketing

A continuación encontrará más información sobre cada uno de estos tipos de cookies.

1. Cookies de Rendimiento

Se trata de cookies que recogen información sobre cómo utiliza el sitio web (por ejemplo, las páginas que visita o si se produce algún error) y que también ayudan a webexpertia a la localización y solución de problemas del sitio web. Toda la información recogida en las mismas es totalmente anónima y nos ayuda a entender cómo funciona nuestro sitio, realizando las mejoras oportunas para facilitar su navegación.

Dichas cookies permitirán:

  • Que Usted navegue por el sitio
  • Que webexpertia recompile información sobre cómo utiliza Usted la página web, para así entender la usabilidad del sitio, y ayudarnos a implementar las mejoras necesarias. Estas cookies no recogerán ninguna información sobre Usted que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de sus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.

2. Cookies Funcionales

Nuestro propósito con estas cookies no es otro que mejorar la experiencia de los usuarios de webexpertia. Podrá rechazar en cualquier momento el uso de dichas cookies. webexpertia utiliza estas cookies para recordar ciertos parámetros de configuración o para proporcionar ciertos servicios o mensajes que pueden llegar a mejorar su experiencia en nuestro sitio. Por ejemplo, recuerdan el país o el idioma que ha seleccionado al visitar las páginas, y no se utilizan con fines de marketing.

Dichas cookies permitirán:

  • Recordar sus datos de inicio de sesión como cliente al volver a la página

Estas cookies no recogerán ninguna información sobre Usted que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de sus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.

3. Cookies de Marketing

Dichas cookies son gestionadas por terceros, con lo que podrá utilizar las herramientas de éstos para restringir el uso de estas cookies. Algunas de las cookies se utilizan para enlazar a otras páginas web que proporcionan ciertos servicios a webexpertia, como puede ser el caso de Facebook, Twitter o Google. Algunas de estas cookies modificarán los anuncios de otras webs para adaptarlos a sus preferencias.

Estas cookies permitirán:

  • Enlazar con redes sociales
  • Pasar información sobre su visita a la página de webexpertia para adaptar anuncios en otras páginas.

Además de aceptar o rechazar el uso de ciertas cookies a través de la página web de webexpertia, también podrá gestionarlas haciendo uso de la configuración de su navegador.

Aquí tiene una fuente de información sobre cómo llevar a cabo dicho proceso: http://www.allaboutcookies.org/manage-cookies/

Tan solo leeremos o escribiremos cookies acerca de sus preferencias. Aquellas que hayan sido instaladas antes de modificar la configuración permanecerán en su ordenador y podrá borrarlas haciendo uso de las opciones de configuración de su navegador.

CAPÍTULO SOBRE LA PEREGRINACIÓN MAYOR (ḤAŶŶ) Y MENOR (cUMRA)

 

[Obligatoriedad y medios]. Extraído de (LA RISĀLA) IBN ABĪ ZAID AL-QAIRAWĀNĪ: Traducción y comentarios de ALI LARAKI

 

 

1. Peregrinar a la Casa Sagrada de Al·lāh[1], que se halla situada en Bakka[2], es una obligación a cumplir una vez en la vida para todo musulmán libre y adulto[3] que pueda acceder a ello.

2. El “acceso” al que nos referimos (sabīl) consiste en:

· una ruta de acceso segura[4],

· el viático necesario para llegar[5] a La Meca,

· la fuerza necesaria para llegar a La Meca montado o a pie y en buena salud[6].

 

[Los mīqāt[7] espaciales[8]]

 

3. Está ordenado que se entre en estado de ihrām[9] a partir de los mīqāt[10].

4. El mīqāt[11] de la gente proveniente de Siria, Egipto y el Magreb es al-Ŷuḥfa.

5. Pero si estos pasan por Medina, lo mejor es que entren en estado de ihrām desde el mīqāt de los medinenses, en Ḏu-l-Ḥulaifa.

6. El mīqāt de la gente proveniente de Irak es Dhāt cIrqin.

7. El de los provenientes del Yemen es Yalamlam.

8. El de los provenientes de Naŷd es Qarn.

9. Quien de los arriba mencionados pase por Medina, le será obligatorio que entre en estado de ihrām desde Ḏu-l-Ḥulaifa, ya que a partir de ese punto ya no pasarán por sus respectivos mīqāts[12].

