Categoría: Ramadán Mubarak

Ayunar en el mes de Ramadan es obligatorio para todo musulmán adulto. La palabra árabe “sawm” es usada con el significado de ayunar. Esta palabra, cuyo plural es “siyam”, literalmente significa abstenerse, pero en el sentido islámico significa abstenerse de comida, bebida y actividad sexual desde el amanecer hasta el anochecer. Allah (s.w.t.) dice en el Corán en la sura Al-Baqarah (2:183):


 

“Oh, vosotros que creéis, el siyam os es prescrito tal como fue prescrito a aquellos que fueron antes que vosotros, de manera que seáis capaces de guardar la abstención”

 

La importancia del Siyam en Ramadán se ve claramente reflejada en diversos dichos del Profeta (s.a.s.). Abu Hurairah nos informó que el Profeta (s.a.s.) dijo:

 

“Aquel que ayune durante Ramadán con Imán y busque la recompensa de Allah, verá sus faltas pasadas perdonadas; el que haga salat durante la noche en Ramadán con Imán y busque su recompensa en Allah tendrá sus faltas pasadas perdonadas; y aquél que pase Lailat al-Qadr haciendo salat con Imán y busque su recompensa en Allah, tendrá sus faltas pasadas perdonadas” (Bujari y Muslim).

 

Ayunar en Ramadán es una práctica realizada por los musulmanes de todo el mundo. El aspecto más significativo del Siyam es el desarrollo de la conciencia de Allah (s.w.t.) (Taqwa) en el corazón y en el alma del musulmán que ayuna. Debemos abstenernos de actitudes y comportamientos inmorales. Abstenerse de la comida, bebida y otros aspectos del ayuno es esencial durante Ramadán, pero no es suficiente. Se dijo que el Profeta (s.a.s.) dijo lo siguiente:

 

“Si uno no abandona la falsedad en sus palabras y actos, Allah no necesita de él que deje de comer o beber” (Al Bujari).

 

¿Quién está exento del Sawm?

 

Ayunar es obligatorio para todo musulmán que esté en su juicio, que sea adulto, capaz y que tenga hogar. Se puede aplicar la exención en los siguientes casos:

 

  1. A los locos
  2. A los niños que no han entrado en la adolescencia.
  3. A los ancianos y a los enfermos crónicos para quienes el ayuno pueda resultar perjudicial; a tales personas se les requiere alimentar al menos a una persona pobre cada día de Ramadán que no hayan podido realizar ellos.
  4. Las mujeres embarazadas y en período de lactancia pueden posponer su ayuno para una ocasión posterior.
  5. Los enfermos y los viajeros también pueden aplazar su ayuno. Allah (s.w.t.) dice en el Corán: “Pero si alguien está enfermo o de viaje, el periodo prescrito puede aplazarse a días posteriores. Allah siempre intenta facilitarte todo; no quiere ponerte dificultades” (Al-Baqarah)
  6. Las mujeres en periodo de menstruación o en el periodo posparto. Ayunar en estos periodos está prohibido y se debería recuperar posteriormente. Día por día.

 

 

 

Duración del Sawm

 

El ayuno comienza en Ramadán cada día al amanecer, que es también la hora del salat Fajr; y termina a la caída del sol que coincide con el salat Maghrib.

 

Validez del ayuno.

 

Su validez depende de lo siguiente:

 

 

 

  1. Abstenerse de alimentos, líquidos y actividad sexual desde el amanecer hasta el anochecer.
  2. La intención de ayunar debe hacerse cada día antes del amanecer. La intención (niyyah) puede ser expresada durante la noche, antes de ir a dormir o también en el momento del Suhur antes del amanecer. El Suhur es la comida que se realiza antes del amanecer y que se debería hacer tan cerca del Fajr como sea posible. El Profeta (s.a.s.) dijo: “Apurad el Suhur, ya que hay bendición en el Suhur” (Bujari y Muslim).

 

Es muy recomendable romper el ayuno tan pronto como sea posible después de la caída del sol, con la llamada al Salat Maghrib. Romper el ayuno con dátiles y agua es una tradición que proviene del Profeta (s.a.s.). Veamos una de las Du’as al romper el ayuno:

 

“Allahumma laka sumtu wa’ala ridhqika aftartu” (¡Oh, Allah! Por Ti ayuné y con tus dones rompo mi ayuno)

 

Las cosas que invalidan el ayuno son de dos tipos. Las del primer tipo requieren “Qada” (sólo recuperar los días perdidos), las otras no solamente requieren “Qada” si no también “Kaffarah” .

 

Las que requieren solamente “Qada” son las siguientes:

 

  1. Comer o beber intencionadamente. Esto incluye todos los alimentos, aunque estos no sean nutritivos.
  2. Provocarse el vómito intencionadamente.
  3. El comienzo de la menstruación o el sangrado posparto incluso aunque sea en el último momento antes de la caída del sol.
  4. La eyaculación por razones que no sean debidas a la relación sexual.
  5. Tener la intención de romper el ayuno antes de la caída del sol aunque después se cambie de opinión, ya que la intención es uno de los prerrequisitos de la validez del ayuno.
  6. Comer, beber o tener relaciones sexuales después de amanecer pensando que el amanecer aún no ha llegado, igualmente realizar estos actos antes del Maghrib pensando equivocadamente que ha llegado el momento.

 

Lo que  además de “Qada” requiere también “Kaffarah” es:

 

Mantener relaciones sexuales durante el periodo de ayuno, entre el Fajr y el Maghrib. La penitencia impuesta es ayunar un periodo de sesenta días seguidos. Si no se puede hacer esto, entonces debe dar una comida a sesenta personas pobres.

 

¿Qué no invalida el ayuno?

 

  1. Si alguien que está ayunando come o bebe por que ha tenido un despiste o ha olvidado que está ayunando, debería completar ese día de ayuno sin perderlo, ya que es Allah (s.w.t.) quien lo ha alimentado o le ha dado de beber. (Hadiz recogido por Muslim)
  2. El vómito no intencionado.
  3. Tragar cosas que no es posible evitar, como la saliva, el polvo de la calle o el humo.
  4. Cepillarse los dientes, siempre que cuidemos el no ingerir agua o la pasta dentifrica.
  5. Las inyecciones intramusculares o las intravenosas cuando sean de uso médico exclusivamente y no con finalidad de aportar alimentación.

 

Ruptura del ayuno bajo condiciones excepcionales.

 

A los musulmanes se les permite romper el ayuno de Ramadán cuando hay peligro para su salud. En esta situación el musulmán debería posponer su ayuno para otro momento durante el año.