ISLAM Y AL-ANDALUS

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

En islamyal-andalus.es usamos cookies

Islamyal-andalus.es utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web. Estamos haciendo todo lo posible por facilitar el uso de dichas cookies, así como su gestión y control al utilizar nuestros servicios.

¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños archivos de texto que se almacenan en el dispositivo del usuario de Internet al visitar una página web. Es el operador del sitio web el que determina qué tipo de información contiene dicha cookie y cuál es su propósito, pudiendo además ser utilizada por el servidor web cada vez que visite dicha web. Se utilizan las cookies para ahorrar tiempo y hacer la experiencia de navegación web mucho más eficiente. No obstante, pueden ser usadas con varios propósitos diferentes que van desde recordar la información de inicio de sesión o lo que contiene su pedido de compra.

Existen una gran cantidad de guías en las que se explica lo que son las cookies, y para qué se utilizan. Pro nuestra parte, les explicaremos cómo afectan estas cookies a la página web de webexpertia, pero en el caso de que necesite más información al respecto, eche un vistazo a estas páginas:

¿Cómo utiliza webexpertia las cookies?

webexpertia tan solo utilizará las cookies que Usted nos deje utilizar. Podrá controlar sus cookies a través de su navegador. Podrá encontrar más información al respecto más adelante. Hemos utilizado algunas de las guías existentes para clasificar las cookies que usamos en varios grupos:

  1. Cookies de Rendimiento
  2. Cookies Funcionales
  3. Cookies de Marketing

A continuación encontrará más información sobre cada uno de estos tipos de cookies.

1. Cookies de Rendimiento

Se trata de cookies que recogen información sobre cómo utiliza el sitio web (por ejemplo, las páginas que visita o si se produce algún error) y que también ayudan a webexpertia a la localización y solución de problemas del sitio web. Toda la información recogida en las mismas es totalmente anónima y nos ayuda a entender cómo funciona nuestro sitio, realizando las mejoras oportunas para facilitar su navegación.

Dichas cookies permitirán:

  • Que Usted navegue por el sitio
  • Que webexpertia recompile información sobre cómo utiliza Usted la página web, para así entender la usabilidad del sitio, y ayudarnos a implementar las mejoras necesarias. Estas cookies no recogerán ninguna información sobre Usted que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de sus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.

2. Cookies Funcionales

Nuestro propósito con estas cookies no es otro que mejorar la experiencia de los usuarios de webexpertia. Podrá rechazar en cualquier momento el uso de dichas cookies. webexpertia utiliza estas cookies para recordar ciertos parámetros de configuración o para proporcionar ciertos servicios o mensajes que pueden llegar a mejorar su experiencia en nuestro sitio. Por ejemplo, recuerdan el país o el idioma que ha seleccionado al visitar las páginas, y no se utilizan con fines de marketing.

Dichas cookies permitirán:

  • Recordar sus datos de inicio de sesión como cliente al volver a la página

Estas cookies no recogerán ninguna información sobre Usted que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de sus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.

3. Cookies de Marketing

Dichas cookies son gestionadas por terceros, con lo que podrá utilizar las herramientas de éstos para restringir el uso de estas cookies. Algunas de las cookies se utilizan para enlazar a otras páginas web que proporcionan ciertos servicios a webexpertia, como puede ser el caso de Facebook, Twitter o Google. Algunas de estas cookies modificarán los anuncios de otras webs para adaptarlos a sus preferencias.

Estas cookies permitirán:

  • Enlazar con redes sociales
  • Pasar información sobre su visita a la página de webexpertia para adaptar anuncios en otras páginas.

Además de aceptar o rechazar el uso de ciertas cookies a través de la página web de webexpertia, también podrá gestionarlas haciendo uso de la configuración de su navegador.

Aquí tiene una fuente de información sobre cómo llevar a cabo dicho proceso: http://www.allaboutcookies.org/manage-cookies/

Tan solo leeremos o escribiremos cookies acerca de sus preferencias. Aquellas que hayan sido instaladas antes de modificar la configuración permanecerán en su ordenador y podrá borrarlas haciendo uso de las opciones de configuración de su navegador.