 

[La entrada en estado de ihrām y la talbia]

 

10. El peregrino que se proponga realizar tanto el Ḥaŷ como la cUmra deberá entrar en estado de ihrām tras realizar una oración obligatoria o supererogatoria[13].

11. Dirá[14]: labbaika Al·lāhumma labbaik, labaika lā šarīka laka labak, inna-l-ḥamda wa-n-nicmata laka wa-l-mulk, lā šarīka lak[15]. A la vez que pone intención de realizar lo que desee, ya sea Ḥaŷ o cUmra[16].

12. El peregrino deberá hacer gusl[17] antes de entrar en estado de ihrām, despojándose de toda ropa cosida[18].

13. Es aconsejable que se haga gusl[19] para entrar en La Meca[20].

14. Deberá seguir recitando la talbia después de rezar[21], en las elevaciones[22] del terreno, al encontrarse con otros peregrinos[23], sin que lo tenga que hacer constantemente[24].

15. Cuando llegue a La Meca, dejará de recitar la talbia hasta que realice el ṭawāf y el sacy.

16. Luego, vuelve a seguir recitándola hasta que el Sol abandone su cenit el día de cArafa y se dirija a la muṣallà del mencionado lugar.

 

[Entrada en La Meca]

 

17. Se recomienda que se entre en La Meca por Kudā’ aṯ-Ṯaniyya[25], que se halla en la parte alta de La Meca. Y si se sale, que se haga por Kudà. Aunque no hay inconveniente en no hacerlo así.

18. Dice[26] que cuando se llegue a La Meca, que se entre primero a la Mezquita Sagrada (al-Masŷid al-Ḥarām)[27].

19. Se recomienda que se entre por la puerta de Banū Šaiba[28].

 

[El ṭawāf]

 

20. Luego, que se salude la Piedra Negra besándola si puede[29]; si no puede, que ponga la mano sobre la misma y luego se la lleve a la boca sin besarla[30].

21. Luego, quedando la Casa[31] a su izquierda, que realice el ṭawāf[32] con siete circunvalaciones[33]: tres andando de modo apresurado[34] y cuatro andando normalmente[35].

22. Saludará del modo descrito a la esquina donde está insertada la Piedra Negra cada vez que pase por la misma, pronunciando un takbīr.

23. No deberá saludar a la Esquina Yemení besándola, sino únicamente tocándola con la mano y llevándosela a la boca sin besarla[36].

24. Cuando acabe de hacer el ṭawāf, que haga dos rakcas en la Estación de Ibrāhīm (Maqām Ibrāhīm)[37] y luego que salude a la Piedra Negra si es que puede[38].

 

[El recorrido (sacy) entre Ṣafā y Marwa]

 

25. Acto seguido, se dirige a Ṣafā, donde estará de pie haciendo súplicas[39].

26. Seguidamente, emprenderá el recorrido hacia Marwa, apresurando su paso en el fondo del valle[40].

27. Cuando llegue a Marwa, se parará para hacer súplicas de pie[41].

28. Luego, emprende el recorrido hacia Ṣafā.

29. Esto lo realiza siete veces. Por lo que se hará cuatro altos en Ṣafā y cuatro en Marwa[42].

 

[En Minà]

 

30. Luego, el día de tarwiya[43] se procede a ir hacia Minà, rezando allí las oraciones de zuhr, casr, magrib , cishā´ y subḥ.

 

[En cArafāt]

 

31. Después, se procederá a ir hacia cArafāt[44].

32. Durante todo este tiempo, no se dejará de hacer la talbia, hasta que el Sol abandone su cenit el día de cArafa, momento en el que se dirigirá a la muṣalla del mencionado lugar[45].

33. Se ha de hacer gusl[46] antes de dirigirse a la muṣalla, y se han de juntar las oraciones de ẓuhr y caṣr con el Imām[47].

34. Acto seguido, que se dirija con el Imām hacia el lugar de parada en cArafāt[48], donde permanecerá con el mismo hasta la puesta del Sol[49].

 

[En Muzdalifa]

 

35. Tras ello, se sigue al Imām hasta Muzdalifa[50], donde se rezará con éste las oraciones de magrib, cišā’[51] y ṣubḥ.

36. Ese día, se parará con el Imām[52] en el Mašcar al-Ḥarām[53].

 

[Vuelta a Minà]

 

37. Cerca de la salida del Sol[54], se procederá a ir hacia Minà, acelerando el paso de su montura[55] cuando se halle en el valle de Muḥassir.

