ISLAM Y AL-ANDALUS

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

En islamyal-andalus.es usamos cookies

Islamyal-andalus.es utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web. Estamos haciendo todo lo posible por facilitar el uso de dichas cookies, así como su gestión y control al utilizar nuestros servicios.

¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños archivos de texto que se almacenan en el dispositivo del usuario de Internet al visitar una página web. Es el operador del sitio web el que determina qué tipo de información contiene dicha cookie y cuál es su propósito, pudiendo además ser utilizada por el servidor web cada vez que visite dicha web. Se utilizan las cookies para ahorrar tiempo y hacer la experiencia de navegación web mucho más eficiente. No obstante, pueden ser usadas con varios propósitos diferentes que van desde recordar la información de inicio de sesión o lo que contiene su pedido de compra.

Existen una gran cantidad de guías en las que se explica lo que son las cookies, y para qué se utilizan. Pro nuestra parte, les explicaremos cómo afectan estas cookies a la página web de webexpertia, pero en el caso de que necesite más información al respecto, eche un vistazo a estas páginas:

¿Cómo utiliza webexpertia las cookies?

webexpertia tan solo utilizará las cookies que Usted nos deje utilizar. Podrá controlar sus cookies a través de su navegador. Podrá encontrar más información al respecto más adelante. Hemos utilizado algunas de las guías existentes para clasificar las cookies que usamos en varios grupos:

  1. Cookies de Rendimiento
  2. Cookies Funcionales
  3. Cookies de Marketing

A continuación encontrará más información sobre cada uno de estos tipos de cookies.

1. Cookies de Rendimiento

Se trata de cookies que recogen información sobre cómo utiliza el sitio web (por ejemplo, las páginas que visita o si se produce algún error) y que también ayudan a webexpertia a la localización y solución de problemas del sitio web. Toda la información recogida en las mismas es totalmente anónima y nos ayuda a entender cómo funciona nuestro sitio, realizando las mejoras oportunas para facilitar su navegación.

Dichas cookies permitirán:

  • Que Usted navegue por el sitio
  • Que webexpertia recompile información sobre cómo utiliza Usted la página web, para así entender la usabilidad del sitio, y ayudarnos a implementar las mejoras necesarias. Estas cookies no recogerán ninguna información sobre Usted que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de sus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.

2. Cookies Funcionales

Nuestro propósito con estas cookies no es otro que mejorar la experiencia de los usuarios de webexpertia. Podrá rechazar en cualquier momento el uso de dichas cookies. webexpertia utiliza estas cookies para recordar ciertos parámetros de configuración o para proporcionar ciertos servicios o mensajes que pueden llegar a mejorar su experiencia en nuestro sitio. Por ejemplo, recuerdan el país o el idioma que ha seleccionado al visitar las páginas, y no se utilizan con fines de marketing.

Dichas cookies permitirán:

  • Recordar sus datos de inicio de sesión como cliente al volver a la página

Estas cookies no recogerán ninguna información sobre Usted que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de sus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.

3. Cookies de Marketing

Dichas cookies son gestionadas por terceros, con lo que podrá utilizar las herramientas de éstos para restringir el uso de estas cookies. Algunas de las cookies se utilizan para enlazar a otras páginas web que proporcionan ciertos servicios a webexpertia, como puede ser el caso de Facebook, Twitter o Google. Algunas de estas cookies modificarán los anuncios de otras webs para adaptarlos a sus preferencias.

Estas cookies permitirán:

  • Enlazar con redes sociales
  • Pasar información sobre su visita a la página de webexpertia para adaptar anuncios en otras páginas.

Además de aceptar o rechazar el uso de ciertas cookies a través de la página web de webexpertia, también podrá gestionarlas haciendo uso de la configuración de su navegador.

Aquí tiene una fuente de información sobre cómo llevar a cabo dicho proceso: http://www.allaboutcookies.org/manage-cookies/

Tan solo leeremos o escribiremos cookies acerca de sus preferencias. Aquellas que hayan sido instaladas antes de modificar la configuración permanecerán en su ordenador y podrá borrarlas haciendo uso de las opciones de configuración de su navegador.