Curiosidades históricas

La Biblioteca de Alejandría fue famosa por ser el mayor archivo del saber de la Antigüedad con unos 700.000 volúmenes todos ellos rollos de papiro escritos a mano

Enviado a islamyal-andalus.org

 

-Los Tres Reyes Magos no se sabe bien si existieron o no. Lo único que se sabe es la referencia del Evangelio de S. Mateo (2, 1), en la que habla de unos magos que llegaron de Oriente para adorar al niño. No se dice que fueran tres ni que fueran reyes. Tradicionalmente se ha creído que fueron tres por los tres regalos que le trajeron (oro, incienso y mirra) y que fueron reyes, quizás porque esos regalos eran propios de tales. Por cierto, la mirra es una resina de una planta arbórea de Arabia y Abisinia muy aromática. Mezclada con vino fue el narcótico que dieron a Jesucristo en la cruz "mas él no lo tomó" (Mc. 15, 23). Los nombres de estos reyes aparecen sólo en algún evangelio apócrifo. La tradición hace que cada 6 de Enero se celebra su día y se hacen regalos a los niños. Esta tradición compite con Santa Claus, que viene de Sanctus Nicolaus refiriéndose a San Nicolás de Bari un monje del siglo IV patrón de los escolares por atribuírsele la resurrección de tres niños cuya carne quería vender un carnicero asesino. En el siglo XVI, la Reforma protestante hizo sustituir esta figura por Father Christmas en Gran Bretaña o Papa Noël en Francia.

 

-La Biblioteca de Alejandría fue famosa por ser el mayor archivo del saber de la Antigüedad con unos 700.000 volúmenes todos ellos rollos de papiro escritos a mano, que contenían prácticamente todo el saber de la Antigüedad. Entre sus eruditos se encontraban Eratóstenes (¿284-192? a.C.), Euclides (siglo III a.C.) cuyos textos de geometría son aún hoy estudiados, Arquímedes (287-212 a.C.) el mayor genio mecánico de la antigüedad, Galeno (con obras clásicas sobre anatomía humana) y Tolomeo, y estudiaban el Cosmos, Física, Filosofía, Biología... en 10 grandes salas de investigación decoradas con mármol taraceado, fuentes, estanques, frescos de dioses o reyes... La Biblioteca incluía un zoo, salas de disección, un observatorio y un comedor donde los sabios y discípulos se entregaban a largas discusiones. Para reunir este inmenso archivo los Tolomeos se dedicaron a adquirir todos los libros griegos y la mayoría de las obras de Persia, África, Israel, la India y otras partes del Mundo. Además, mandaban registrar todos los navíos que llegaban al puerto en busca de papiros, los cuales eran copiados y devueltos a su propietario. Incluso llegaban a mandar emisarios a lejanas tierras en busca de escritos de cualquier cultura. Tras la entrada triunfal de César en la ciudad (48 a.C.), la famosa Biblioteca de Alejandría fue quemada, destruyendo una gran parte. Tras varios incendios y saqueos la Biblioteca quedó prácticamente destruida desde el 391 y sus restos fueron aniquilados definitivamente tras el asesinato de Hipatia (370-415), una bella mujer que se convirtió en el último científico que trabajó en la gran Biblioteca. Hipatia nació en Alejandría y era matemática, física, astrónoma y jefe de la escuela neoplatónica. Su espíritu libre le llevaba a rechazar todas sus múltiples proposiciones matrimoniales. En la época de Hipatia, Alejandría estaba sumida en grandes tensiones y Cirilo, arzobispo de Constantinopla, detestaba a Hipatia por su amistad con el gobernador romano y porque simbolizaba la libertad de pensamiento. Finalmente, una horda de cristianos, seguidores de Cirilo, la desolló viva, arrancándole la carne de los huesos con conchas marinas y quemando sus restos y sus obras. Cirilo fue proclamado santo. El remate de la Biblioteca lo supuso la toma de Alejandría en el año 641 por las tropas árabes del califa Omar (581-664). Se cuenta que quemaron sus manuscritos durante seis meses para mantener el fuego de los baños públicos.