38. Al llegar a Minà, se apedreará la Ŷamra al-cAqaba[56] con siete guijarros[57] del tamaño de los que se usan en el juego del jaḏf[58], mientras se pronuncia un takbīr con cada guijarro que se lanza[59].

39. Luego, se degollará al animal, si dicho animal le acompaña[60].

40. Acto seguido, se rasurará el cabello[61].

 

[El ṭawāf al-ifāḍa]

 

41. Tras ello, se dirigirá a la Casa Sagrada para realizar el ṭawāf al-ifāḍa[62], dando siete circunvalaciones y haciendo después dos rak´as.

 

[Vuelta a Minà]

 

42. Seguidamente, permanecerá en Minà durante tres días.

43. Cada día que el Sol abandone su cenit[63], se apedreará la ŷamra más cercana a Minà con siete guijarros y pronunciando un takbīr con cada guijarro.

44. A continuación, apedreará las siguientes dos ŷamras del mismo modo que la anterior[64] y pronunciando un takbīr con cada guijarro.

45. Se parará a hacer súplicas tras apedrear la primera[65] y segunda ŷamra[66]; pero no se parará a hacer súplicas tras apedrear la Ŷamra al-cAqaba, sino que se marchará inmediatamente.

46. Cuando acabe de apedrear el tercer día – el cual es el cuarto día desde el día del sacrificio – se marchará a La Meca, habiendo ya completado su Peregrinación.

47. Si así lo desea, se podrá acortar la estancia en Minà, estando sólo dos días y partiendo el segundo día tras apedrear[67].

 

[El Ṭawāf de Despedida]

 

48. Al partir de La Meca, se realizará el Ṭawāf de Despedida, seguido de dos rak´as[68].

 

[La cUmra]

 

49. En la ´Umra hará lo mismo que hemos mencionado al principio para el Ḥaŷ , hasta completar el recorrido entre Ṣafā y Marwa[69].

50. Acto seguido, se rasurará el cabello, habiéndose, así, completado la cUmra.

 

[El corte del cabello]

 

51. Rasurar el cabello es lo mejor para el Ḥaŷ y la cUmra.

52. No obstante, es suficiente con cortarse el cabello, comprendiendo el cabello de toda la cabeza[70].

53. La sunna de la mujer es que se corte el cabello[71].

 

[Reglas concernientes al ihrām]

 

54. No hay inconveniente en que la persona en estado de ihrām mate ratas, serpientes, escorpiones y alimañas semejantes.

55. Tampoco hay inconveniente en que mate perros agresivos u otros animales peligrosos, tales como lobos y leones.

56. Igualmente, podrá matar de entre las aves únicamente[72] los cuervos y los buitres que puedan causar molestia.

57. Se deberá de evitar durante el Ḥaŷ y la cUmra el contacto sexual con las mujeres[73], el perfume[74], la ropa cosida[75], la caza, matar insectos[76] y cortarse las uñas o el pelo del cuerpo.

58. No se deberá cubrir la cabeza durante el estado de ihrām, ni cortarse el pelo a no ser por necesidad[77].

 

[Reparación de lo anterior]

 

59. En ese caso, se reparará ayunando tres días[78], dando de comer a seis pobres con dos almuds de los del Profeta – que Al·lāh le bendiga y dé paz – a cada pobre u ofreciendo en sacrificio un ovino o un caprino[79], que degollará donde quiera.

 

[Vestimenta durante el estado de ihrām]

 

60. La mujer podrá vestir calcetines de cuero y demás ropas durante el estado de ihrām.

61. Aparte de eso, la mujer deberá evitar lo mismo que lo que el hombre debe de evitar[80].

62. El iḥrām de la mujer está en su rostro y en sus manos[81].

63. El ihrām del hombre está en su rostro y su cabeza[82].

64. El hombre no deberá calzar calcetines de cuero durante su estado de iḥrām, a no ser que no encuentre sandalias, por lo que deberá de recortarlos por debajo del tobillo.