Lo que haces Online, habla de ti

Internet: el método de comunicación más potente inventado por el ser humano hasta el momento. Ofrece millones de posibilidades para La relación entre Las personas. Pero en la otra cara de la moneda están algunos inconvenientes, como la exposición a La que se someten tus datos personales. Pagina nueva 3

 

Internet: el método de comunicación más potente inventado por el ser humano hasta el momento. Ofrece millones de posibilidades para La relación entre Las personas. Pero en la otra cara de la moneda están algunos inconvenientes, como la exposición a La que se someten tus datos personales.

 

Redes sociales, chats, foros, blogs, vídeos online, ¿quién no Las usa de forma esporádica o diaria? En todas añades una pizca de información personal. Tu nombre, tu ciudad, tu fecha de nacimiento, etc. Sólo es necesario estar atento, para que cualquiera pueda reconstruir una imagen bas­tante buena de ti si eres un usuario activo en La red. Es posible que pertenezcas a esa nueva generación de internautas a los que nos Les im­porta su privacidad y que incluso se enorgullecen de tener su vida onLine. Pero si no es así y prefieres que tus datos personales sigan siendo eso mismo, "personales", las próximas páginas te interesarán.

 

En este artículo no queremos demonizar las redes sociales. Lo que  sí queremos es que tomes conciencia de que tus acciones de hoy, pueden repercutir en tu presente y en tu futuro.  Más de lo que imaginas de hecho. El uso racional de las cosas es importante especialmente cuando estamos hablando de una herramienta tan potente como Internet. Por ello en este artículo queremos enseñarte qué debes vigilar  y cómo puedes asegurar tu información personal de forro.

 

¿Privacidad? Perdón, ¿cómo dice?

Refiriéndose a Internet, Scott McNealy, presidente de Sun Microsystems, ha dicho tex­tualmente: "Ya no tienen privacidad. Acéptenlo". Y de eso hace ya unos años. ¿Pero es cierto? La verdad es que el boom de las redes sociales, los blogs y los foros en Internet han producido un cambio importante en el panorama de La privacidad onLine, en donde millones de per­sonas de pronto cuentan detalles de su vida privada que otros tantos millones pueden leer sin muchos problemas. Teléfonos, direcciones postales y fotos circulan Libremente por la Red en un torbellino de información que, si te tomas un rato, puedes desmenuzar y organizar, para recomponer información muy concreta sobre una persona.

 

En ese sentido McNealy tiene razón, La privacidad se ha acabado. Pero por voluntad propia en la mayoría de los casos, ya que muchos colocan su información personal onLine sin mayores reparos. Y esto es precisamente Lo que produce brechas en La privacidad personal. Aunque algunos usuarios aceptan el mundo de las nuevas tal como es y encuentran que ser parte de una red social, con una buena parte de tu vida personal onLine es Lo más normal del mundo, hay otro segmento de navegantes que exponen sus datos por puro desconocimiento. Pero pertenezcas al grupo que pertenezcas, si te preocupa tu privacidad onLine, deberías comenzar por el principio. ¿Qué sabe Internet de ti?

 

Haz la prueba: EgoGoogling

El EgoGoogling te dará una idea de lo que los demás pueden encontrar sobre ti en La Red. Se trata de buscar en Google tu propio nombre o Los diferentes nicks que usas tus redes sociales. Si estiras un poco del hilo y navegas un rato, verá cantidad de información que puedes llegar a "desenterrar" de ti mismo. Esto se multiplica si tienes mucha actividad onLine.

 

Como puedes ves. Llevar una  onLine es un arma de doble filo. Porque todo el mundo puede llegar a saber cosas privadas de ti. Todo el mundo.