 

La Biblioteca murió pero no murió todo el conocimiento que llegó a encerrar y como dice Carl Sagan, famoso astrónomo autor de Cosmos, aún estamos construyendo sobre las bases que establecieron los sabios de la Biblioteca. Por ejemplo, Eratóstenes calculó con precisión el tamaño de la Tierra y afirmó que se podía viajar a la India navegando hacia el Oeste. Aristarco ya afirmaba que la Tierra era sólo uno de los planetas que giraba en torno al Sol. Entre las obras que desaparecieron de la Biblioteca están la historia universal del sacerdote babilonio Beroso que narraba, en uno de los volúmenes, los hechos desde la Creación hasta el Diluvio. De las más de 120 obras de Sófocles que había en la Biblioteca, sólo sobrevivieron 7 (entre ellas Edipo Rey). Cifras parecidas pueden aplicarse a las obras de Esquilo y Eurípides. Actualmente se está construyendo una nueva biblioteca sobre la antigua con un diseño futurista del arquitecto noruego Snohetta: Un cono truncado de 160 metros de diámetro con techo de cristal y 10 plantas escalonadas.

 

-La guitarra tiene un origen incierto pero parece claro que su origen se debe al percatarse del sonido de la cuerda de un arco tensado al disparar una flecha. En cualquier caso, los asirios, en el siglo VII a.C., ya tocaban un instrumento parecido, conocido con el nombre griego de kithara (la cítara romana) con sólo 4 cuerdas. El pueblo judío también lo usó en su largo deambular por el desierto. A la Península Ibérica llegó por dos corrientes: La cítara romana (de origen asirio y griego), que llegó antes de establecerse la cultura Islámica y el laúd asirio que llegó a la Península Ibérica con la arabización. Estas dos corrientes originaron 2 guitarras, la guitarra latina y la guitarra morisca, y así aparecen en las Cántigas de Alfonso X el Sabio (Toledo 1221-Sevilla 1284). En la segunda mitad del siglo XVI ya sólo se habla de guitarra española o simplemente guitarra. Entre otros, el escritor Félix Lope de Vega (Madrid 1562-Madrid 1635), atribuye en La Dorotea a Vicente Espinel (Ronda 1550-Madrid 1624) la adición de una quinta cuerda, la más aguda de todas, el Mi agudo, también llamada "prima". También se le atribuye a Espinel el sistema de afinación. Posteriormente se incorporó la sexta y definitiva cuerda, el Mi grave, llamado "bordón". En el siglo XIX las composiciones de Fernando Sors y Francisco Tárrega la elevaron a la máxima categoría del mundo instrumental y en el siglo XX, mientras se consolidaba como alma de la música flamenca, se hacía un instrumento habitual en los conciertos de música clásica, con concertistas como Andrés Segovia, Regino Sainz de Maza y Narciso Yepes. Es mítico y de extraordinaria belleza el "Concierto de Aranjuez" (1939) para guitarra y orquesta del maestro Joaquín Rodrigo (1901-1999), el cual quedó ciego a los 5 años por una enfermedad. Además, los constructores de guitarras españolas han tenido fama desde siempre y siguen teniéndola como los mejores guitarreros del mundo, capaces de encajar las 6000 piezas de las que consta cada guitarra y conseguir instrumentos que son auténticas obras de arte.

 

Por otro lado, la guitarra eléctrica nació en 1932 de la mano de Adolfo Rickenbacker con una guitarra electroacústica basada en la guitarra española. En la guitarra eléctrica las vibraciones son captadas por electromagnetos, llevadas a un amplificador y emitidas por un altavoz. El sonido de una guitarra eléctrica puede ser fácilmente distorsionado produciendo sonidos tan bellos como dispares.