 

[Diferentes modos de realizar el Ḥaŷ : el modo ifrād]

 

65. Según nosotros[83], el modo ifrād de realizar el Ḥaŷ es mejor que el modo tamattuc y el modo qirān[84].

66. Quien practique el modo qirān o el modo tamattuc sin que sea residente en La Meca, que ofrezca un animal en sacrificio, degollándolo o apuñalándolo[85] en Minà[86], si lo hubiese tenido consigo en cArafat[87]. Si no lo hubiese tenido consigo en cArafat[88] que lo sacrifique en La Meca – en Marwa[89] – tras haber introducido al animal desde fuera de Territorio Sagrado (Ḥaram)[90].

67. Si no se encontrase un animal[91] para sacrificar, que se ayune tres días durante la Peregrinación, esto es: entre el día en que se entra en estado de ihrām y el día de cArafat.

68. Si se le pasa el tiempo de ello, que ayune los días de Minà y siete días después de que regrese[92].

 

[El modo tamattuc]

 

69. El modo tamattuc consiste en entrar en estado de ihrām para realizar la cUmra, luego salir de dicho estado durante los meses del Ḥaŷ, para finalmente, realizar el Ḥaŷ en dicho año antes de regresar al país de origen o a una distancia similar en lejanía al país de origen.

70. En este caso, se podrá entrar en estado de ihrām[93] desde La Meca si se encuentra uno en la misma[94].

71. Pero no podrá entrar en estado de ihrām desde La Meca quien quiera realizar la cUmra hasta que no se salga del Territorio Sagrado[95].

 

[El modo qirān]

 

72. El modo qirān consiste en entrar en estado de ihrām para realizar el Ḥaŷ y la cUmra conjuntamente, poniendo primero la intención de hacer la cUmra[96].

73. Si hace que el Ḥaŷ siga a la cUmra antes de realizar el ṭawāf y las rak´as, se considerará que está realizando el modo qirān[97].

 

[Reglas concernientes al tamattuc y el qirān]

 

74. Los habitantes de La Meca no están obligados a sacrificar un animal a causa del tamattuc o del qirān.

75. Quien – tras haber hecho la cUmra antes de los meses del Ḥaŷ – salga del estado de ihrām y luego haga el Ḥaŷ en el mismo año, no habrá realizado la modalidad de tamattuc.

 

[Reglas concernientes a la caza durante el estado de ihrām y su expiación]

 

76. Quien cobre una pieza de caza[98], tendrá que compensar[99] sacrificando una cabeza de ganado según el animal cobrado[100].

77. Ello será decidido por dos alfaquíes musulmanes dignos de confianza[101].

78. El sacrificio será llevado a cabo en Minà, si se hubiese parado con el animal en cArafāt[102].

79. Si ello no fuese el caso, el sacrificio tendrá lugar en La Meca[103], haciendo entrar al animal desde fuera del Territorio Sagrado.

80. Podrá elegir lo mencionado o bien expiar dando de comer a los pobres. Por lo que valorará la pieza cobrada en alimentos y los dará como limosna[104].

81. O bien, ayunará de modo equivalente; de modo que por cada almud ayunará un día. Se ayunará un día por cada almud incompleto[105].

 

[El juicio jurídico de la cUmra]

 

82. La cUmra es una sunna confirmada que debe ser realizada una vez en la vida[106].

 

[Súplica de partida]

 

83. Se recomienda a quien parta de La Meca tras haber realizado el Ḥaŷ o la cUmra, que diga al partir: āyibūna, tācibūna, cābidūna li rabbinā, ḥāmidūn. Sadaqa-l-lāhu wacdahu, wa naṣara cabdahu, wa hazama-l-aḥzāba waḥdah[107].

 


[1] Se la llama Casa de Allāh por el honor que supone el haber sido el primer templo construido para la adoración de Allāh – exaltado sea..

[2] Se trata de otro nombre de La Meca.

[3] Si un esclavo o un menor hacen la peregrinación, ésta es válida; pero no les exime de la obligatoriedad de realizarla una vez alcanzada la libertad o la mayoría de edad. Quien niegue la obligatoriedad de la peregrinación o dude de ella es un infiel. Quien afirme su obligatoriedad pero se niegue a realizarla, que Allāh se encargue de él. La mujer realizará la peregrinación acompañada de su marido o de un familiar varón con el que le está prohibido casarse (maḥram). En su defecto, viajará con compañía digna de confianza, si ella misma es digna de confianza y se trata de la peregrinación obligatoria.

[4] Si se teme por la integridad física o situación económica de uno, la peregrinación deja de ser obligatoria.

