ISLAM Y AL-ANDALUS

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

En islamyal-andalus.es usamos cookies

Islamyal-andalus.es utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web. Estamos haciendo todo lo posible por facilitar el uso de dichas cookies, así como su gestión y control al utilizar nuestros servicios.

¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños archivos de texto que se almacenan en el dispositivo del usuario de Internet al visitar una página web. Es el operador del sitio web el que determina qué tipo de información contiene dicha cookie y cuál es su propósito, pudiendo además ser utilizada por el servidor web cada vez que visite dicha web. Se utilizan las cookies para ahorrar tiempo y hacer la experiencia de navegación web mucho más eficiente. No obstante, pueden ser usadas con varios propósitos diferentes que van desde recordar la información de inicio de sesión o lo que contiene su pedido de compra.

Existen una gran cantidad de guías en las que se explica lo que son las cookies, y para qué se utilizan. Pro nuestra parte, les explicaremos cómo afectan estas cookies a la página web de webexpertia, pero en el caso de que necesite más información al respecto, eche un vistazo a estas páginas:

¿Cómo utiliza webexpertia las cookies?

webexpertia tan solo utilizará las cookies que Usted nos deje utilizar. Podrá controlar sus cookies a través de su navegador. Podrá encontrar más información al respecto más adelante. Hemos utilizado algunas de las guías existentes para clasificar las cookies que usamos en varios grupos:

  1. Cookies de Rendimiento
  2. Cookies Funcionales
  3. Cookies de Marketing

A continuación encontrará más información sobre cada uno de estos tipos de cookies.

1. Cookies de Rendimiento

Se trata de cookies que recogen información sobre cómo utiliza el sitio web (por ejemplo, las páginas que visita o si se produce algún error) y que también ayudan a webexpertia a la localización y solución de problemas del sitio web. Toda la información recogida en las mismas es totalmente anónima y nos ayuda a entender cómo funciona nuestro sitio, realizando las mejoras oportunas para facilitar su navegación.

Dichas cookies permitirán:

  • Que Usted navegue por el sitio
  • Que webexpertia recompile información sobre cómo utiliza Usted la página web, para así entender la usabilidad del sitio, y ayudarnos a implementar las mejoras necesarias. Estas cookies no recogerán ninguna información sobre Usted que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de sus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.

2. Cookies Funcionales

Nuestro propósito con estas cookies no es otro que mejorar la experiencia de los usuarios de webexpertia. Podrá rechazar en cualquier momento el uso de dichas cookies. webexpertia utiliza estas cookies para recordar ciertos parámetros de configuración o para proporcionar ciertos servicios o mensajes que pueden llegar a mejorar su experiencia en nuestro sitio. Por ejemplo, recuerdan el país o el idioma que ha seleccionado al visitar las páginas, y no se utilizan con fines de marketing.

Dichas cookies permitirán:

  • Recordar sus datos de inicio de sesión como cliente al volver a la página

Estas cookies no recogerán ninguna información sobre Usted que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de sus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.

3. Cookies de Marketing

Dichas cookies son gestionadas por terceros, con lo que podrá utilizar las herramientas de éstos para restringir el uso de estas cookies. Algunas de las cookies se utilizan para enlazar a otras páginas web que proporcionan ciertos servicios a webexpertia, como puede ser el caso de Facebook, Twitter o Google. Algunas de estas cookies modificarán los anuncios de otras webs para adaptarlos a sus preferencias.

Estas cookies permitirán:

  • Enlazar con redes sociales
  • Pasar información sobre su visita a la página de webexpertia para adaptar anuncios en otras páginas.

Además de aceptar o rechazar el uso de ciertas cookies a través de la página web de webexpertia, también podrá gestionarlas haciendo uso de la configuración de su navegador.

Aquí tiene una fuente de información sobre cómo llevar a cabo dicho proceso: http://www.allaboutcookies.org/manage-cookies/

Tan solo leeremos o escribiremos cookies acerca de sus preferencias. Aquellas que hayan sido instaladas antes de modificar la configuración permanecerán en su ordenador y podrá borrarlas haciendo uso de las opciones de configuración de su navegador.

COMUNICADO 09/09/2011

Ante la última acción por parte de indeseables sin escrúpulos, responsables de la campaña de desprestigio que venimos sufriendo desde hace cuatro años, y que sin saberlo o a sabiendas, actúan  al servicio de quienes pretenden que el Islam no prospere en nuestra tierra, nos vemos obligados a hacer pública la siguiente información.

El pasado día doce de agosto, a pesar de ser Ramadán, individuos con nombres y apellidos asaltaron el inmueble que contiene la Mezquita de los Andaluces en Córdoba, apropiándose de documentos y de una suma de objetos cuyo valor excede los diecisiete mil euros, algunos de los cuales resultaron ser monedas califales y nazaríes de valor incalculable.

Es a todas luces lamentable que este despreciable acto de asalto y robo haya sido cometido por quienes dicen ser musulmanes. Musulmanes que roban a otros hermanos de la Umma en pleno mes de Ramadán; ladrones de mezquitas que encubren su delito acusando de ladrones a los legítimos propietarios.

Pero lo verdaderamente lamentable es que las gentes de la Umma continúen prestando oídos y dando crédito a estos ladrones, difamadores y calumniadores; en definitiva, delincuentes al servicio del Shaitán.

Y es que quienes actúan inspirados por la codicia de lo que no les pertenece, se dedican a sembrar la discordia entre los musulmanes de esta tierra, tratando de hacer ver a quienes carecen de criterio, que el patrimonio de una entidad privada pueda ser algo público que pertenece a todos los musulmanes del mundo.

Afortunadamente en este país existe una cosa que se llama propiedad privada, que hace que un inmueble pertenezca a su propietario, y no a personajes externos amantes de lo ajeno.

Esta es una entidad religiosa de carácter privado, por tanto, el destino de nuestras casas y de nuestras mezquitas es ser usadas por los miembros de nuestra asociación, y por nadie más. Y las personas ajenas no poseen ningún derecho sobre lo que no les pertenece.

¿Pertenece el Banco de Santander a todos los santanderinos? ¿Pertenece el Real Madrid a todos los madridistas del planeta? ¿Por qué no pueden impugnarse los estatutos o las juntas ordinarias o extraordinarias del Banco de Santander o del Real Madrid? Tan simple como que para poder hacer algo así, como mínimo hay que gozar de la condición de miembro.

¿Pero es que nos están tomando a los musulmanes por tontos? ¿O es que los musulmanes somos realmente tontos?

¡Basta ya de manipulaciones fabricadas para simples! ¡Basta ya de aguantar el peso de la injusticia!

Durante cuatro años hemos optado por permanecer en silencio, pues entendemos que no se debe hablar mal de otros musulmanes; sin embargo quienes no saben esto, entienden que quien calla otorga, por tanto, hemos de ser claros y, sin ánimo de difamar, hemos de exponer lo que los miembros de esta comunidad venimos soportando tras cuatro años de silente sufrimiento provocado por estos personajes que presumen de ser musulmanes, y que no dudan en machacar a sus hermanos si esto les proporciona un aumento en su patrimonio.

Hermanos, que el Shaitán no os confunda. No puede consentirse que unos delincuentes que presumen de llamarse a sí mismos musulmanes, que no son sino los enemigos del Islam de esta tierra, sigan disfrazando y encubriendo sus acciones delictivas bajo la bandera del Islam, mientras difaman, calumnian y siembran el enfrentamiento entre musulmanes honestos y entre la gente de bien.