Tu Información personal en Internet

 

Lo malo de Internet en cues­tiones de privacidad es que no olvida. Dentro de 10 años podrás encontrar datos que has escrito o vídeos que has subido hoy. Esto se aplica tanto a tus aciertos como a tus errores. Lo que subes a la Red, puede perseguirte durante años, fuera de tu control. Y aunque puedas pensar que estamos siendo algo apocalípticos al respecto, no es cierto. A continuación verás Los puntos más importantes para tu privacidad online y también algunos casos verídicos de personas cuya vida privada ha sido afectada de forma seria, por algo tan sencillo como subir un vídeo inocente a la web de YouTube.

 

Facebook y las redes sociales

Facebook está en boca de todo el mundo. Esta red social, con más de 175 millones de usuarios de todo el mundo es, sin duda. La más popular del momento y estar en Facebook es algo casi obligado. Si Facebook fuera un país, sería el sexto más poblado del mundo. Pero este "país" también aparece con frecuencia en controversias de diverso tipo. La última ha sido un intento de cambiar los términos de uso que debes aceptar al utilizar el servicio. Hasta ahora, cuando te das de baja de Fa­cebook, todas las contribuciones y etiquetas que has realizado y creado en Los perfiles de los demás, desaparecen. Con los nuevos términos de uso, esto iba a cambiar. La idea es que cualquiera de tus contribuciones permaneciera para siempre en Facebook, es decir, que a todos los efectos cedías los derechos a La empresa propietaria de La red social.

 

El revuelo causado por este intento de cambio de filosofía ha sido tal que, por el momento, Facebook ha anulado esta iniciativa y revertido a Los términos de uso antiguos. ¿Pero cuáles son realmente los peligros de Las redes sociales como Facebook? En realidad es muy sencillo: si rellenas tu perfil de usuario de forma concienzuda, cualquier persona que lo Lea puede hacerse una buena idea sobre ti, además de obtener numerosos datos personales como nombre, dirección, profesión, teléfonos, etc. Y esto es Lo que favorece por ejemplo los llamados scams (engaños o estafas). Primero secuestran tu cuenta con técnicas de hacker o de ingeniería social (sonsacándote, básicamente). Luego, con la información personal que los delincuentes obtienen de tu red social pueden dirigirse a Los amigos que tengas, haciéndose pasar por ti y pidiéndoles una pequeña ayuda de dinero porque "te encuentras en problemas".

 

Como tienen numerosos detalles de ti y tu red, pueden hacer la historia muy creíble y ningún buen amigo se negará a cantidades de hasta 50€. Dinero que, natural­mente, nunca más volverán a ver. Y estas son algunas historias que podríamos contar. Las redes sociales de todos los tipos suelen acumular información sobre ti y esto no es algo necesariamente malo. Lo que sí es importante es que la información que acumulen sea aquella que tú realmente quieres. Por ello, uses la red que uses, deberías echar un vistazo a Los ajustes de privacidad, para ver si necesitas cambiar algo. Si estás en Facebook, en el cuadro adjunto te ofrecemos unos consejos para proteger tus datos personales en todo Lo posible.

 

El boom del Sexting

Este fenómeno, que deriva su nombre del vocablo "texting" (enviar mensajes) está siendo muy discutido actualmente en los Estados Unidos. Se trata del envío de imágenes explícitas personales entre adolescentes mediante medios electrónicos (SMS. email. etc.). El problema que surge es el siguiente: si un chico de 15 ó 10 años le envía una foto de si misma desnudo a su novia, de la misma edad, o al revés, ambos son culpables de pornografía infantil según las leyes de aquel país (y de muchos otros), ya que se trata de

imágenes de menores. Uno por distribuirlas y otro por poseerlas.

 

Esto está generando una gran polémica en los EEUU porque ha habido varios casos en que parejas han publicado esas imágenes, inicialmente privadas, por despecho en internet, para escarnio de la otra parte implicada. En cualquier caso, es importante conciencias a los adolescentes de que el mundo da muchas vueltas y nunca sabes dónde puede acabar esa foto que le hiciste en un momento de enamoramiento.

 

¿Qué pasa con YouTube?

El conocido sitio de vídeos online no parece peligroso perse. Y es. Hasta que entra en juego el factor humano. Es posible que hayas oído hablar del caso Star Wars Kid. Basta con que busques este término en Google, para que encuentres directamente el vídeo correspondiente en YouTube.