[5] Para llegar y para volver. El oficio cuyo ejercicio puede llevarle y traerle a uno puede sustituir al viático si se cree que se podrá ejercer con éxito y siempre que no se trate de un oficio humillante.

[6] Por lo que el enfermo no está obligado a peregrinar.

[7]Mīqāt” significa lugar o tiempo establecido.

[8] En cuanto al temporal, son los meses de Šawwāl, Ḏul Qicda y los diez primeros días de Ḏul Ḥiŷŷa.

[9] Estado de sacralización.

[10] Es indeseable entrar en estado de ihrām antes de llegar al mīqāt. Ello implica que quien pase por el mīqāt mientras se halla en un avión, que haga gusl y se cambie de ropa en el último aeropuerto que toque antes de pasar por el mīqāt y que ponga intención de entrar en estado de ihrām cuando se anuncie que se sobrevuela el mīqāt.

La persona residente en La Meca que entra en estado de iḥrām, su mīqāt es La Meca. Se recomienda que entre en estado de ihrām dentro de la Mezquita Sagrada. Para el residente en La Meca, su mīqāt para realizar la cUmra y el qirān (unir la peregrinación mayor y la menor en un solo viaje) es salir fuera de los límites del territorio sagrado.

[11] El autor procede a enumerar los mīqāt espaciales de los no residentes en La Meca.

[12] Quien resida entre dichos mīqāts y La Meca, que entre en estado de ihrām desde su casa. Quien se dirija a La Meca desde el mar – como, por ejemplo, los que provienen de Egipto – que entren en estado de ihrām cuando naveguen a la altura de al-Ŷuḥfa.

[13] A título de sunna. La talbia es obligatoria en sí misma y es sunna realizarla en el momento de entrar en estado de iḥrām.

[14] Este es el texto de la talbiya.

[15] “Heme aquí, oh Allāh, heme aquí. Heme aquí, nadie se Te puede asociar, heme aquí. Tuya es la bendición, el favor y el Reino. Nadie se Te puede asociar”. “Labbaika” significa una respuesta tras otra respuesta. Se trata de la respuesta que los seres humanos dan a Allāh cuando Él les preguntó “ ¿Acaso no soy vuestro Señor? Y la respuesta a la exhortación de Ibrāhīm – la paz sea con él –, cuando construyó la Casa Sagrada, a que la gente peregrinase a dicha casa.

[16] Se entra en estado de ihrām poniendo intención de ello y pronunciado la talbia.

[17] A título de sunna, y aun siendo menstruante o estando en el puerperio. El hecho de no realizar el gusl no obliga a sacrificio enmendador alguno. Se recomienda al que quiera entrar en estado de ihrām para realizar la peregrinación mayor o menor que se corte la uñas, se afeite el pubis y que no se corte el pelo para dar apariencia de desaliño.

[18] El despojarse de ropa cosida es únicamente para los hombres. Estos vestirán unos faldones (izār), un manto (ridā’) y unas sandalias (naclain).

[19] Siempre que no sea menstruante o esté en el puerperio.

[20] Se recomienda que ello tenga lugar en Ḏī-l-Tuwà.

[21] Oraciones obligatorias y supererogatorias.

[22] Y depresiones.

[23] También se recomienda al despertarse del sueño. El que pronuncie la talbia no devolverá el saludo hasta que no acabe de hacerla. Se recomienda que el hombre eleve la voz moderadamente al hacerla. En cuanto a la mujer, que tan solo se oiga a sí misma. La talbia no es indeseable para la menstruante o la que se haya en el puerperio.

[24] Es indeseable hacerlo todo el tiempo sin parar.

[25] Es recomendable entrar en La Meca durante el día. Si entra antes de la salida del Sol, que no haga el ṭawāf. Si lo hace, que no haga ninguna rakca hasta que salga el Sol.

[26] El Imām Mālik.

[27] Tras dejar su equipaje y, si es necesario, comer ligeramente. Si se retrasa habrá cometido una falta de cortesía (adab).

[28] Hoy conocid como bāb as-Salām.

[29] A título de sunna en la primera circunvalación y recomendable en los demás.

[30] Si tampoco puede poner la mano sobre la Piedra Negra, que la toque con un bastón y que se lo lleve a la boca sin besarlo. Si tampoco puede tocarla con un palo, que simplemente pase por delante haciendo un takbīr. También habrá de hacer un takbīr cuando bese la Piedra Negra, la toque con la mano o con un palo.

