Categoría: Ramadán Mubarak

El Lailatul-Qadr es la noche más bendita. La persona que la pierde ha perdido una gran cantidad de bienes. Si un musulmán es celoso en obedecer a su Señor y aumentar los hechos buenos en su registro, debe esforzarse por encontrar esta noche y pasarla en el recuerdo Allah y obediencia. Si lo consigue, todas sus faltas anteriores se Borrarán.

Shekh Mohammad Nasir-ud-Din al-Albani

Realizar el Qiyaam

Se recomienda hacer Qiyaam durante las noches en que podía ser Lailatul-Qadr. Esto se indica en muchos hadices:

Abu Tharr (raa) cuenta:

"Nosotros ayunamos con el Mensajero de Allah (s.a.s.) en Ramadán. Él no nos llevó (el qiyaam) en absoluto hasta que quedaron siete noches de Ramadán. Entonces él permaneció esa  primera noche con nosotros en Qiyaam hasta que una tercera parte de la noche hubo pasado. No hizo Salat con nosotros en la sexta noche. En la quinta noche, lo hizo hasta que la mitad de la noche había pasado. Así que nosotros dijimos, “¡Mensajero de Allah! ¿no harás Salat con nosotros la noche entera?”

Él contestó:  “Todo aquel que permanezca haciendo Salat con el Imam (Aquel musulmán que se pone al frente del salat) hasta que éste acabe, tendrá el mismo valor que si hubiese pasado la noche entera en Salat.” (Citado por Ibn Abi Shaybah, Abu Dawud, At-Tirmithi, An-Nasa'i, Ibn Majah, At-Tahawi).

Abu Hurayrah (r.a.a.) narró que el Mensajero (s.a.s.) dijo:

"Todo aquel que permanezca en qiyaam en Lailatul-Qadr con Imán (Facultad del corazón de intuir a Allah y abandonarse a Él) y con la esperanza de la recompensa de Allah, tendrá todas sus faltas anteriores borradas."

 

Hacer súplica.

También se recomendaba hacer súplica extensa en esta noche. A’ishah (radiallahu anha) contaba que ella le preguntó al Mensajero de Allah (s.a.s.): “Oh Mensajero de Allah! Si supiera qué noche es Lailatul-Qadr, qué debería decir durante ella? “Ý él le contestó que dijera:

¡Allahumma innaka ‘afuwwun tuh-ibbul ‘afwa fa ‘fu ‘anni” (Oh Allah! Tú perdonas, y  amas el perdón. Así que perdóname." (Narrado por Ahmed, Ibn Majah, y At-Tirmithi.

Abandonar los placeres mundanos por la práctica de la Ibada.

Se recomienda pasar más tiempo en Salat durante las noches en que es probable que sea Lailatul-Qadr. Esto requiere abandonar muchos placeres mundanos para asegurarse que el tiempo y  los pensamientos  se dirigen solamente  a Allah. A’ishah (radiallahu anha) informó:

"Durante los últimos diez días, el Profeta (s.a.s.) reforzó su izaar (es decir, se apartó de sus esposas para tener más tiempo para la práctica del Din), pasaba la noche entera despierto (en Salat), y despertaba a su familia."

También dijo:

“El Mensajero de Allah (s.a.s.) pasaba más tiempo en Salat en los últimos diez días que en cualquiera de las otras noches que en otras noches."