 

La historia es La siguiente: en 2002 un adolescente canadiense de 14 años se filmó a sí mismo en el estudio de su instituto, imitando (con cierta torpeza, si has visto el vídeo) los movimientos de Lucha de un Jedi con una pértiga de recuperar pelotas de golf. Dejó La cinta olvidada en la cámara y esta fue encontrada por un compañero de clase que la encontró divertida. La digitalizó y La compartió en Kazaa, una red de intercambio de ficheros. En poco tiempo el vídeo se convirtió en uno de Los más vistos en Internet y hasta la fecha se estima que ha sido visualizado más de 900 millones de veces.

 

¿Cuál es el problema? Que una cosa es hacer el bobo en privado o delante de cuatro amigos y que se rían de ti y otra cosa es que seas el hazmerreír de 900 millones de personas. El adolescente ha recibido tratamiento psiquiátrico y aún hoy le persigue su "pequeña actuación privada" en muchos sitios de Internet. El vídeo ha sido retocado y parodiado no sólo por decenas de usuarios anónimos, sino también por series como South Park e incluso videojuegos (Tony Hawk´s Underground).

 

Blogs y foros

También los blogs y foros son bue­nos almacenes de datos personales. Las historias escritas en blogs o fo­ros pueden permanecer allí durante décadas. Y como Los hilos de conversación se van expandiendo con el tiempo, resulta fácil Localizar datos personales de los participantes en la charla, simplemente echando para atrás el tiempo suficiente y consultando mensajes antiguos del hilo.

 

Un ejemplo reciente: en un foro dedicado a cierta marca de joyería y bisutería La mayoría de las participantes tienen entre 20 y 30 años y se intercambian opiniones y fotos sobre sus últimas adquisiciones. Como llevan tiempo en el mismo foro, ya se conocen y añaden numerosos detalles personales a Los diversos hilos de conversación. Hasta que, hace pocos meses, una de Las participantes por casualidad se encontró con un "anti-foro" al suyo, en el que los participantes se mo­faban abiertamente de ellas y sus conversaciones, reproduciendo amplios segmentos de las mismas (recortados de la web original) y comentándolos profusamente con acidez. Y la visitante se dio cuenta con pavor de que no sólo se reían de ellas, sino que tenían sus números de teléfono, direcciones postales y de e-mail, etc. coleccionados de entre los cientos de mensajes de los últimos meses. La moraleja de esto es que tu foro "privado" con tus amigos y amigas, tiene algunas limitaciones. Cualquiera puede verlo, aunque no participe activamente. Y nunca sabes qué intenciones puede tener ese "cualquiera".

 

Otro caso: en septiembre de 2006 Jason Fortuny, un diseñador gráfico de Seattle, se hizo pasar por una mujer y colocó un anuncio en Craigslist (www.craigslist.org, un sitio de anuncios clasificados muy popular) buscando encuentros sexuales esporádicos con hombres. Al cabo de unos días, Fortuny expuso las 178 respuestas que obtuvo en el sitio web Enciclopaedia Dramática (enciclopaediadramatica.com, un wiki), incluidas las fotos y los detalles personales de contacto de cada uno de los "candidatos". Arruinando así la vida de muchos de ellos.

 

Por tanto, siempre cuida Los datos o la información que introduzcas en este tipo de redes sociales, lo mis­mo que haces en tu día a día.

 

Privacidad vs. seguridad

La privacidad y la seguridad no son lo mismo, pero ambos están ciertamente relacionados. La falta de seguridad en tu PC puede con­ducir a que tu información personal abandone el ordenador sin tu conocimiento, lo que supone un problema para tu privacidad. Pero mucho más importante es el camino al revés, en donde una indiscreción o exceso de confianza online pueden afectar a tu seguridad personal o financiera (como ofrecer números de teléfono, de tarjetas de crédito o cuentas bancarias). Un buen cortafuegos, antivirus y algo de cautela bien empleada mantendrán tanto tu privacidad como tu seguridad en buen estado.