[31] Se refiere a la Caaba.

[32] Se trata del ṭawāf de la llegada (al-qudūm), el cual es obligatorio para todo aquel que haya entrado en estado de ihrām desde fuera de Territorio Sagrado, ya sea residente de La Meca o no. El hecho de no realizar este ṭawāf obliga a un sacrificio enmendador, a no ser que no haya tiempo suficiente para hacerlo, teniendo el peregrino que dirigirse inmediatamente a cArafat sin deber sacrifico enmendador alguno. Para poder realizar el ṭawāf se requiere lo que se precisa para la oración (wuḍū’, limpieza de las ropas, etc.), con la salvedad que durante el ṭawāf se permite hablar.

[33] Si la persona que hace el ṭawāf duda en el número de circunvalaciones que haya hecho, que opte por el número menor, tal y como se hace en la oración con las rakcas. La condición del ṭawāf es que éste se realice con continuidad. Ello significa que si olvida una circunvalación y la recuerda después de que haya pasado bastante tiempo, el ṭawāf queda invalidado. Sin embargo, si la recuerda al poco tiempo y aún no ha roto su wuḍū’, que prosiga haciendo lo que haya olvidado. Cuando se oye la iqāma de la oración, se ha de detener el ṭawāf, prosiguiéndose después de la oración en el mismo punto donde se detuvo.

[34] Un paso más rápido que el andar normal, pero más lento que correr. Ello es sunna sólo para los hombres. El no hacerlo no implica sacrificio enmendador alguno.

[35] Durante el ṭawāf se harán súplicas en general.

[36] Ello es sunna en la primera vuelta y recomendable en las demás. Se recomienda, asimismo, hacer súplicas en el multazam tras finalizar el ṭawāf. El multazam es la parte de la Caaba que va desde la esquina donde está insertada la Piedra Negra hasta la puerta de la Caaba.

[37] Estas dos rakcas son obligatorias después del ṭawāf obligatorio. Si no se realizan se habrán de ofrecer un sacrificio enmendador si el peregrino ya hubiese regresado a su país. Si ese no es el caso y aún no hubiese roto su wuḍū’, que haga sólo las dos rakcas. Si ya hubiese roto su wuḍū’, que repita el ṭawāf, que haga las dos rakcas y que repita el sacy si ya lo hubiese hecho.

[38] A título de sunna. Se recomienda que después del ṭawāf y las dos rakcas, se dirija uno a la fuente de Zam Zam a beber un poco de su agua.

[39] Es sunna ascender a la colina de Ṣafā tanto para hombres como para mujeres si hay espacio.

[40] Este apresuramiento es sunna sólo para los hombres. El fondo del valle está señalado en la actualidad por dos marcas verdes que figuran en la pared de la mezquita, que queda a la izquierda si se dirige uno hacia Marwa. Es obligatorio empezar los recorridos desde Ṣafā.

[41] Las súplicas no están delimitadas.

[42] El recorrido entre Ṣafā y Marwa es uno de los pilares de la Peregrinación y la cUmra cuya realización es indispensable y que no pueden enmendarse con sacrificio alguno. Sus condiciones son cuatro: realizarlo tras el ṭawāf, hacerlo ininterrumpidamente, hacer lo siete recorridos completos, ser precedido por un ṭawāf completo y de realización obligatoria (tal como el ṭawāf al-qudūm (llegada) y al- ifāḍa).

[43] El octavo día del mes Ḏul-Ḥiŷŷa.

[44] El estar en cArafat durante el día después del mediodía es obligatorio, y si se omite se enmienda con un sacrificio. No obstante, el estar en cArafat una parte de la noche es un pilar de la Peregrinación.

[45] Se refiere a la mezquita de Namira.

[46] Este gusl es a título meritorio. Lo hace también la menstruante y la mujer en el puerperio. En este gusl no se ha de frotar el cuerpo a fondo, sino sólo pasar la mano suavemente. Este es el último de los tres gusuls del Ḥaŷ.

[47] Las oraciones se juntan y se acortan a título de sunna, pues no se trata de la distancia que obliga a acortarlas. Las oraciones de ẓuhr y caṣr se realizan en tiempo de ẓuhr. Quien resida en cArafat, que no las acorte. Y quien no llegue a poder rezar con el Imām, que las rece donde esté acampado.