 

-La primera moneda conocida fue el Estatero, que fue usada en el siglo VII a.C. en Lidia, según Herodoto, una región de Asia Menor entre Misia, Caria, Frigia y el mar Egeo. Su invención se atribuye al rey Jijes y eran ovaladas, de piedra y con una tortuga grabada. Hasta la moneda más moderna, el Euro, nacida como unidad monetaria de 11 países europeos han circulado muchas monedas. Un muy breve resumen de su cronología podría ser el siguiente:

  1. Estatero (Lidia, siglo VII a.C.): De piedra, ovaladas y con una tortuga.

  2. Dracma (Grecia, siglos VI-V a.C.): Mucho más ornamentadas que el estatero, tenían mochuelos, lobos, grifos...

  3. As (Fenicios): Eran de bronce con motivos marinos (delfines, atunes...) y fueron acuñadas, por ejemplo, en Sexi (Almuñecar), Abdera (Adra), Iliberis (Granada) y Acci (Guadix). Con esta moneda pagó Anibal a sus soldados durante su conquista de Roma.

  4. Denario (Roma, siglo V d.C.): Fue la unidad monetaria del imperio romano, aunque convivió con el sestercio de bronce y el denario de oro. De esta moneda (dinarius) proviene la palabra dinero. Posiblemente fue la moneda en la que cobró Judas por vender a su maestro Jesús, las famosas 30 monedas.

  5. Dirhan (Imperio islámico, siglo VI d.C.): Convivieron con monedas romanas y godas. Muchas fueron acuñadas en Córdoba aunque también se acuñaron en Almería, Baza y Granada.

  6. Excelente (España, siglo XV): Con el reinado de los Reyes Católicos surgieron otras monedas como el maravedí (de origen morisco), aunque la más importante fue el excelente de oro, acuñado en Granada, entre otros lugares. Otra moneda del momento fue el real de plata.

  7. Centén (España, siglos XVI-XVII): Los Austrias alteraron a menudo el valor de la moneda para evitar la exportación. Convivió con otras monedas pero el centén de oro es, según muchos numismáticos, la moneda reina.

  8. Onza (España, siglo XVIII): Los Borbones continúan con el sistema monetario de los Austrias, aunque de esa época destaca especialmente la onza (320 reales).

  9. Peseta (España, siglos XIX-XXI): Las primeras fueron acuñadas en Barcelona, y en 1869 se convirtió en la unidad monetaria de España, para eliminar los problemas derivados de la existencia de múltiples monedas (escudos, reales, maravedíes y multitud de múltiplos y submúltiplos). La palabra "peceta", diminutivo de "peça" (pieza) se usaba en Cataluña para la moneda de dos reales de plata. Estas monedas inundaron el mercado castellano y se populariza la palabra "peseta", escrita tal y como sonaba la pronunciación catalana. Tras las primeras acuñadas por el "Gobierno Provisional" en 1869, se acuñaron otras en oro y plata bajo los reinados de Amadeo I, Alfonso XII y Alfonso XIII, y también en la II República. Bajo el Gobierno del General Franco (1939-1975) se acuñaron también monedas con su efigie, que fue sustituida por la del Rey Juan Carlos I a partir de 1975 y hasta el 30 de Junio del 2002, fecha en la que empiezan a circular los Euros. En España fue muy popular la denominación de "duro" para la moneda de 5 pesetas.

  10. Euro (Europa, siglo XXI): Su nacimiento fue el 1 de Enero de 1999 para operaciones financieras, aunque de forma física su puesta en circulación se retrasa hasta el 2002, año en el que desaparecen las monedas anteriores de los países europeos integrados en la UME (Unidad Monetaria Europea): España (peseta), Alemania (marco), Francia (franco), Luxemburgo (franco), Italia (Lira), Austria (schilling), Bélgica (franco), Finlandia (markka), Irlanda (punt), Holanda (dutch guilder) y Portugal (escudo).