[48] Se recomienda que se sitúe uno a pie de la Colina de la Misericordia (Ŷabal ar-Raḥma) después del mediodía.

[49] Es necesario estar en cArafāt durante una parte de la noche. Se recomienda que el peregrino no ayune durante ese día para que tenga fuerza para aguantar la estancia en cArafat. También se recomienda que la parada sea montado en vez de a pie. Es meritorio hacer abundante ḏikr, bendiciones al Profeta – la paz sea con él – y rogar por uno mismo, su familia, sus padres y sus hermanos.

[50] Hacer una parada en Muzdalifa es obligatorio y su omisión se enmienda con un sacrificio. El pasar la noche en la misma es meritorio.

[51] Nada más pararse en Muzadalifa, que su primer acto tras encontrar un sitio sea el rezar las oraciones de magrib e cišā’ juntándolas y acortando cišā’.

[52] A título meritorio.

[53] Se trata de una colina situada en Muzdalifa.

[54] Puede permanecer hasta que claree.

[55] A título meritorio y si va montado. El que vaya a pie que acelere su marcha.

[56] La Ŷamra al-cAqaba es, de las tres ŷamras, la que se encuentra más cercana a La Meca. El apedreamiento es obligatorio y se enmienda con un sacrificio. Es meritorio recoger los guijarros en Muzdalifa.

[57] Se ha de lanzar guijarro tras guijarro. Si se lanzan los siete de una vez, se cuenta como un solo lanzamiento. No vale lanzar barro seco o algo de metal. Es indeseable lanzar un guijarro manchado con impureza o que ya haya sido lanzado.

[58] Juego infantil árabe en el que se utilizan guijarros de un tamaño determinado. El tamaño de éstos ha de ser como el del hueso de un dátil o una haba. Más pequeño no vale; y más grande vale, pero es indeseable.

[59] El pronunciar el takbīr es a título meritorio. Al apedrear la Ŷamra al-cAqaba sale parcialmente del estado de ihrām, siéndole todo, excepto las mujeres y la caza, permitido. Acabará saliendo totalmente del estado de ihrām al hacer el ṭawāf al-ifāḍa.

[60] O sea, si dicho animal hubiese estado acompañándole en cArafat. Si no, que lo sacrifique en La Meca.

[61] O bien se lo corta sin rasurárselo. El que no pueda ni cortárselo ni rasurárselo por una dolencia que sufra en la cabeza, que lo enmiende con un sacrificio. La mujer no se rasurará el cabello, sino que se lo cortará.

[62] Se trata del último de los cuatro pilares de la Peregrinación que no se enmiendan con sacrificio alguno. Tras efectuarlo, se sale totalmente del estado de iḥrām. Se recomienda que el ṭawāf al-ifāḍa se realice el mismo día del sacrificio (cId al-Aḏà).

[63] Antes no es válido. El apedreamiento se puede hacer hasta la puesta del sol.

[64] Se apedreará la Ŷamra Central y luego la Ŷamra al-cAqaba.

[65] La ŷamra más cercana a Minà.

[66] La Ŷamra Central.

[67] Siempre y cuando parta de Minà antes de que se ponga el Sol. Si se pone, tendrá que quedarse dicha noche.

[68] Esto es para todo aquel que salga de La Meca, ya sea peregrino o no.

[69] Los pilares del cUmra son: el iḥrām, el ṭawāf y el recorrido entre Ṣafā y Marwa. Su mīqāt temporal es en todo momento y su mīqāt espacial es Territorio no Sagrado, ya sea habitante de La Meca o no.

[70] No que se corte el pelo de parte de la cabeza y que deje parte sin cortar.

[71] Rasurárselo está prohibido a no ser que sea por necesidad.

[72] No obstante, la opinión preferida es que si otro tipo de aves molesta, se les puede matar.

[73] La penetración y la eyaculación invalidan la Peregrinación si alguna de estas dos ocurren antes de pararse en cArafat o en el Día del Sacrificio antes del apedreamiento y el Ṭawāf al-Ifāḍa. Al invalidar su Peregrinación se le hace obligatorio recuperarla, enmendar con un sacrificio y proseguir con los rituales de la Peregrinación si ya se hubiese parado en cArafāt. En cuanto al juego sexual sin eyaculación y la salida de líquido seminal obligan a un sacrificio de enmienda (hady).

[74] El perfume macho (como la rosa y el jazmín) es indeseable olerlo y su uso no implica reparación (fidya). En cuanto al perfume hembra (como el almizcle y el azafrán), su uso implica reparación.

[75] Esto es sólo para los hombres.

[76] No se permite matar piojos ni quitárselos del cuerpo. Las pulgas tampoco se pueden matar, pero se las puede uno quitar de encima.

[77] Ya sea de la cabeza, el bigote, la barba, el pubis, las axilas o cortarse las uñas. Si lo hace, tendrá que dar de comer a los pobres un puñado de comida.

[78] Aunque sean los días de Minà.

[79] Dicho animal está sometido a las mismas condiciones de edad etc. que los animales que se degüellan para el cĪd. No es válido dar en limosna el animal vivo sin degollarlo.

[80] Relaciones sexuales, perfume, caza, matar animales y cortarse el pelo.

[81] Le está prohibido a la mujer cubrirse el rostro y las manos; ya que si lo hace, habrá de reparar.

[82] Tiene que tenerlos al descubierto noche y día. Si se los tapa para cubrirse del frío, calor, viento, etc., habrá de reparar. Pero si se los cubre e inmediatamente después se los descubre, no estará obligado a nada. Se puede estar a la sombra de edificios y tiendas de campaña, mas no se podrán usar sombrillas.

[83] Los mālikīs.

[84] Ya que el ifrād no precisa que se enmiende con sacrificio alguno.

[85] Si se tratase de un camello.

[86] Después del alba.

[87] De noche.

[88] O ya hubiesen pasado los días de Minà.

[89] A título meritorio.

[90] Ya que todo animal de sacrificio ha entrar de Territorio no Sagrado a Territorio Sagrado. Se sacrifican camellos, vacas, ovejas y cabras; siendo el camello el preferible.

[91] O no tuviese dinero para pagarlo.

[92] Se recomienda que el ayuno sea consecutivo.

[93] Después de salir del estado de ihrām de la cUmra.

[94] Se recomienda que entre en estado de ihrām desde la puerta de la Mezquita Sagrada.

[95] Ya que es condición de la cUmra pasar de Territorio no Sagrado a Territorio Sagrado.

[96] Obligatoriamente.

[97] Según la opinión más difundida, está permitido poner intención de que el cḤaŷ siga a la cUmra durante el ṭawāf. También es válido después de haber acabado el ṭawāf y antes de hacer las rakcas; pero es indeseable.

[98] Ya esté en estado de ihrām por realizar la Peregrinación o la cUmra o no esté en estado de ihrām y se halle en Territorio Sagrado. Ya sea libre o esclavo, varón o hembra, adulto o menor. Ya mate al animal intencionadamente, por error, por olvido, directa o indirectamente.

[99] Obligatoriamente.

[100] Quien mate un elefante, tendrá que sacrificar un camello de Khorasán. Quien mate un buey salvaje, un onagro o una gacela, tendrá que sacrificar una vaca. Quien mate un avestruz, que sacrifique un camello. Quien mate una hiena, un zorro o una paloma de La Meca y su mezquita, que sacrifique una oveja. Lo mínimo que se puede sacrificar es un cordero en su segundo año de vida.

[101] Dichos alfaquíes se basarán en las decisiones del Profeta – la paz sea con él – y los Compañeros. La expiación no valdrá si no es por decisión de los alfaquíes, excepto en el caso de las palomas de La Meca y su mezquita, que se sabe que es una oveja.

[102] Esto es en el caso del peregrino que hace el Ḥaŷ.

[103] Para el que realiza la cUmra y el que no está en estado de iḥrām, el animal se sacrificará en todo momento en La Meca.

[104] A cada pobre se dará un almud de alimento. No valdrá dar otro tipo de bien o dinero en metálico.

[105] Se puede elegir entre estas tres opciones cuando el animal cazado tiene un correspondiente animal expiatorio. Cuando no es el caso, como con los pájaros y conejos, sólo se elegirá entre dar de comer almudes a los pobres o ayunar.

[106] Es indeseable hacer más de una cUmra al año.

[107] “Retornamos arrepentidos, adorando a nuestro Señor y alabándole. Allāh ha cumplido Su promesa, ha asistido a Su siervo y ha vencido a los clanes por Sí mismo.